MANIPULAN LA CANASTA BASICA DE MARZO

31 marzo, 2007

Los interventores del INDEC sumarán otro bochorno a la larga lista que mantienen desde enero: el 3,6 de aumento se transformaría súbitamente en un -0,2 por ciento, indicando una deflación impalpable en los comercios.

Secretario de Comercio Exterior Guillermo Moreno

Fuente: Política OnLine

Si el anuncio de errores en el cálculo del aumento de 3,6 de la Canasta Básica de marzo y su posterior corrección no eran suficiente para corroborar la grave manipulación que están sufriendo las cifras anunciadas por el Indec, los interventores del organismo sumarán otro bochorno a la larga lista que mantienen desde enero: Ese 3,6 se transformaría súbitamente en un -0,2 por ciento, indicando una deflación impalpable en los comercios.

Sin embargo, ese no sería el peor de los atropellos ni el más sospechoso de los números publicados por el ente estadístico. Ahora, técnicos del instituto confirmaron a La Política Online que en realidad el error no está en el 3,6 de aumento en la Canasta Básica, sino que los precios adulterados habrían servido para señalar el 0,8 de inflación y el 1,1 en alimentos, correspondientes al mes de marzo, dato confirmado hoy por el prestigioso analista económico de Clarín, Ismael Bermúdez.

La historia es sencilla. Según explicaron empleados del organismo, "se manipularon datos para que la inflación de marzo diera por debajo del uno por ciento, y que el aumento de los alimentos no sea mucho mayor al mismo porcentaje". Para esto, habrían "retocado precios".

Una vez anunciados los sospechosamente favorables números inflacionarios y el aumento en los alimentos, debían calcular el aumento de la Canasta Básica. Tanto la inflación, como el aumento en los alimentos y la Canasta Básica se nutren de los cálculos del Índice de Precios al Consumidor (IPC), el sector intervenido Beatriz Paglieri, la funcionaria impuesta por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Aquí aparece el primer escollo, puesto que al parecer a la hora de calcular la Canasta Básica los técnicos se habrían equivocado y tomado los precios no "retocados". Esta sería la razón de las grandes diferencias entre las cifras inflacionarias y de precios de alimentos y la canasta.

En este marco, el 3,6 que señalaron como erróneo sería la cifra real -calculado con lo precios no manipulados-, y el 0,8 de inflación y 1,1 de aumento en los alimentos serían en realidad las cifras cuestionables.

Estos errores, según sugieren los propios empleados del Indec, se habrían suscitado por el apuro de publicar esos datos la semana pasada y no esta semana cómo estaba previsto, para evitar que el anuncio coincida con la marcha que los trabajadores del organismo realizaron ayer hasta el Ministerio de Economía.

Ahora, el 3,6 publicado sería real será cambiado aparentemente a la deflacionaria cifra de -0,2 por ciento, algo "insólito", según marcaron los propios empleados del Indec. Esta es la primera vez en la historia del organismo que una cifra basada en el IPC, tras ser publicada, es públicamente señalada cómo errónea y recalculada.

Tan grosero serían las diferencias, que desde el propio entorno de Moreno habrían sugerido no sólo cambiar el 3,6, sino también corregir la inflación y el precio de los alimentos, llevándolos a un plano más real, pero para evitar sumar críticas desistieron de esta posibilidad, según aporta hoy Ámbito Financiero.

Finalmente, los empleados del Indec le entregaron un petitorio a la ministra Felisa Miceli, el cual apunta a fortalecer su postura contra la intervención y el pedido explícito de concursos públicos para ocupar cargos en el ente estadístico.

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Cecilia Lewandowski

«El Foyel es como un Triángulo de las Bermudas»

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA