Aborto legal: empezó de nuevo el «poroteo» en el Congreso

29 octubre, 2020

Desde el sector “verde”  advierten que el período de sesiones ordinarias termina el 30 de noviembre. Algunos referentes del bloque oficialista dan por descontado que el Gobierno convocará a extraordinarias. Mientras tanto, ambos espacios empiezan a sacar cuentas. El papel del Presidente y los gobernadores.

Mujeres de todo el país realizaron el miércoles por la tarde una “sentada” para reclamar a los legisladores nacionales el tratamiento urgente del proyecto que garantice el aborto, legal, seguro y gratuito. Advirtieron que “no es lo mismo debatir la iniciativa en diciembre” que en un año electoral, ante la inminencia del cierre del año parlamentario.

Con respecto a los plazos para debatir el proyecto en el recinto, dijeron que “las comisiones tienen hasta el 20 de noviembre para emitir dictamen”. «Por experiencia sabemos que en los años electorales del aborto no se habla”,expresó Yamila Picasso, miembro de la Campaña Nacional.

El escenario en ambas cámaras es ajustado, pero más aun en el Senado. En Diputados los pañuelo verde son más que los celestes, aunque los indecisos también jugarán un rol importante en la definición. En la Cámara alta el panorama es distinto. La trasversalidad, a favor y en contra, dentro de cada bloque, demarca un escenario más complicado.

El Frente de Todos tiene una cómoda mayoría, sin embargo, dentro del espacio hay senadores que rechazan la iniciativa. El propio titular de la bancada, José Mayans, fue una de las voces que más se opuso en 2018. Igualmente, los más optimistas dan por descontado que el apoyo de Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa será clave para generar las ausencias y las abstenciones necesarias a la hora de la votación, como sucedió en la sanción del matrimonio igualitario.

Si se hace un repaso de los senadores que votaron en aquella sesión de 2018, aún ocupan bancas 20 que votaron a favor del proyecto y 29 que lo hicieron en contra.

La neuquina Lucila Crexell, que renovó su mandato por otros seis años, aquella vez se abstuvo. Por ahora, ratifica su indecisión. La puntana María Eugenia Catalfamo, con mandato vigente, estuvo ausente debido a que estaba de licencia por embarazo, aunque se había manifestado a favor del aborto. Catalfamo, así, sumaría un voto más a los “verdes”.

El tucumano José Alperovich, quien hace dos años votó en contra, se encuentra de licencia y nada indica que vaya a regresar en el corto ni en el mediano plazo. Así, el sector que votó en contra aquella vez solo conservaría 28 votos.

Hay otros 21 senadores nuevos que no participaron de aquella sesión. No está claro el voto de todos, como por ejemplo el santafesino Roberto Mirabella, quien reemplazó al hoy gobernador de Santa Fe Omar Perotti, quien en 2018 se había abstenido.

Entre los asumidos en diciembre hay algunos que se sabe que votarán en contra -por ejemplo los santiagueños Claudia Ledesma y José Neder, el radical fueguino Pablo Blanco, el peronista chaqueño Antonio Rodas- y otros a favor, como los cristinistas Oscar Parrilli y Silvia Sapag, el rionegrino Alberto Weretilneck y los integrantes de La Cámpora.

Silvina García Larraburu, senadora del Frente de Todos por Río Negro, votó en contra en 2018, aunque el bloque Unidad Ciudadana que entonces integraba había anunciado que acompañaría la iniciativa de aborto legal.

DOS POSTURAS DENTRO DEL SECTOR “VERDE”

Dentro de los sectores que están a favor hay dos posturas claras. Una que quiere debatir y aprobar el proyecto sí o sí antes de fin de año, y otra que busca que se trate pero votarlo sin urgencia, con los votos asegurados. En tanto, los sectores que se oponen a la legalización dicen, por un lado, que «no es momento de debatir este tema que genera divisiones» y, por otro, el clásico eslogan antiderecho: «hay que salvar las dos vidas».

 

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA