La Argentina de los vivos: despidos en medio de la pandemia

30 marzo, 2020

Nadie se salva solo”, se escuchó nuevamente por cadena nacional. No hay lugar para las especulaciones. El Gobierno hace malabares con lo que tiene y con lo que puede en materia económica. Mientras tanto, Paolo Rocca de Techint despide 1450 trabajadores.

Por Franco Pistone.

La extensión de la cuarentena hasta el 13 de abril ya tiene la firma de Alberto Fernández que, luego de determinarlo en una videoconferencia junto a los gobernadores, salió a comunicarlo oficialmente pasadas las 22 por cadena nacional. El balance del presidente fue positivo. “Nadie se salva solo”, se convirtió en su frase de cabecera. Un 90% de la población acató el aislamiento. Pero, entre líneas, la crítica a un sector irresponsable del empresariado argentino estuvo a la orden del día.

Teléfono para Paolo Rocca, el presidente de la empresa constructora Techint, que el viernes pasado despidió a 1450 personas en medio de una pandemia mundial y la consecuente cuarentena obligatoria. Según la revista Forbes edición 2019, el empresario figura como el argentino más rico con una fortuna de U$S 8.000 millones.

Además, su compañía figura en los famosos cuadernos de Centeno. En esa misma causa, el ex director de Administración de la empresa, Héctor Zavaleta, declaró como arrepentido en agosto de 2018 y admitió haber entregado personalmente un total de coimas de entre 15 y 20 millones de pesos diez años antes. El periodista y economista Alejandro Bercovich advirtió en Twitter: “Eran unos U$S 6 millones. Con eso (Rocca) hoy podría pagar 16 quincenas a los 1.500 obreros que anunció que despedirá”.

Frente a versiones que indican que los despidos de Techint son una jugada del multimillonario para conseguir más beneficios, Alberto Fernández, que ya alcanza una inédita imagen positiva del 93%, aseguró ayer por cadena nacional que va ser “inflexible” con los que echen empleados y dejen desamparadas a las personas.  El mandatario aclaró que no siempre se trata perder dinero, sino que en muchas ocasiones es soportar una merma en las ganancias. En este sentido, lanzó: “Bueno muchachos, llegó la hora de ganar menos”.

El Papa Francisco también se manifestó en sintonía. “El ‘sálvese quién pueda no es solución’. Una empresa que despide para salvarse, no es una solución”, afirmó el Pontífice.

Lo sorprendente de la decisión de la constructora tiene que ver también con el contexto. El Gobierno ha destinado, desde el comienzo de la coronacrisis, $ 340 mil millones en alrededor de 30 medidas para ayudar a las empresas. Productores relacionados a actividades esenciales quedaron eximidos de pagar contribuciones patronales; se amplió el Programa de Recuperación Productiva (Repro) que paga una parte de los salarios de los trabajadores; se creó una línea de créditos blandos con tasa diferencial para susodichas empresas.

Sin embargo, Fernández pidió no caer “en el falso dilema de: Salud o Economía”. No obstante, aseguró: “De la economía se vuelve, de las muertes no se vuelve más”.

Las PyMEs son quienes menos tienen capacidad de resistir a la paralización de la economía. Según un informe de la JP Morgan, una pequeña o mediana empresa aguanta en promedio 27 días sin ingresos. Ya pasaron 10. Sin embargo, a quien no le tembló el pulso para dejar a 1.500 familias en la calle fue a Paolo Rocca, cuya compañía genera unos ingresos anuales de U$S 25.000 millones.

Hoy, nuevamente, el presidente le habló al presidente de Techint de forma indirecta: «Has ganado tanta plata en tu vida, tenés una fortuna que te pone entre los más millonarios del mundo. Hermano, esta vez colaborá, y hacelo con los que hicieron grande a tu empresa, con los trabajadores».

 

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA