Walter Elías: “Parece que repetiremos la confusión de 2009”

23 febrero, 2011

El edil de Ituzaingó de Unión Convocatoria dijo que en las últimas votaciones “todo fue un gran lío”, y que “hicieron su negocio los vivos de la política y dejaron afuera a los militantes”. "Vamos hacia un camino similar", agregó y pidió directivas “claras” de la conducción de Unión Celeste y Blanco, “con las gigantografías no alcanza, hace falta mover la estructura de abajo”. Además, ya se prueba el traje de candidato a intendente y asegura que “en el peronismo y el PRO todos abonan al oficialismo”.

Elías pide definiciones en los municipios

El concejal Walter Elías, de Unión Convocatoria Peronista, cristalizó sus deseos de disputar la Intendencia de Ituzaingó en las próximas elecciones. En el análisis de la coyuntura distrital señaló que “hay un problema, en el peronismo y el PRO todos abonan al oficialismo; yo que fui parte del oficialismo lo puedo decir con autoridad, a mí no me engañan los candidatos que andan dando vuelta. Es la pelea para seguir manejando el Concejo Deliberante”.

Y deslizó, “Descalzo es el que mejor mide, midiendo poco”, a su vez reveló que en esas mismas encuestas él está segundo, “cerca”. También consideró que “la línea de Sabbatella puede llegar a ser una opción”. Sin embargo, en la entrevista hizo referencia en gran parte a los chispazos que hay entre Unión Celeste y Blanco y Unión Convocatoria.

Ya comenzó con la instalación en la vía pública

Arrancamos por la costa, en la ruta 11, y trabajamos hace unos días en Ituzaingó. Los afiches dicen “para gobernar bien” y está la foto de De Narváez y la mía, con los dos logos que nos identifican, el de Unión Celeste y Blanco y nuestra línea que es Unión Convocatoria; y también habrá una pegatina en distintos distritos de la Primera Sección.
Como no hay propaganda de Francisco De Narváez en afiches, pintadas ni columneros, nosotros decidimos hacer algo para mostrar su figura y respaldar a los compañeros que están trabajando.

A su vez, ¿decidió reforzar su posicionamiento en la escena local?

Es momento de reforzar mi posicionamiento, el de los compañeros de Unión Convocatoria de la Primera Sección y de reforzar la figura del candidato, que según los últimos sondeos, está más bajo que el año pasado.

¿Eso significa que desde los municipios tendrán que traccionar votos?

Esta es nuestra idea, no tenemos una bajada de línea concreta, hay un poco de confusión o una estrategia de esperar el momento propicio. Bajar a los barrios y hablar con los vecinos está bárbaro, pero con eso sólo no alcanza; consideramos que tenemos que hacer lo que sabemos, repartir folletos, hablar con la gente, marcar presencia en la calle, incentivar a los militantes para que transmitan el mensaje de De Narváez. Con las gigantografías no alcanza, hace falta mover la estructura de abajo, que es lo que estamos pidiendo.

¿Tienen previsto a la brevedad algún plenario?

El miércoles, en una reunión de la mesa de conducción vamos a definirlo. La idea es delinear acciones, políticas y estrategias para lo que viene. No sabemos si se van a terminar adelantando las elecciones, hay mucho run run con las colectoras, una propuesta de reforma electoral en la Provincia (…).

¿Qué opina de la invitación para que De Narváez se sume al espacio de Graciela Camaño y Jorge Macri?

La lógica de las últimas elecciones marcaba que estaban juntos el PRO, el Peronismo Federal y el francisquismo, por esas cosas de la histeria de la política, o tal vez para tener prensa permanente, se separaron, cosa que no comparto porque confunde al electorado (…). Me gusta más una estrategia de conjunto en la cual esté claro quienes están dentro y quienes fuera.
Creo que hay que hacer las primarias, sino sería un culebrón, una ridiculez; tener una ley que fue aprobada, hace un año está sin reglamentar, llegar a esta instancia y después decir alegremente que no se hacen porque le conviene a tal o cual, me parece una falta de respeto a los ciudadanos.
En nuestro propio espacio existe confusión cuando no hay una bajada de línea clara y no existe una conducción de Celeste y Blanco. Hay un montón de compañeros que trabajan para la candidatura de De Narváez y no tienen en claro cómo se va a armar el esquema político. Hay sectores que mandan acordar, unos con el PRO, otros con Solá, con Duhalde, pero no hay directivas claras, y parece que vamos hacia un camino similar al de 2009, donde todo fue una gran confusión, hicieron su gran negocio los vivos de la política y dejaron afuera a los que son militantes y trabajan cerca de la gente. Que se haya ganado no significa que se hayan hecho las cosas bien, se ganó porque había una necesidad de cambio.

 

Comentarios

comentarios