Europa le soltó la mano a Blatter: Platini le pidió la renuncia

28 mayo, 2015

El presidente de la UEFA confirmó que le exigió al suizo que dejara su cargo. Ante la respuesta negativa del suizo, el francés afirmó que la mayoría de los europeos votarán en contra del actual presidente de la FIFA.

Michel Platini, titular de la UEFA e histórico adversario del presidente de la FIFA, Joseph Blatter.

Cuando el ex futbolista francés Michel Platini llegó a la UEFA no solo se compró una mansión sobre el Lago Leman en Nyon, vecina a Ginebra. También prometió no desafiar a su entonces amigo Joseph Blatter como presidente de la FIFA, en una famosa conferencia de prensa, en la que esta corresponsal estaba. Esta mañana, y cara a cara, le pidió a su ahora feroz adversario, el mismo Joseph Blatter, su renuncia. Fue durante una tempestuosa reunión de emergencia de 30 minutos que convocó a todos los líderes de la FIFA en Zurich, en medio del peor escándalo de corrupción que atraviesa la institución.

"Yo le pedí a Blatter que se fuera de la FIFA", anunció Michel Platini en Zurich. "El me respondió que no se irá. Yo estoy asqueado, disgustado, enfermo, enojado, cansado", dijo el ex jugador de la selección francesa y hoy presidente de la UEFA, a la salida de la reunión. Y agregó: "La FIFA no merece ser tratada así, es la madre del fútbol, es nuestra madre y nuestra madre no merece ser tratada así".

Platini asistió a la reunión en la que el suizo Blatter trató de extender el mensaje de calma y autocontrol, que hasta ahora le había dado resultados, para buscar su quinto mandato como jefe del fútbol mundial. Pero apoyado en el escándalo que estalló el miércoles en la FIFA, rompió filas con su adversario y le exigió la dimisión para poder salir de la crisis.
ADVERTISEMENT

Blatter convocó a los representantes de las seis confederaciones (UEFA, que reúne a los europeos), Concacaf, (a los de America del Norte, Central y el Caribe), Conmebol ( a los del fútbol sudamericano) y a las de Oceanía, África y Asia. Y luego Platini lideró una reunión de la UEFA para discutir qué estrategia deberían adoptar en las elecciones del viernes en las que Blatter enfrentará al príncipe Ali bin Al Hussein de Jordania, único contrincante del viejo presidente. Platini decidió no boicotear las elección.

El escándalo de la FIFA se politizó al extremo en que primeros ministros, cancilleres y ministros de deportes europeos deben dar explicaciones sobre las posiciones de sus gobiernos y demandar el rol que jugarán las federaciones de cada país. El primer ministro británico David Cameron sostuvo que "Blatter se tiene que ir". Y apoyó la denuncia con todo el peso del reino, después de que Gran Bretaña perdieran la posibilidad de quedarse con las sedes mundialistas que fueron a manos de Rusia y de Qatar.

Cameron dijo, a través de su vocero, que apoya "ampliamente" la declaración oficial de su ministro de deportes, John Whittingdale, en el Parlamento. El pidió públicamente la dimisión de Blatter, apoyó la candidatura del príncipe Ali Bin al Hussein y agradeció al diario The Sunday Times por haber hecho la investigación, que develó esta corrupción en la FIFA.

El ministro Whittingdale decidió, además, escribirles a otros gobiernos europeos para expresar su preocupación y la de Cameron, y conseguir un movimiento para forzar la renuncia de Blatter y el apoyo al príncipe jordano. Gran Bretaña ofrecerá toda la información que posee sobre el caso Blatter a la Justicia estadounidense y examina indicios de su conducta, y de los otros implicados que puedan haber violado la ley británica, para abrir un proceso judicial en el reino.

Cameron había dicho antes que los resultados de la Copa del Mundo 2018 se habían resuelto "previamente" y esa fue la razón por la que perdió Gran Bretaña la posibilidad de organizarla. El príncipe William, el ex jugador David Beckham y Cameron estaban en frente a las negociaciones en Suiza y las perdieron "en barrosas circunstancias", según su descripción.

El canciller francés Laurent Fabius consideró esta mañana que "la elección por las nuevas autoridades no debería llevarse a cabo" el viernes ante las actuales circunstancias.

Hasta ahora, sólo el presidente Vladimir Putin apoyo a Blatter y acuso a Estados Unidos de bloquear su reelección.

Pero el affaire FIFA está en pleno desarrollo y cada hora tiene un nuevo capítulo, como una telenovela
 

Fuente: Clarín

Comentarios

comentarios