Escándalo de la FIFA: se entregó José Luis Meiszner

10 diciembre, 2015

El ex presidente de Quilmes se presentó junto a sus abogados en el juzgado que tramita su extradición a los EEUU. Eduardo Deluca pidió la exención de prisión.

El caso que investiga una red de corrupción en la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) sumó este miércoles un nuevo detenido argentino. El ex presidente del club Quilmes, José Luis Meiszner, se presentó ante el juzgado que tramita su extradición a los Estados Unidos.

El dirigente de fútbol llegó a los tribunales quince minutos antes de las 9 de la mañana. Se prevé que sus letrados intentarán que su cliente quede en prisión domiciliaria hasta tanto el Poder Judicial defina si será extraditado a Nueva York, donde tramita la causa principal. En una situación similar se encuentran los empresarios Hugo y Mariano Jinkis.

El ex secretario general de la Conmebol cumplirá 70 años en febrero próximo y por eso pediría el mencionado beneficio en su casa en el country de Campos Roca.

Meiszner estaba junto a su abogado Luis Daher, quien señaló: "No está clara la tipificación del delito por el cual se lo imputa. Pediremos la eximición de prisión, trámite que se hace a través de Cancillería argentina".

Eduardo Deluca, el otro dirigente argentino cuya detención fue ordenada la semana pasada, pidió a través de sus abogados la exención de prisión. El objetivo es similar al de Meiszner: quiere esperar en libertad la realización del juicio de extradición.

El abogado de Deluca, Marcelo Caremi, hizo el planteo ante el juez federal Daniel Rafecas, a quien también le solicitó que en caso de rechazar la exención le otorgue la prisión domiciliaria. La defensa alegó que Deluca tiene 75 años y sufre problemas cardíacos.

Fuentes judiciales informaron que el juez ya le pidió al fiscal federal Gerardo Pollicita que dictamine sobre los planteos antes de resolver.

El representante legal del ex presidente de Quilmes indicó que la denuncia "habla en términos potenciales de fraudes informáticos, nada concreto".

Hombre fuerte del fútbol

Meiszner es un histórico dirigente del club Quilmes: lo presidió durante 29 años y se dio el gusto de que el estadio del "Cervecero" llevara su nombre; desde 2011 se desempeñaba como secretario general de la Conmebol, pero el lunes 30 de noviembre decidió presentar su renuncia, consciente de que estaba bajo la lupa de la Justicia norteamericana en el marco del FIFA Gate.

Conoce como pocos los pasillos de Viamonte 1366 y fue mano derecha de Grondona durante años, lo que por lógica consecuencia lo convirtió en un hombre fuerte de AFA. Lentamente fue fortaleciéndose hasta ser conocido como "el aliado del poder".

Sin embargo, su imagen pública sufrió un duro cimbronazo cuando quedó en la mira de las autoridades por corrupción: el juez Claudio Bonadio comenzó a investigarlo por cuentas no declaradas en paraísos fiscales. En ese contexto, su refugio fue la Conmebol. Hasta que estalló el escándalo en la FIFA.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Infobae

Comentarios

comentarios