Las recomendaciones de la reforma judicial que el Comité asesor le presentó al Presidente

19 noviembre, 2020

La Corte Suprema, el Procurador General y el Consejo de la Magistratura en el foco. Los 11 juristas dieron sus definiciones. Cuáles son sus ideas.

Conocida por algunos como la “Comisión Beraldi”, en referencia al integrante que es al mismo tiempo abogado personal de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, la junta de magistrados llegó a conclusiones concretas respecto de tres áreas relevantes en lo judicial: la Corte Suprema, el Ministerio Público Fiscal y el Consejo de la Magistratura. Después de casi tres meses de debate interno, el grupo de letrados presentó ante Alberto Fernández los lineamientos de la reforma judicial que desean.

Las posturas del Comité fueron consensuadas por sus integrantes en cada tema. La definición más polémica quizás tenga que ver con la recomendación de que el Procurador General de la Nación sea elegido y destituido por mayoría absoluta del Senado –es decir, la mitad más uno– en vez de los tradicionales dos tercios. En este punto, 6 consejeros (Beraldi, Arslanian, Ferreyra, Herrara, Palermo y Sbdar) apoyaron la moción, mientras que 5 no (Kogan, Weinberg, Battaini, Gil Domínguez y Bacigalupo).

La principal lectura señala que se trata de un guiño hacia el kirchnerismo, que presentó un proyecto en ese sentido mediante el congresista aliado Edgardo Weretilneck, de Juntos Somos Río Negro. Los argumentos de los magistrados responden a otra determinación vinculada: que el Procurador deje de tener mandato vitalicio e indefinido. Sobre esto, todos los consejeros menos Gil Domínguez estuvieron de acuerdo. Pero solo los seis mencionados fundamentaron que, de ser así, se tornaría inviable la elección por dos tercios cada los 5 años de mandato propuesto para el fiscal general.

Si bien cuando a mediados de 2020 el presidente presentó su primer proyecto de reforma judicial no se nombraba en el documento ninguna cuestión referida a la Corte Suprema de Justicia, muchos analistas criticaron la intención del Gobierno de ampliar su número de jueces. El mandatario luego aclaró que lo consultaría con su grupo de asesores, pero que personalmente no compartía esa iniciativa. No obstante, el Comité omitió opinión sobre el asunto, dando a entender que no es necesaria la ampliación.

Todos estuvieron de acuerdo en que el Máximo Tribunal debería tratar menos casos al año. Y una de las propuestas que surgieron en virtud de eso fue la creación de un tribunal intermedio entre las Cortes Supremas provinciales y la de Nación. El problema es que implícitamente se desacredita a los juzgados provinciales de última instancia.

En cuanto al Consejo de la Magistratura, la recomendación fue contundente: ampliar de 13 a 16 sus integrantes, compuestos por cuatro jueces/as, cuatro abogados/as, cuatro académicos/as y 4 representantes políticos). La idea es que haya una menor injerencia de la política partidaria en las decisiones del organismo. También señalaron la necesidad de que se respete la paridad de género.

Afirmaron que los concursos se deben realizar por anticipado, por materias (no para un cargo) y tener un plazo de cuatro años. Los jurados deben ser elegidos públicamente y debe haber criterios de paridad para garantizar el acceso de mujeres y de la comunidad LGBTIQ + a los cargos. En cuanto a los exámenes, señalan que la entrevista no puede valer más de 20 puntos, porque eso es lo que permite manipular ternas. También sostiene que es necesario que el plazo de trámite de una denuncia contra jueces o juezas no dure más de un año (hoy dura tres).

Por último, los juristas recomendaron la implementación del sistema de juicios por jurados en todo el país, de 12 miembros y con paridad de género. Especialmente para casos de delitos con penas mayores a 15 años.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA