Tras la derrota, comenzaron los quiebres en el peronismo de San Miguel

5 noviembre, 2019

Luego de un importante proceso de unidad que tuvo como referente al concejal y ex candidato a intendente, Franco La Porta, los malos resultados electorales vuelven a diseminar a la mítica fuerza en el distrito. En el Concejo Deliberante, se partió el bloque opositor.

La histórica unidad del peronismo no fue suficiente en San Miguel para poner fin al poderío de Joaquín De la Torre al frente del distrito. Aunque ya no formalmente encabezando el ejecutivo municipal tras la victoria de su sucesor, Jaime Méndez, el mismo proyecto político irá por los 16 años de gestión.

Tras varios meses de negociaciones, en un acontecimiento histórico, los sectores del PJ que lideraban Franco La Porta, Bruno Baschetti, Juanjo Castro y Humberto Fernández habían apostado -en línea con el ámbito nacional y provincial- a la unidad para destronar al gobierno distrital -hoy- alineado en Juntos por el Cambio.

En el denominado «municipio del corte» el sello de la gestión De la Torre-Méndez tuvo su propio peso y réplica con los 18 puntos de distancia que le sacó a La Porta, quien no logró traccionar la buena performance en el conurbano de las boletas de Alberto Fernández y Axel Kicillof.

A partir de una nueva derrota a la intendencia y lo que fue -según él había declarado-  su último intento de ir por el ejecutivo municipal, abre el escenario para que comience a hablarse y diagramarse los primeros pasos de la renovación del peronismo local.

El primer movimiento se dió este martes con la decisión de los concejales Sebastián CáceresMarcela Viguera de conformar un nuevo bloque y alejarse de la conducción de La Porta.

Sucede que el ex candidato a intendente, que estaba en uso de licencia, fue reemplazado hace unos meses por el dirigente de Nuevo Encuentro, Pablo Alarcón.

Aparentemente, ya había un acuerdo de hace dos años en el que este enroque sería hasta 2021. Su no cumplimiento hizo que tanto Cáceres y Viguera no aceptaran el retorno y, nuevamente, la conducción del bloque por parte de La Porta.

De todos modos, la estadía de La Porta en el deliberativo local podría no extenderse hasta 2021. En un breve diálogo con este medio confirmó su retorno pero que en diciembre terminará de resolver su futuro político.

Volviendo a la decisión de separación por parte de Cáceres y Vigueira, cabe destacar que al dirigente del Movimiento Evita se le vence el mandato en diciembre y busca levantar el perfil en el marco de los primeros destellos de la renovación del peronismo local.

En tanto, Viguera, que tiene mandato hasta 2021, será la titular del nuevo bloque Frente de Todos-Partido Justicialista.

Desde el entorno de La Porta, al ser consultados por la maniobra, no se sorprendieron. «Viguera en las redes mostraba la boleta de Alberto y Axel, no la completa», apuntaron.  El propio dirigente también señaló a este medio:«Después del 11 de agosto nunca colaboraron con la campaña. Él (por Cáceres) estuvo trabajando en la campaña (de Mariel Fernández) en Moreno».

En paralelo, el bloque que lidera el ex candidato a intendente podría sufrir más fugas. Por ejemplo la del edil K con mandato hasta el 2021, Bruno Baschetti. En ese caso, Luz Álvez, dirigente que a él responde e ingresará en diciembre al recinto, podría seguir el mismo camino. La incógnita también recae sobre los representantes que Juanjo Castro y Humberto Fernández tendrán en el futuro HCD: Juan Manuel Castro y Carmen Pérez, respectivamente. Con este panorama, en un futuro no muy lejano, su conducción y bloque podrían verse altamente debilitados.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA