El promedio se desinfla mientras nadie reacciona

30 noviembre, 2010

Si hoy terminara la temporada, Boca empezaría peor que River en la tabla que define los descensos.

Boca está a una derrota de su peor marca en torneos cortos

Boca no tiene reacción.

Ni en la cancha, ni en el vestuario, ni en las oficinas. No hay caso: no levanta. Y las derrotas se acumulan: van 8 en el torneo y 17 en el año.

Y el promedio se desinfla (1,391). Y las peleas políticas se agrandan y los dirigentes se sacan los ojos entre ellos pensando en las elecciones de 2011 . Y si bien Jorge Ameal irá a buscar y seguramente conseguirá a Julio César Falcioni, el hoy DT de Banfield llegará sin demasiado consenso . Y nadie dice nada. Y ninguno hace demasiado para que Boca no sea el River de la temporada que viene...

¿Qué espera Boca? ¿Que el promedio se le termine haciendo pro-miedo ? Algunos hinchas, preocupados, empezaron a realizar cálculos de probabilidad. Y esos números asustan: si hoy terminara la temporada 2010/2011, Boca empezaría peor que River en los promedios, orillando casi la Promoción...

Igual, así dadas las cosas y siempre guiados por los hipotéticos números que se darían si hoy fuese junio, Boca comenzaría la nueva temporada en el puesto 15 de la tabla de los promedios , con River un poco mejor ubicado. Eso sí, no arrancaría tan apretado como lo hizo River en este torneo. Obvio que se trata de meras proyecciones a seis meses de que se sepa la verdad.

“Hay tiempo” , dicen desde el presidente Jorge Amor Ameal hacia abajo, a la hora de elegir al futuro técnico. ¿Lo hay realmente? Boca no tiene la soga al cuello ahora, pero la podría tener en julio , cuando se le vayan los 61 puntos de la última buena temporada (08/09).

¿Tomarán consciencia de que podrían quemar las papas a mitad del año que viene? “Estamos mal si no aceptamos la realidad de Boca” , sostiene el vicepresidente José Beraldi, pero la dirigencia, urgido como está el club, le deja el equipo a un DT interino como Pompei 11 partidos (6 del Clausura y ahora estos últimos 5 del Apertura).

¿Hay razones para creer que Boca pueda despejar los fantasmas en el Clausura que viene? No, al cabo, es lo que se piensa en el inicio de cada campeonato, pero todo termina igual: con un técnico renunciando y con Pompei poniendo el hombro como siempre. ¿Habría que creer en este equipo que pierde con cualquiera? Boca, con las 8 derrotas, está a un traspié más de igualar las peores campañas en torneos cortos en cuanto a caídas (tuvo 9 en los Clausura 05, 09 y 10). Newell’s hacía 614 minutos que no hacía goles: la racha la rompió contra Boca. ¿Podrá hacer algo Falcioni, con un vestuario eternamente conflictivo y sin la venia de toda la dirigencia? Tal vez si se disfraza de Mandrake...
 

Comentarios

comentarios