Pablo Ramos, presidente del Concejo deliberante de Escobar: "ANSES se convirtió en una oscura oficina burocrática"

29 marzo, 2017

Pablo Ramos, presidente del Concejo Deliberante de Escobar, responde a la solicitada firmada por Mauricio Fuente, jefe de ANSES del distrito, en donde acusa a la Municipalidad y a la Secretaría de Salud de no trabajar de la forma correcta.

Pablo Ramos, presidente del Concejo Deliberante de Escobar

Llama poderosamente la atención la solicitada firmada por el jefe de ANSES Escobar, Mauricio Fuente, publicada en El Diario de Escobar el 23 de marzo en donde acusa a la Municipalidad y a la secretaría de Salud de no trabajar de la forma correcta y de “jugar” con la necesidad de nuestros vecinos, acusando al municipio de demorar el procedimiento necesario para completar sus trámites en Anses, para luego hacer una gran jornada con papeles “encajonados”.

Llama la atención porque en sus 15 meses de gestión, el jefe de ANSES jamás estableció canales de diálogo y mucho menos líneas de acción para articular el trabajo en conjunto entre la Municipalidad y el organismo de seguridad social en beneficio del bienestar de los escobarenses. Si algo caracteriza a la gestión del intendente Ariel Sujarchuk es su política de generosidad, la que genera que el “gobernar con todos y para todos” deje de ser un slogan y se convierta en una realidad concreta que transforma la calidad de vida cotidiana de las familias de nuestro querido municipio. Sin embargo, en todo este tiempo, la ANSES, con total mezquindad, le dio la espalda a la Municipalidad y, de manera indirecta, a las mayorías populares de todo el partido. Así, un organismo de puertas abiertas con fuerte presencia en el territorio se convirtió en una oscura oficina burocrática.

Llama la atención la acusación contra la secretaría de Salud porque desde que asumimos el gobierno uno de los principales ejes de nuestra gestión fue saldar la deuda en esa asignatura: inauguramos la UDP de Maquinista Savio y el hospital de salud mental y adicciones, estamos construyendo la UDP en Garín, así como iniciamos la remodelación integral de todos los centros municipales y, en una responsabilidad que nos excede porque es de gestión provincial, destinamos fondos municipales para que el Hospital Erill cubra los servicios de guardia, compre insumos y mejore sus condiciones edilicias. Además, descentralizamos prestaciones médicas para alcanzar a más vecinos, dispusimos un tráiler sanitario que durante 2016 realizó 214 operativos y sigue recorriendo los barrios más necesitados, promovemos distintas campañas de vacunación e implementamos programas de oftalmología y odontología en escuelas públicas, centros de desarrollo infantil (CDI), centros de jubilados, entidades sociales y unidades de gestión comunitaria (UGC).

Imaginamos que debe ser desesperante llevar adelante un organismo nacional que recorta jubilaciones, y que junto con PAMI deja sin remedios a nuestros jubilados, sin prestaciones sociales, queriendo convertirlo en una especie de “prepaga”. Una gestión que a través de mentiras, busca tapar la deficiencia del estado nacional para gobernar un país. Esa misma gestión que desde diciembre del 2015 a la actualidad, en lo que respecta a ANSES, no paga los retroactivos del programa Progresar, se quitaron las moratorias para las personas de sexo masculino y solo las extendió para las mujeres. Es decir que a los hombres que no tengan aportes le otorgan una pensión no contributiva que apenas alcanza un 80% del haber mínimo.

Si tanto malestar siente el jefe de la Udai ANSES de Escobar, que pague una solicitada (con dinero de su bolsillo y no utilizando “la plata de los jubilados”) denunciando los atropellos del gobierno de Mauricio Macri contra nuestro pueblo, desesperado por recibir la ayuda de un Estado que gobierna para los ricos y se desentiende de las necesidades y urgencias de los que más lo necesitan.

Esta gestión municipal, que no necesita tocar timbre una vez por mes porque vive y camina el territorio todos los días, conoce el verdadero malestar de los vecinos que piden ayuda porque lo que antes era un derecho, ahora es un milagro.

Esta gestión municipal conoce el verdadero malestar de los trabajadores cuando son despedidos y no saben cómo sostener a su familia con un salario que no le gana a la inflación.

Esta gestión conoce el verdadero malestar de los jubilados que perdieron todos los beneficios y hoy no tienen Argenta, remedios y el haber no les alcanza para pagar los tarifazos en agua, electricidad y gas.

Esta gestión conoce el verdadero malestar de nuestros adultos mayores cuando sufren el destrato de un insensible al frente de un organismo tan importante como ANSES.

Esta gestión conoce el verdadero malestar de nuestro pueblo por las políticas irresponsables de un gobierno que nos lleva otra vez al hambre y la miseria.

Pablo Ramos
Presidente del Concejo Deliberante de Escobar

Comentarios

comentarios