Comenzó el 2021 y San Isidro no cuenta con presupuesto general de gastos para hacer frente al año

11 enero, 2021

Elaborar un presupuesto es hacer el estudio minucioso en el que el Departamento Ejecutivo planifica o “Presupone” como va a recaudar y como se piensa distribuir los recursos.

Por Celia Sarmiento, concejal Frente de Todos San Isidro

Ok. La parte del cómo va a recaudar ya lo planifico, lo pensó y ya lo aprobó. Ahora lo que corresponde al cómo lo va a distribuir lo tiene pendiente. Con esto ya ganó hasta ahora, un mes de recaudación en el que no tiene estipulado cómo y en qué invertir o a qué necesidad atender de manera prioritaria.

En este momento, el ejecutivo está respaldado por el presupuesto del 2020, que se pensó sin crisis sanitaria. No sería extraño que prefieran seguir con ese ya que cuenta con la arbitrariedad de la reasignación de fondos de manera discrecional, montos cercanos a 7 mil millones de pesos mientras no se apruebe el nuevo presupuesto.

Al momento de analizar la propuesta del oficialismo desde nuestro bloque, encontramos importantes disidencias de cómo se planifica distribuir, invertir o gastar esa recaudación que se obtendrá gracias a la aprobación de las Ordenanzas fiscal e impositiva.

Nos encontramos con un gobierno municipal que hace cada vez más fuerte la administración central/gubernamental que la inversión social.

Y así tenemos que juntas la secretaria privada y general de gobierno cuentan con presupuestos por encima de los $750 millones solo para gastos en personal que contiene a más de 300 personas. Nada explicado sobre cuáles serían las acciones a llevar a cabo desde esas áreas.

El Estado tiene que ser garante de los derechos de quienes lo necesitan. Toda política pública requiere de la información real que es lo que le permite la toma de decisiones correctas.

La manera más acertada de conseguir esa información es el contacto directo con vecinos y vecinas, para esto una de las áreas que tendría que ser más fuerte es la Unidad de Coordinación de delegaciones que no solo cuenta con un presupuesto deficitario, sino que además no cuenta con elementos propios como para poder llevar adelante un correcto diagnóstico de situación y la posterior planificación de gestión eficiente. Dicha repartición cuenta con $83 millones y apenas alrededor de 50 personas.

A esto nos referimos cuando marcamos la falta de mirada social del presupuesto general de gastos del municipio de San Isidro.

En la división correspondiente a las áreas de trabajo, vemos sin mayores detalles que para la Administración Gubernamental o Central cuenta con más $3.700 millones en cuanto que a las áreas destinadas a la Inversión Social apenas supera los $1.500 millones. Esta es la verdadera radiografía de lo tiene como prioridad el Departamento Ejecutivo de San Isidro.

A quienes venimos del campo nacional y popular se nos cuestiona porque nos gusta ser como Padre Proveedor. Si nos ubicáramos en la misma lógica, decimos que el gobierno local es un Padre Abandónico, que resuelve que otros y otras hagan su trabajo de atención y cuidados. Sino, cómo es posible justificar o entender la quita del 12% del presupuesto a la atención a menores.

En el año 2018, el señor Intendente frente al Consejo Local de Niñez local, se comprometió a no reducir las partidas destinadas a la atención de las Infancias, bueno no lo cumplió. En el 2020 se redujo un 3% y para el 2021 el 12%. Ya tenemos claro entonces las prioridades.

Este gobierno municipal no tiene planificadas ninguna propuesta para el año que estamos comenzando, esto surge de observar que se ha decidido destinar $0 a la casa de Juventud.

Y así seguimos… en cada una de las áreas en las que se distribuye la planificación de gastos e inversión.

La secretaria de modernización es otro claro ejemplo de cómo se destina el dinero solo con objetivos partidarios y de marketing. No logramos aun saber con precisión a que se dedica, ¿Cuáles son sus programas y sus logros? ¿Cuáles son las metas alcanzadas y las planificadas? Ni siquiera se cuenta con software propio que permita llevar un control de los gastos actualizado. Párrafo aparte se podría escribir sobre la demora en la publicación de los Boletines Oficiales o en el giro de expedientes administrativos, los cuales a veces están dando vuelta meses por las distintas oficinas municipales sin resolución.

Por otro lado, dedicación exclusiva merece el análisis de la falta de perspectiva de géneros con la que se piensan y se escriben los planes del gobierno local.

Ni los presupuestos ni la política fiscal son neutrales al género, hacer políticas fiscales de verdad inclusivas deberán hacerse mediante la asignación de recursos explícitos para aproximarse y finalmente lograr la equidad. Ni en la asignación de recursos, ni en la planificación de programas se impulsa la visibilidad, el reconocimiento y redistribución del trabajo y un acceso más calificado de mujeres y diversidades a los espacios de poder y de toma de decisiones.

Sostiene lo que se llama hoy la Falsa Economía, ya que no tiene en cuenta a quién representa el 18% del PBI que es todo aquello que hace a la economía del cuidado que hace sostener y poner en marcha todas las tareas de las que se corre el Estado y delega en otros y otras sus responsabilidades.

Es un presupuesto que frente a la crisis que deriva de la situación sanitaria a la que llevo la PANDEMIA por CORONAVIRUS, no propone herramientas de fomento del empleo.

Carece también de perspectiva ambientalista, más allá de la concesión del servicio de recolección de residuos con contratos monstruosos, está lejos de pensar una ciudad que sea sostenible y sustentable en términos de inclusión ambiental.

Por último y no menos importante, vemos con gran preocupación la potestad que se le otorga al ejecutivo para efectuar ampliaciones y/o modificaciones en los créditos presupuestarios entre Jurisdicciones. Este punto ha sido objetado históricamente por este bloque, habiendo logrado que el Presupuesto 2020 tenga un 5% como margen para modificar las partidas presupuestarias, hoy la vuelven a presentar con un número mucho mayor.

Queremos que sea verdad el lema de hacer un San Isidro distinto. Y eso se empieza con un presupuesto que sea para todos y todas.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA