Cristina se quejó por “el ruido de los que hablan y no hacen nada"

20 septiembre, 2013

Fue en el marco de la inauguración de un parque industrial en Ezeiza, tierra del flamante ministro de Seguridad, Alejandro Granados. "El ruido que más me gusta es el del trabajo", aseguró la Presidenta. Pidió que la oposición acompañe el Presupuesto 2014 en el Congreso.

Cristina, junto a Alejandro y Dulce Granados. Más atrás, el gobernador Scioli.

Junto al gobernador bonaerense Daniel Scioli, el primero candidato a diputado nacional del FpV (Frente para la Victoria) Martín Insaurralde y varios integrantes de su Gabinete, la Presidenta Cristina Fernández de Kichner visitó Ezeiza para reinaugurar el “Centro Recreativo Nacional”.

“No hay ruido que me guste más que el del trabajo", dejó en claro la mandataria. Y agregó en tono crítico hacia el arco opositor: "El ruido que molesta es el de los que se la pasan hablando sin hacer nada".

En ese sentido, Cristina Fernández pidió la colaboración de cada uno de los sectores de la oposición para la aprobación del Presupuesto 2014, próximo a debatise en la Cámara Baja nacional. Por eso, reclamó que "todos pongamos el esfuerzo porque los recursos del presupuesto son para hacer todo esto, no es plata para la presidente".

Unos minutos antes, y a través de una videoconferencias, Cristina había dejado inauguradas también obras en la cordobesa localidad de Leones y en el barrio Clínicas de la ciudad de Córdoba, donde se invirtieron más de 15 millones de pesos en el hospital universitario.

En tanto, la mandataria adelantó que durante el día se reunió con intendentes de las zonas que se vieron afectadas la semana pasada por los incendios forestales, con quienes habló sobre la firma de convenios de reconstrucción de la región.

Según informaron desde el portal Minuto Uno, los trabajos realizados en el Centro Recreativo Nacional, que comenzaron en 2008, permitieron recuperar 450 hectáreas de bosques, construir 7 albergues y un comedor cocina para más de 1.000 personas, se recuperaron 10 mil metros cuadrados piletas y se construyeron 550 parrillas de uso libre y gratuito. Todo el predio, al cual ya asisten cerca de 100 mil personas todos los fines de semanas está dedicado al esparcimiento.

El Centro, explicaron, había sido inaugurado en 1948 por el ex presidente Juan Domingo Perón, pero finalmente sería abandonado en 1955 tras el golpe de Estado a cargo de la “Revolución Liberadora” que lo derrocó. Desde entonces, afirmó la mandataria, "quedó en el olvido y en los "90 hubo varios intentos de privatización que afortunadamente no prosperaron".

"Hubo un intento, por suerte fallido, por destruir el imaginario colectivo, todo lo que había construido el peronismo, borrar a las fuerza todas las obras, transformaciones, bienes sociales y culturales que empoderan a la sociedad, acá estamos reconstruyendo, ampliando y mejorando lo que había", expresó.

El acto, realizado en Ezeiza, tierra del flamante ministro de Seguridad sciolista, Alberto Granados, tuvo lugar en el interior de una de las piletas que se volverá a funcionario funcionamiento este verano. "Aunque no haya agua nosotros nos tiramos igual a la pileta porque vamos a hacer todas las cosas que haya que hacer para seguir generando trabajo, bienestar y felicidad", dejó en claro la Presidenta.

Y concluyó: "Estamos reconstruyendo lo material, esa es la parte fácil, la difícil es la parte cultural, la espiritual, esa es la más difícil porque quisieron convencernos de que no podíamos, de que no servíamos para nada, pero no lo hicieron solo con nosotros, lo hicieron con toda la región".

Comentarios

comentarios