Represión de la Metropolitana en desalojo del Borda

26 abril, 2013

El operativo se debe a las intenciones del Gobierno porteño de construir en ese espacio un centro cívico. Hay heridos y detenidos. Los trabajadores del Borda anunciaron paro y movilización para el próximo martes.

200 agentes de la fuerza porteña avanzaron sobre enfermeros, médicos y distintos empleados

La Policía Metropolitana protagonizó esta mañana una violenta represión sobre los trabajadores del Hospital Borda en medio de un operativo de desalojo y demolición del Taller Protegido 19, donde los pacientes realizan sus tratamientos. En ese lugar, el Gobierno porteño pretende construir parte del nuevo Centro Cívico.

A los palos y con gases lacrimógenos, más de 200 agentes de la fuerza porteña avanzaron sobre enfermeros, médicos y distintos empleados del centro de salud enrolados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que se interponían en las calles internas del hospital para evitar que los policías llegaran y derribaran el Taller Protegido 19.

En respuesta a la violenta represión, los trabajadores de ATE anunciaron paro y movilización para el próximo martes a las 11 de la mañana.

Producto de la represión y de las balas de goma que tiró la Metropolitana, varios trabajadores sufrieron cortes en distintas partes del cuerpo y tres fueron detenidos. La tensión en el lugar continúa dado que los efectivos derribaron los talleres, no se retiran del lugar y desafían a los empleados formando un cerco con escudos para impedirles el paso.

En medio de este escenario, también hay pacientes del neuropsiquiátrico a quienes esta situación "angustia y afecta", según explicaron los profesionales de la salud que apuntaron al Gobierno PRO por no protegerlos.

"Denunciamos al Gobierno de la Ciudad porque la Justicia dijo que este lugar es patrimonio histórico y que no se puede avanzar sobre él", aseguró uno de los trabajadores presente en el lugar y subrayó que los policías hirieron a varios de sus compañeros.

Ricardo Talabera, de ATE, informó: "El operativo se inició a las 6, por la calle Pedriel, sin orden judicial y comenzaron a retirar los materiales de los talleres de carpintería y herrería de los pacientes y demolieron el lugar".

Por su lado, el legislador porteño del Frente Popular Progresista (FPP) Aníbal Ibarra aseguró que los policías se presentaron "sin una orden judicial” y consideró que semejante operativo "no se hace sin el OK del jefe de Gobierno (Mauricio Macri)".

En tanto, el secretario general de UTE, Eduardo López, sostuvo: "La salud no es un negocio, es un derecho. Queremos hablar con alguna autoridad de Salud. Hay dos médiicos heridos y pacientes lastimados".

En ese mismo sentido, la legisladora María Rachid denunció: “No me dejan pasar, me empujaron y me golpearon. Nadie se hace cargo, nadie dice quién está a cargo del operativo”.

Laura García Tuño, legisladora, dijo a la cámara de CN23 “el Gobierno de la Ciudad debería haber previsto esto y no exponer a los pacientes y a los trabajadores”.

El legislador Jorge Selser informó en CN23 que dos médicos y una enfermera fueron detenidos. "Citaremos a la ministra de Salud y al de Seguridad para exigir explicaciones", agregó el presidente de la comisión de Salud de la Legislatura porteña.

El legislador Alejandro Bodart dijo: "han hecho un cerco e intentan que la gente no entre. Quieren evitar que la gente se manifieste. Esto es responsabilidad del gobierno de Macri. Acá vinieron a reprimir".

El senador porteño por el Frente para la Victoria, Daniel Filmus, también repudió la represión desatada por la Policía Metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires en el Hospital Borda. "Se priorizan los negocios", opinó.

Comentarios

comentarios