KIRCHNER CIERRA CON BARRIONUEVO

31 julio, 2007

El titular de la CGT, Hugo Moyano, aparecía como el sindicalista estrella del kirchnerismo. Ahora tendrá un buen punto para preocuparse: el gobierno nacional habría cerrado un fuerte acuerdo con su enemigo directo, el gastronómico Luís Barrionuevo.

Barrionuevo K en Catamarca

Si hasta aquí el titular de la CGT, Hugo Moyano, aparecía como el sindicalista estrella del kirchnerismo, ahora tendrá un buen punto para preocuparse: el gobierno nacional habría cerrado un fuerte acuerdo con su enemigo directo en la central obrera, el gastronómico Luís Barrionuevo.

Según informa el muy confiable diario Río Negro, el presidente Néstor Kirchner y su esposa Cristina se habrían aliado al ex presidente de Chacarita hace unos 20 días, para que éste les aporte todo su aparato en Catamarca, provincia en la que casualmente el gobierno acaba de adjudicarse una victoria mediante un radical transversal, Eduardo Brizuela del Moral, rival justamente de Barrionuevo.

El negociador enviado por la Casa Rosada no sería otro que Juan Carlos "El Chueco" Mazzón, el mismo que trabaja a su vez en otras provincias, como por ejemplo Santa Fe. El operador que en su momento pisó tierras catamarqueñas para aportar su respaldo K al Frente Cívico de Brizuela fue Armando "Bombón" Mercado, ex cuñado del presidente, hoy dejado por esto fuera de la negociación.

La noticia llama fuertemente la atención, ya que los cruces entre el gobierno y el sindicalista –alguna vez autoproclamado "recontraalcahuete de Menem"- habían sido muchos y muy fuertes, alcanzando su pico cuando se lo responsabilizó por los huevazos con que fue recibida la primera dama en su visita a esa provincia allá por 2003.

Sin embargo, el pragmatismo político que ya caracteriza al armado kirchnerista disfrazado de palabras como "concertación" o "transversalidad" pudo más y así el gobierno encontró un aliado en alguien que apareció desde el principio como un duro escollo del consagrado justicialismo tradicional.

Pero nada es gratis en la política. Por eso, el matutino sureño señaló el "cheque en blanco" que Kirchner habría firmado a Barrionuevo a cambio de la estructura del PJ provincial trabajando para Cristina.

Las condiciones exigidas por el ex senador lejos están de ser poca cosa: pidió –siempre según información recogida por Río Negro- nombrar los dos candidatos a diputados que acompañarán en la provincia a la boleta de Cristina y Julio Cobos y también los nombramientos de funcionarios que ocuparán en la provincia puestos de organismos dependientes de la Nación, como PAMI, el Anses o el Registro de las Personas.

Tras llegar a este acuerdo, el pacto Kirchner-Barrionuevo se terminó de definir 15 días atrás, cuando el gremialista reunió al Congreso Peronista de Catamarca y se votó que el PJ apoyaría la candidatura de Cristina. Es difícil para ambos (Kirchner y Barrionuevo) explicar el cambio radical en sus posiciones. El sindicalista siempre criticó al presidente, a quien no considera un "verdadero" peronista. El PJ catamarqueño, a su vez, fue dejado de lado por Kirchner en varias oportunidades.

Claro está que este acuerdo no es otra cosa que un intercambio de favores que aparece lejísimo de un posible acercamiento político. Como muestra de eso, una anécdota pinta la realidad de cuerpo entero. Consagrado el acuerdo con el matrimonio presidencial, el día que el Congreso Peronista de Catamarca votó el apoyo a la candidatura de Cristina, Barrionuevo dejó su asiento justo en el momento en que debía levantar la mano para apoyar aquella moción: se fue al baño.

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Por Javier Fernández (Concejal Juntos por el Cambio-San Martín)

Miente que algo quedará, la lógica del gobierno actual

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA