Matías Brown: “La Juventud Peronista siempre fue nombrada, pero no respetada como se merece”

27 mayo, 2010

El militante e hijo del ex Intendente, Carlos Brown, dialogó con Eduardo Román en “Pasa de todo”, por la FM 105.7. Aseguró que el espacio trabaja “para abrir la casa de la Juventud Peronista en el distrito”. “Si el PJ local no va unido en 2011, le dejamos la Intendencia a Ivoskus”, agregó. ¿Su padre será candidato el año próximo?

“El gobierno nacional no nos representa para nada”, sentenció Brown.
Matías Brown en los estudios de la FM 105.7

Matías Brown, hijo del ex intendente de San Martín, Carlos Brown, dialogó con Eduardo Román y su elenco en el programa “Pasa de todo”, de la FM 105.7 (todos los miércoles de 10 a 12). El joven militante comentó acerca del trabajo que viene realizando junto a sus compañeros de la Juventud Peronista. “Si trabajamos en conjunto en la JP, nos van a escuchar más a la hora de cerrar las listas”, afirmó

Además, brindó su opinión de la gestión Ivoskus y de cuestiones sociales, como le despenalización de la marihuana y el aborto. Por último, a raíz de la encuesta publicada por LaNoticiaWeb, donde se le registra a Carlos Brown un 8 por ciento en una hipotética candidatura a Intendente, el militante de la JP expresó sus deseos para 2011.

Como aquellos hijos de futbolistas famosos, tu apellido es notable para la ciudadanía de San Martín debido a que tu padre fue Intendente, es cercano a Eduardo Duhalde, con pretensiones en el distrito. ¿Cómo se lleva el apellido mientras se hace política?

Muy bien, muy bien. Creo que Brown, en política, es sinónimo de buena conducta y buen andar. En todos estos años, Carlos Brown ocupó muchísimos años, y nunca nadie puede apuntarlo con el dedo. Mismo estaba escuchando que se fue de la Intendencia hace 20 años, no estamos haciendo campaña, y tenemos un piso de ocho puntos. Lo único que me resta hacer a mí es trabajar, como lo veo trabajar a él desde los ocho años. E imitar un poco su camino, trabajando por la gente de San Martín que fue lo que siempre hicimos.

Debe tener algo positivo al apellido, te abre puertas. Pero también a veces debe tener cuestiones negativas.

Claro, lo tenés que mantener. Se te abre una puerta, pero esa puerta la tenés que mantener con trabajo y humildad.

¿Qué es esto de estar militando con Duhalde 2011, siendo joven, peronista, pero no simpatizando con el gobierno peronista de turno?

El peronismo es un movimiento tan grande que admite esta diferencia de opiniones. Hoy por hoy, no nos representa nada del gobierno nacional, piensa que hay que cerrarse y que todo el que piensa distinto es malo y destituyente. Le quieren mentir a la gente, porque no están avanzando en nada. Todos los países vecinos nos mostraron que hay que unirse y trabajar por encima de la ideología. Poner por delante la patria, la gente, y desde ahí hacer política gestión a largo plazo.

La dirigencia que vos estás acompañando en el proyecto, vos sentís que te podría llegar a permitir, a futuro, una disidencia. ¿Ahí sí tendrías un lugar para marcar estas cosas?

Si nos movemos en bloque, sí. Lo que hablo siempre, cuando me junto con los chicos y chicas de la Juventud, es que a lo largo de la historia, la Juventud Peronista siempre fue nombrada pero no respetada como se merece. Siempre antes de las elecciones hablamos de la juventud, se llama a la juventud, y después está tan fragmentado que arreglan a uno, a dos, a tres, y el resto queda afuera. Ahora estamos armando un bloque real de la Juventud Peronista, más allá de las aspiraciones de cada uno. Trabajar para abrir la casa de la JP, que sirva de apoyo y donde se pueda trabajar. Cuando vos vas a encarar un cierre de lista, si lo encarás de a muchos y hablando el mismo idioma, ahí te van a escuchar.

En la Juventud Peronista y Duhaldista de San Martín, hay muchos “hijos de”. Hijos de Turi, de Brown, de Barrionuevo y Camaño, de Barletta. ¿Cómo se logra salir de esa situación?

“Hijo de” se da en la música, en la política, en el automovilismo. Después hay que demostrarlo y entender qué política tiene cada uno desde su casa. La política es algo que te tiene que gustar mucho. Tuve un tiempo en el que no estaba muy conformo con lo que pasaba y entonces preferí alejarme, y no mantenerme en algo que no me interesa. Pero sin dejarme de informar.

El hecho de que Daniel Ivoskus sea el hijo del Intendente, en sí mismo, ¿para vos no es un problema? Porque él también aprovechó eso.

Daniel tiene una habilidad, maneja muy bien el marketing político. Él se supo manejar sobre eso. Cuando arrancaron la Intendencia, en estos 10 años, qué hicieron. El primer año y medio acomodaron las cosas, tenían que acomodar lo que hicieron (los ex jefes comunales, Antonio) Libonati y (Pablo) Landolfi que fue un desastre. Después de eso, Daniel dijo “acá en San Martín lo que va es la industria”. La verdad es que el padre no le daba mucha importancia a la industria. Él se encargó de agarrar la secretaría con (Alfredo) Buglioni, que venía del Ministerio de la Producción con una carpeta gigante de ideas hechas desde esta cartera cuando estaba Carlos Brown como ministro y se la entregó a Daniel. Esa fue la habilidad de Daniel. ¿Sirve o no sirve? ¿Estoy de acuerdo o no lo estoy? A él le sirvió.

¿Cómo te cae el regreso de Alfredo Buglioni al peronismo?

¿Ivoskus no quiere ir con el peronismo, con la lista de Kirchner? Nosotros nos fuimos un momento del peronismo por el oficialismo, pero nunca renegamos del peronismo. No nos fuimos porque no nos íbamos a prestar a una interna donde se les pagaba 50 o 100 pesos, con un código de barra. No íbamos a poner la cara mientras veníamos una imagen muy buena con la gente, en 2003.

¿Cuál es tu actividad, tu trabajo, por fuera de la política?

Hace muchos años que paso música. Es una etapa que se está terminando, no por el tema político, sino por cuestiones personales. Amado Boudou fue Disc jockey hasta meses antes de ser ministro de Economía.

¿Vos sentís que se puede compatibilizar?

Cuando pongo música, cuando me decido a eso, me gusta tener la cabeza en eso. Y en estos momentos estamos trabajando en otra cosa, no se puede abarcar todo.

Respecto a la despenalización de la marihuana, al matrimonio entre homosexuales. ¿Qué posición tomada tenés respecto a esos temas de diversidad, por ejemplo marihuana?

Si vas a Amsterdam, el gobierno lo tiene controlada. La marihuana es una de las tantas cosas que hay que organizar en esta sociedad, que durante mucho tiempo fue medio retrógrada en ese sentido, no le interesaba conocer cómo era eso. Hoy por hoy, se tiene que saber. Cuando se habla de la noche, o se corta totalmente o está totalmente liberada. El tema de la marihuana es un tema a debatir y a entender bien el asunto. No estoy de acuerdo que se vaya por la calle fumando un cigarrillo de marihuana. Pero tampoco estoy de acuerdo con que se vaya tomando una botella de cerveza, o que estés en un lugar cerrado y se enciendan un cigarrillo.

¿Cuándo te referís a Amsterdam es por la necesidad de habilitar los Coffee Store para poder fumar marihuana en esos lugares?

Para llegar a eso nos falta 20 años. Primero hay que empezar a entender la cuestión, qué es el cannabis, qué hace, qué produce, qué te da y qué te saca. La desinformación es muy grande. Hay que respetar a los que piensan distinto. Lo mismo sucede con el tema del aborto, que es un tema súper delicado. Estoy de acuerdo que una persona violada y ultrajada quiera abortar, pero no lo estoy cuando una pareja de hace tres años aborta porque “no era el momento”. Hay que empezar a afinar el lápiz y a entender por dónde pasa cada cosa.

¿Tu padre va a ser candidato a Intendente?

Mi papá está trabajando fuertemente, al igual que nosotros, con el armado del peronismo en San Martín. Son muy interesantes las encuestas que publicaron, porque hay muchos puntos por analizar. Si el peronismo no va unido de verdad, no vamos a llegar y le vamos a dejar una Intendencia a un Intendente que lo único que hace es acomodar unas cositas y aprovecharse del destierro que hay en el peronismo local para con la sociedad. Tenemos un año por delante, donde algunos candidatos van a tener que bajar sus pretensiones, entender la época que se vive, y tomar decisiones para que el peronismo pueda recuperar nuevamente San Martín.
 

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Jorge Benedetti

Cartas para construir la «pos pandemia»

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA