San Lorenzo ganó con lo justo y jugará la final del Mundial de Clubes

17 diciembre, 2014

Los 90 minutos fueron empate 1-1 con gol de Barrientos. El Auckland City de Nueza Zelanda sorprendió con buen juego. En el alargue Matos hizo el tanto del triunfo. El equipo de Bauza se dedicó luego a cuidar la diferencia. El sábado, a las 16:30 horas, enfrentará al poderoso Real Madrid.

Barrientos abrió la cuenta sobre el final del primer tiempo

San Lorenzo le ganó al Auckland City 2 a 1 y pasó a la final del Mundial de Clubes, donde enfrentará al poderoso Real Madrid el próximo sábado. El "Ciclón" definió el encuentro en el alargue ya que empató durante los primeros 90 minutos.

El conjunto argentino no pudo quebrar el cero en el arco rival hasta el final del primer tiempo y generó impaciencia en su gente, que copó las tribunas del "Le Grand Stade". Los hinchas llegaron en masa a ver al conjunto de Boedo y se hicieron escuchar en Marruecos.

El "Ciclón" presionó en campo rival y ocupó la mitad de la cancha para ganar el juego en ese sector y armar el ataque con velocidad. Pese a la actitud, le dio demasiado la pelota al conjunto de Nueva Zelanda, que no pudo generar peligro real ante el arco de Torrico.

Un cabezazo de Kalinski y un remate de Cauteruccio fueron las únicas llegadas de importancia que tuvo el equipo de Bauza hasta el momento del gol. Un centro atrás de Más quedó en los pies de Barrientos que, de zurda, mandó la pelota al primer palo del arquero.

El 1 a 0 fue un desahogo para un equipo que es visiblemente superior a su rival pero que no lo podía dejar expuesto en el marcador. El "Ciclón" desgastó a su oponente, lo hizo correr sin la pelota y le jugó por las bandas con falibilidad.

El juego de San Lorenzo pasó por Ortigoza y Mercier. Ambos distribuyeron la pelota en la mitad de cancha e intentaron lateralizar la pelota para abrir el frente de ataque y dejar expuesto al Auckland en las marcas. El equipo trató la redonda con paciencia y no se apuró para definir. Lo logró antes del entretiempo y eso le dio tranquilidad para afrontar la segunda etapa.

En el complemento, el equipo de Bauza retrocedió en el campo de juego y pareció confiarse ante el resultado parcial. El Auckland buscó el empate con más empuje que claridad y lo encontró ante la pasividad de San Lorenzo. Un pase de Tade y una mala salida de Torrico le dieron la posibilidad a Berlanga de sacar un derechazo para marcar el 1 a 1 a los 66 minutos.

El empate fue un baldazo de agua fría para el "Ciclón". Una igualdad inesperada que generó preocupación en los jugadores pero que encontró a Bauza firme en su convicción de superar al rival. Cuando terminaron los 90" les pidió a sus futbolistas tranquilidad y les dijo: "En estos 30 minutos los quebramos".

Tan solo dos minutos después de las palabras del "Patón", Matos convirtió el gol que hizo estallar a la gente de San Lorenzo. Romagnoli mandó un centro al área, Matos se la bajó a Barrientos, pero la pelota rebotó en el pie del volante y quedó boyando. El ex hombre de All Boys la encontró y sacó un zurdazo que se metió en el primer palo del arquero y fue el 2 a 1.

San Lorenzo no jugó bien en su primer partido en Marruecos y sufrió más de la cuenta para llegar a la final del Mundial de Clubes. El sábado a las 16:30 pondrá en juego su sueño ante el Real Madrid. Enfrentará a uno de los equipos más poderosos del mundo, pero con la convicción de que puede hacer historia en el final del 2014.
 

Comentarios

comentarios