BELLAS ARTES “RODEÓ” AL INTENDENTE

23 septiembre, 2008

Un inquieto grupo de estudiantes y profesores de la Escuela de Bellas Artes se dio cita en el segundo piso del palacio municipal, donde advirtieron al jefe comunal sobre el posible cierre de la institución por la falta de un certificado de “habitabilidad”.

Los estudiantes reclamaron frente al Palacio Comunal

Está de moda en Quilmes tener cuidado con el tenor de las noticias, en parte para no culpar al actual gobierno de desastres de larga data, y para no servir la fiesta de conciudadanos hoy “combativos” y denunciantes, pero hasta ayer obedientes y silenciosos mientras se disparaban tiros contra Bellas Artes.

Se intenta un equilibrio, entonces, pero la única verdad es la realidad, como les gusta decir a quienes no solucionaron los problemas de la EMBA, desde distintos sectores. No puede pasar desapercibido el reclamo de los estudiantes, a quienes les llovió una intimación para conseguir un certificado de edificio “habitable”, o su lugar de estudio será cerrado y ellos dejados a la deriva.

El grupo colmó literalmente el salón contiguo a los despachos del jefe comunal, quien sentado en una mesa escuchó todos los reclamos, bajo un clima de asamblea estudiantil. Le explicaron al intendente la gravedad de la ausencia de una certificación de habitabilidad y seguridad.

Afirmó un docente: “Esto es gravísimo, porque nosotros todavía estamos funcionando sin director. No puede firmar. No es director para la unidad académica. Cualquier título que el día de mañana tengamos que hacer alguna correlatividad con otros países, no podemos… Esto es gravísimo y no podemos seguir así. Ya tendrían que haber buscado la habitabilidad, no podemos seguir así, nos van a cerrar la escuela. Acá hay un problema que lo tienen que resolver ustedes. No será culpa de ustedes, pero la determinación hay que tomarla ya. Porque históricamente nos va a caer que los que estamos en este momento, encabezados por el intendente, no lo resolvieron”.

“SOY IGUAL QUE VILLORDO”

Una estudiante se dirigió al jefe comunal: “La habitabilidad precaria, desde principio de año nos están diciendo que nos la van a dar y no todavía no está. Entonces, todo este tiempo, ¿por qué no la dieron? Estuvimos esperando hasta ahora, y ¿en 72 horas la van a tratar de conseguir?, ¿por qué tienen que esperar a último momento para todo? Yo iba a las reuniones cuando estaba Villordo, y las mismas palabras que dijo usted las decía él”.

El “Barba” pareció molesto: “Está bien, yo soy igual que Villordo, tenés razón. Somos parecidos. Soy parecido a Villordo pero igual me voy a preocupar por la escuela”

Una alumna del centro de estudiantes expresó: “No me puedo quedar tranquila si no se si voy a seguir cursando mi carrera. Yo apostaba a tener un título”.

El intendente salió al cruce: “Si depende de mi te lo firmo yo, no tengo problema en asumir el costo. Pero depende del organismo. Tengo que hablar. Si nos dicen que no, iremos todos a La Plata”. Varios le dijeron que le tomaban la palabra.

“De aquí al viernes hablaré con el gobernador, con el ministro y con el organismo, firmaremos el compromiso de que nos corresponde poner las condiciones”, afirmó Gutiérrez.

PAQUETE DE RECLAMOS

Un docente de nombre Pablo, expuso: “Desde que entré por la puerta esperaba una respuesta, no una cuestión de obras públicas, porque el gobierno dice: vamos a priorizar la obra pública, la educación y la salud. Son todos los planteos, de Kirchner hasta ahora. Menem mismo lo decía. Pero vemos hospitales públicos masacrados, y se habla de tren bala, de obra pública, y mientras tanto la gente…”

“Ahora estamos entre medio del mismo problema que el gobierno anterior, y del que sea el próximo. Porque no son estas las prioridades. No es destinar fondos siderales para la obra pública, aunque igual yo no creo que, pobre Villordo, tenga los mismos ingresos que cuando ingresó. Mientras tanto, todos los funcionarios, y hasta los chicos, saben que la mejor manera de hacer plata es meterse en política, el problema es cómo hacemos para vivir en la franja intermedia, donde se prioriza la obra pública pero en última instancia no le pagan los sueldos a los pobres empleados: en el medio queda la gente”.

“Los chicos tienen temor a que si bien se hagan obras, no se jerarquice a una esuela que absorbe a gente de Quilmes y de zonas aledañas. Nosotros no tenemos la autoridad de ir a La Plata a peticionar una subvención, ni creo que al director le vayan a dar bolilla”.

Gutiérrez afirmó: “¿Escuchaste lo que dije?”.

El docente dijo: “Si, usted lo está gestionando, pero tiene que ser un paquete, que abarca el tema salarial, el tema edilicio, instalaciones y habitabilidad. Lo que platean los chicos es cómo hacemos para vivir en el mientras tanto”.

UNA ESCUELA SIN RECONOCIMIENTO PROVINCIAL

Un estudiante pidió que 100 personas de las 1500 de la obra pública vayan a trabajar a la EMBA, teniendo en cuenta que es una semana tiene que estar lista.

El secretario de Obras Públicas, Brian Renison, ubicado detrás del intendente, intervino: “mañana llevamos gente de servicios para reforzar. Invito a que vengan y vean como estamos gastando la plata, cuánto cuesta un semáforo ahora y cuánto costaba con Villordo”.

Gutiérrez otra vez interrumpió: “Pero, perdoname, yo no voy a responder… Compañero, si a usted el gobierno no le gusta, vaya y vote a otro partido y se acabó la discusión. Hoy discutamos como resolvemos el problema de la escuela”. Quedó planteado el tema edilicio, la habitabilidad y la firma del director como unidad académica.

Gutiérrez cerró el cabildo abierto: “Yo tengo la autoridad política y moral para decirle al ministro, que este tema yo lo vengo hablando con él, y el me ha pedido: ‘dejá que termine con el tema de los docentes, porque sino no vamos a tener escuelas en ningún lado’. Bueno, macanudo, pero mirá que este problema lo tenemos que resolver”.

“Estamos haciendo un compromiso absoluto con esta escuela. No está contemplada dentro de la educación pública formal. No está dentro de los recursos presupuestarios, y ni se les ocurre incorporarlo. Lo primero que le dijimos al gobernador fue que esto tiene que ser parte de la escuela pública, y el estado está obligado a ponerlo. Tienen una profesión artística ¿Cómo que no es parte de la educación formal? Bueno, es una lucha que esta escuela tenga un reconocimiento institucional de la provincia. Esta es nuestra pelea, y lograr que la provincia ponga el edificio y los salarios como corresponde. Va a ser la primera vez que tengan que poner plata para una escuela de estas características. Lo vamos a lograr. La provincia no puso nada en 60 años, hay que discutir eso para ponerlos en el sistema. Tienen que poner recursos, porque esto es público, no privado. Tienen salida laboral, ¿cómo no se lo van a reconocer? Es una locura. Déjenme hasta el viernes”, finalizó Gutiérrez.

Vale recordar que la escuela fue trasladada de su sitio original –donde hoy está la Casa de Cultura- al oscuro edificio de la vieja municipalidad, donde se realizaran otro tipo de actividades artísticas, tal vez más relacionadas con los manejos de presupuesto.

Actualmente los estudiantes y los docentes reclaman por problemas en los servicios, las instalaciones, el agua, las cloacas, el equipamiento, los salarios, la regularización de los títulos y de los cargos, etc. Como dato, la colega Andrea Frade, presente en la reunión, afirmó que no le permitieron grabar lo que se habló.

Comentarios

comentarios