LA UCR DISPUESTA A NEGOCIAR CON LAVAGNA

31 julio, 2006

El documento final de la Convención Nacional faculta al titular del partido, Roberto Iglesias, a entablar diálogos con otras fuerzas. Y amenaza intervenir a los distritos radicales que se encolumnen detrás del kirchnerismo.

El plenario de la Convención Nacional de la UCR aprobó esta tarde el documento final que faculta al presidente del Comité Nacional, Roberto Iglesias, a entablar diálogos con otras fuerzas para establecer acuerdos programáticos.

"Le decimos basta a todos aquellos que no acaten las decisiones del partido", enfatizó Iglesias, minutos antes de brindar una conferencia de prensa en las que se detallaran los puntos salientes del texto final. El documento también incluye lineamientos en temas económico- sociales y establece reglas para los comité de distrito a la hora de presentar sus candidatos en 2007.

Aunque un sector de la UCR impulsa fuertemente la candidatura del ex ministro de Economía, el titular del Comité Nacional, Roberto Iglesias, dijo bien temprano que la discusión sobre el candidato "es posterior". Y aclaró que la Convención "es para apoyarnos a nosotros mismos, para fijar un camino, una estrategia y después veremos a quiénes ponemos de candidatos, y si son partidarios o extrapartidarios".

Pero la figura de Lavagna sobrevoló en todo momento y el mentor de su postulación, Raúl Alfonsín, se convirtió ayer en actor central de la convocatoria. El borrador del documento en cuestión contenía fuertes críticas hacia el Gobierno y contempla la creación de una comisión especial para negociar el ex ministro de Economía, quien todavía no anunció formalmente su candidatura a presidente.

Ayer, la Convención Nacional de Rosario arrancó sin la presencia de los radicales K, dejando al radicalismo al borde de una fractura, pero con una fuerte presencia de los convencionales: 227 representantes sobre los 347 que conforman el máximo órgano deliberativo del centenario partido.

Iglesias destacó el lleno "casi total" de la primera jornada aunque negó que su partido esté al borde de fracturarse. "La UCR le va a dar batalla a la pretensiones hegemónicas del Presidente", disparó.

Por su parte, el titular de la Convención Nacional, Adolfo Stubrin, aclaró que en el nuevo régimen de disciplina del partido -que se aprobará hoy- no se incluirá una medida que prevea la expulsión de quienes siendo afiliados no vayan con la UCR en las elecciones.

"El régimen de disciplina tiene que ver con cuestiones éticas", aunque "sí contiene el deber de respetar la mayoría", precisó Stubrin en declaraciones radiales.

Comentarios

comentarios