FELIPISTAS ACUERDAN TREGUA PARA SOBREVIVIR

31 marzo, 2007

Emilio Pérsico del Movimiento Evita y Florencio Randazzo, ministro de Felipe Solá firmaron un pacto de no agresión intentando llegar con envión al armado de listas para las elecciones de octubre. Es para sobrevivir al desembarco de Scioli y el PJ.

Pérsico propone a Devoto como candidato

Sólo un almuerzo bastó para que el pacto de no agresión entre dos ex enemigos políticos, como Florencio Randazzo y Emilio Pérsico, se consume, esperando llegar con envión al armado de listas de cara a las elecciones de octubre.

Este acuerdo felipista -que el propio gobernador Felipe Solá nunca pudo conciliar- tiene como objetivo aglutinar fuerzas seguidoras del mandatario bonaerense, para sobrevivir al desembarco del vicepresidente Daniel Scioli en la provincia. De paso, el abrazo simbólico que tuvo lugar en el despacho del ministro de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires busca ocupar espacios para que no sean "usurpados" por otros sectores, como podría ser el PJ del diputado José María Díaz Bancalari.

Esta tregua demuestra algo que ya se preveía: el revés que sufrió la intención reeleccionista de Solá por parte del presidente Néstor Kirchner, así cómo el desvanecimiento de sus posibilidades de ser el compañero de fórmula del matrimonio presidencial en las presidenciales de octubre dejaron a este sector indefenso, sobre todo por el avance del sector de Díaz Bancalari y la indiferencia del otro poderoso K bonaerense, el diputado Carlos Kunkel.

A pesar de esto, según informó Ámbito Financiero, habría sido el propio Bancalari el auspiciante de esta unión, con claros objetivos defensivos. Aunque también habrían aportado su asistencia otros dos dirigentes locales, como Carlos "Cuto" Moreno y el diputado Dante Dovena.

Pérsico llegó al cónclave acompañado de uno de sus lugartenientes, el jefe del bloque de diputados bonaerenses del Frente para la Victoria, Fernando "Chino" Navarro, mano derecha de Solá, que espera encontrar aquí un espaldarazo a sus intenciones de hacerse con la intendencia de Lomas de Zamora.

El pacto llega en momentos donde el PJ bonaerense tradicional, liderado por Díaz Bancalari, y el kirchnerismo provincial, en manos de Kunkel, acercan posiciones para llegar unidos a octubre. En este marco, el felipismo tradicional ve amenazado su espacio y su poder, desembocando en esta cumbre que conlleva una unión casi "obligada" entre Randazzo y Pérsico.

Así las cosas, quedan marcadas tres líneas claras de origen peronista en territorio bonaerense, donde son amplia mayoría y no encuentran en ninguna otra fuerza una resistencia, más allá de las internas. Estas son, el reflotado felipismo, de Randazzo y Pérsico custodiado por Navarro, el PJ tradicional de Bancalari, y circulando con absoluta comodidad entre ellos el kirchnerismo del cada vez más influyente Kunkel.

Más allá de este acuerdo, parece imposible sostener la iniciativa presidencial de ir con una sola lista por distrito. Pese a sus intenciones y la presión que pueda ejercer, hay diferencias que pueden ser reconciliables de cara a una fecha electoral pero insalvables a la hora de cerrar una lista.

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Cecilia Lewandowski

«El Foyel es como un Triángulo de las Bermudas»

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA