Idas y vueltas entre Macri y Lavagna

3 mayo, 2013

La participación del ex ministro de Economía en el frente peronista disidente lanzado en Córdoba molestó al jefe de Gobierno porteño y enfrió las conversaciones entre ambos para lograr un armado en la ciudad. La pelea de fondo, las presidenciales de 2015.

Roberto Lavagna con Hugo Moyano, José Manuel de la Sota y Francisco De Narváez en Unidos para Cambiar

Por Agustín Ceruse @agusceru

Siempre se dice que una imagen vale más que mil palabras. Y la foto que Roberto Lavagna se sacó con José Manuel de la Sota, Hugo Moyano y Francisco De Narváez enfrió las conversaciones que hasta ahora había mantenido con Mauricio Macri. En la presentación del nuevo frente peronista disidente, Unidos para Cambiar, el ex ministro de Economía se mostró junto al gobernador de la provincia de Córdoba, el líder de la CGT opositora y el diputado nacional por la provincia de Buenos Aires. En la foto -y en el frente-, claro está, aún falta el jefe de Gobierno porteño.
En la Feria del Libro, Mauricio Macri aprovechó la presentación del manual del PRO, “Estamos, una invitación abierta”, para hacer público su malestar: “Con Roberto Lavagna estamos conversando, pero todavía falta mucho para cerrar el acuerdo”. Otros referentes del partido fueron más contundentes, pero la respuesta del ex ministro de Economía los descolocó: “A mí no me gustaron las fotos de lo sucedido en el Hospital Borda”. Y a continuación explicó: “La idea es encontrar coincidencias programáticas para no repetir los errores del 2009 y 2011 y poder pensar hacia el futuro. De esta manera, se podría armar un frente de centro grande que incluya a sectores del peronismo, radicalismo y, obviamente, del PRO”.
El secretario de Gobierno porteño, Marcos Peña, se mostró conciliador al entender que desde ambas partes “hay una enorme vocación para construir algo nuevo y, a su vez, revalorizar a las personas con buenas intenciones” como Roberto Lavagna. Por su parte, el ministro de Gobierno porteño, Emilio Monzó, relativizó el nuevo frente opositor: “Fue una reunión de peronistas, pero la estrategia electoral del PRO es distrital, por lo que en cada provincia el armado puede ser diferente”.
Sin embargo, quien arremetió con más dureza contra Mauricio Macri fue Hugo Moyano: “Señores como éste piensan que porque nacieron con ojos celestes y provienen de familias adineradas son los únicos que pueden representar a la sociedad”. Y lo ninguneó: “Su experiencia política más importante fue haber sido presidente de Boca”.
Chicanas van, chicanas vienen, lo cierto es que lo que está en juego, más allá de las legislativas de este año, es definir entre el peronismo disidente y el PRO quién será el referente de la centroderecha para las presidenciales de 2015. Por eso, Mauricio Macri lanzó el Plan de Instalación de Candidatos (PIC) y el viernes por la tarde se reunió en Tandil con 50 candidatos a concejales de todo el país. El mensaje, claro: con o sin el frente opositor de su lado, él no se baja de la carrera presidencial. Pero sus competidores, tampoco.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA