Trotta y Acuña: no hubo acuerdo para el regreso de 6500 alumnos a las aulas

21 septiembre, 2020

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, se reunió con su par de la Ciudad, Soledad Acuña, para definir una respuesta para aquellos estudiantes que durante la pandemia no tuvieron ni tienen garantizado el acceso a la conectividad. Los detalles del encuentro.

Hace semanas que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires puja por flexibilizar algunas actividades en particular, una de ellas es el regreso a las aulas. La secretaria de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, ya había propuesto abrir las salas de informática de más de 400 escuelas para que los estudiantes pudieran ir y utilizar las computadoras. Son 6.500 los niños y niñas que no tuvieron contacto con sus maestros en todos los meses de cuarentena.

La confrontación con su par de Nación, Nicolás Trotta, se hizo evidente en las previas de cada uno de los últimos anuncios de extensión. Hoy, antes de la reunión en donde también estuvieron presentes Ginés Gonzáles García y Fernán Quirós, el ministro manifestó: “Esto no es escuela si o escuela no. No es una cuestión de deseo. Es una cuestión de ser conscientes de que estamos cuidando a nuestros niños y niñas. Las escuelas no son bares ni restaurantes. Hay que pensar en Salud y no en Marketing”.

«Finalmente nos autorizaron a que esos 6500 chicos puedan retomar el contacto con sus docentes, pero no será en las plazas ni en las salas de informática, sino en los patios de las escuelas», confirmaron desde la Ciudad.

Los ánimos venían un tanto caldeados en los días previos, el funcionario nacional había señalado este fin de semana la falta del listado completo de alumnos de la CABA que no tienen conexión a internet ni equipamiento para clases virtuales. Sin embargo, en los minutos siguientes a la reunión, trascendió un principio de acuerdo. «Finalmente nos autorizaron a que esos 6500 chicos puedan retomar el contacto con sus docentes, pero no será en las plazas ni en las salas de informática, sino en los patios de las escuelas», confirmaron desde la Ciudad. Así, la propuesta de dar las clases en calles y lugares públicos fue descartada.

«No resuelve la cuestión educativa estar dos veces por semana en una plaza», Trotta.

No obstante, el ministro de Educación de la Nación salió a desmentir los dichos de su colega. «No hubo acuerdo«, sostuvo. Además, aclaró que se llegó a definir «una agenda de trabajo» aunque señaló que «en ningún momento se planteó que los chicos pueden volver a las plazas o patios de las escuelas». Asimismo, el funcionario afirmó después del encuentro: «No resuelve la cuestión educativa estar dos veces por semana en una plaza».

Las razones que Trotta argumentaba para frenar el regreso parcial a clases tenían que ver con que no estaban dadas las condiciones epidemiológicas en la Capital Federal. Según comunicó ayer, a través de su cuenta de Twitter, el objetivo de la reunión fue el de acordar un indicador objetivo en base al estatus sanitario de la Ciudad para definir el momento propicio de regreso a la actividad presencial.

«Desde Educación promovemos el regreso a las escuelas, pero siendo conscientes que se debe priorizar el cuidado de la salud de niñas, niños, adolescentes, docentes, auxiliares y directivos. Se debe tener la certeza de no exponer a nuestra comunidad a un riesgo innecesario», explicó el ministro.

El nuevo protocolo presentado por el Gobierno porteño, y que analizarán en conjunto con las autoridades nacionales, se centra en tres aspectos: apoyo escolar y talleres de lectura en el espacio público; la escuela en la calle y espacios evaluativos para el nivel superior, y la asistencia educativa a esos 6500 alumnos que quedaron fuera del sistema virtual por distintos motivos.

Comentarios

comentarios