Guillermo Montenegro: "No renunciaré"

27 abril, 2013

En su interpelación en la Legislatura, la oposición le exigió al ministro de Justicia y Seguridad porteño que dimita a su cargo, pero el funcionario rechazó el planteo, “mi designación fue hecha por Mauricio Macri y sólo por su pedido o porque yo lo considere necesario voy a renunciar"; fuertes cruces entre los legisladores. La defensa del PRO a la Metropolitana en su accionar en el Borda.

Montenegro, junto al vicepresidente primero, Ritondo

En una sesión especial que superó las siete horas y media, los legisladores porteños interpelaron al ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, luego de la represión por parte de la Policía Metropolitana hacia los empleados, pacientes y periodistas en el Hospital Borda, y pidieron su renuncia.

“No es mi idea renunciar”, comenzó su descargo el ministro, y agregó: “Mi designación fue hecha por el jefe de Gobierno Mauricio Macri y sólo por su pedido o porque yo lo considere necesario voy a renunciar, y por el momento ni él me lo pidió ni yo creo que sea necesario".

"Esta situación de violencia no fue provocada por la fuerza policial ni por el personal que estaba trabajando. Nosotros lamentamos la violencia, pero tengamos claro que la policía actúa en defensa de la ley. El personal policial estaba avalado por las decisiones judiciales y políticas", explicó después de enumerar a los 18 oficiales heridos durante el episodio del viernes. "Será la justicia la que va a determinar la responsabilidades de cada uno de nosotros", respondió a los legisladores.

"Se reprimió un delito, y para eso un funcionario público no necesita una orden judicial", justificó y añadió: "Es como si un policía necesitara una orden para detener a un ladrón que comete un ilícito en la vía pública", continuó Montenegro.

El ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad respondió a cada una de las preguntas que hicieron los legisladores y aclaró,"a la pregunta si avalo a los violentos dentro de la policía, la respuesta es no, y cualquier tipo de investigación que me permita verificar si hubo excesos por parte de la policía va a ser sancionada".

Leyó varios fallos judiciales para justificar la decisión de iniciar las obras en el predio lindante al hospital Borda. "Todos los fallos brindan el marco de legalidad que fundamentan nuestro proceder", dijo. "En cuanto al marco político, se acordó con tres de los cuatro gremios que estaban dentro del predio".

Asimismo contó que el Taller Protegido 19, el eje de la polémica, dejó de funcionar hace seis meses y que la actividad se trasladó a un espacio nuevo. Según dijo, el viejo taller "contaba con una construcción antigua, con chapas con asbesto, un material cancerígeno perjudicial para las personas que era necesario retirar".

Al finalizar la sesión especial, el ministro agregó: "Mi conciencia está por demás tranquila. Si es por las veces que me pidieron la renuncia, tendría que haberme ido el mismo día que asumí", finalizó.

DUREZA DE LA OPOSICIÓN

El jefe del bloque del Frente para la Victoria, Juan Cabandié, fue el primero en tomar la palabra señaló que "ante esta afrenta al pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, usted, señor ministro no tiene más que renunciar". Además, adelantó que el próximo lunes su bloque presentará un proyecto de ley para que el Gobierno de la Ciudad "reconstruya el taller 19".

Otra representante del Frente para la Victoria, María José Lubertino, apuntó que la sesión "se convirtió en una bizarra dramatización" por parte del PRO. "No es la primera vez que se suceden hechos de esta naturaleza en lo que es el avance del gobierno sobre el espacio público y la represión", recordó. También acusó a los funcionarios de "omitir acciones que se encuadran en el mal desempeño de sus funciones y abuso de autoridad, que habilitan al juicio político".

También se sumaron a este pedido los diputados opositores Jorge Selser y Fabio Basteiro. Ambos cuestionaron el desempeño de la Policía Metropolitana en la represión en el Borda y también apuntaron al desempeño del jefe de Gobierno, Mauricio Macri.

Minutos después, fue el turno del bloque de Nuevo Encuentro en donde la diputada Gabriela Cerrutti coincidió con el resto de sus colegas opositores en el pedido de renuncia y además comparó la situación con la represión en la que murieron Maximiliano Kostecki y Darío Santillán en 2003. Y disparó, "esa es la policía de [Jorge] Palacios, de Ciro James, del Indoamericano".

El ex jefe de Gobierno Aníbal Ibarra pidió también que “echen a los oficiales que estaban cebados". "Usted debió haber renunciado ayer”, dijo el actual diputado y denunció un “operativo secreto” para realizar el derrumbe del taller del Borda y donde debían comenzar las obras para la construcción de un Centro Cívico.

"Fue un acto perverso todo lo que se desarrolló en el hospital neuropsiquiátrico". Indicó, y señaló que "armaron un operativo secreto. Entraron de noche, ilegalmente, en un neuropsiquiátrico con pacientes".

A su turno fue Jorge Sesler, titular del bloque de legisladores de Proyecto Sur, mencionó: "Ministro, usted no debía permitir el ingreso de la policía a un hospital. Esto no pasó ni en las épocas de Onganía ni Videla".

Por su parte, Alejandro García, diputado del PRO, defendió al ministro y reclamó “coherencia” durante la interpelación. "Que algún opositor se haga cargo de lo que se trata acá en la Legislatura y me diga cuáles son las leyes que se van a respetar y cuáles no, hay que respetar todas las leyes, no sólo las que les sirven". También Martín Ocampo, presidente de la comisión de Justicia, avaló el accionar de las autoridades porteñas y cargó contra las fuerzas opositoras.

Comentarios

comentarios