QUIEREN ELIMINAR EL TRABAJO DOMINICAL

31 julio, 2006

Derogarán un decreto que permite a los empresarios fijar horarios y no pagar horas extras; quieren aplicarlo en todo el país. La ley establecería cerrar los shoppings y supermercados en el territorio bonaerense los domingos y feriados.

Trabajadores de un local de comidas rápidas

El Senado de la provincia de Buenos Aires quiere aprobar una ley que establezca la obligatoriedad de cierre a los shoppings y supermercados los domingos y feriados, salvo que una negociación paritaria entre la Federación de Empleados de Comercio con las cámaras empresariales restablezca las jornadas de ocho horas de trabajo y se paguen las horas extras al 100 por ciento, como establece la ley de contrato de trabajo.

La iniciativa la impulsó el secretario general de la CGT Regional La Plata y diputado gremial (de la Unión Personal Civil de la Nación) por el Frente para la Victoria, Carlos Quintana, que respondió los reclamos del titular de la Federación de Empleados de Comercio, Armando Cavalieri.

La propuesta, ya aprobada en Diputados, dispone derogar el decreto 9168, dictado en 1978 por el gobierno militar, que establecía que "los propietarios de comercios mayoristas y minoristas" podían determinar "los horarios de trabajo sin sujeción a jornada mínima ni compensar económicamente". Así, determinaban "unilateralmente" la modalidad de trabajo los domingos y feriados nacionales en los establecimientos.

Como contrapartida, el proyecto de Quintana impulsó "la obligatoriedad de la apertura y cierre de los comercios entre las 8.30 y las 20.30 de lunes a viernes y desde las 8.30 hasta las 13 los sábados" y establece que los shoppings o supermercados "pueden extender la atención entre las 9 y las 22, de lunes a sábados". Pero establece la "prohibición con excepciones" de que estos centros abran los domingos y feriados.

El diputado Quintana, en tanto, dijo que "la vigencia del decreto 9168 es una barbaridad, un anacronismo que no resiste el mínimo análisis jurídico" y explicó que el proyecto que se tratará en el Senado pretende que se discutan con los empleados de comercio las modalidades laborales.

Quintana criticó que en el actual decreto los domingos o feriados "no son compensados económicamente al trabajador ni el local se cierra un día hábil, lo que es totalmente irracional".

Cavalieri, por su parte, impulsa en todo el país "el descanso dominical" para los trabajadores mercantiles, y su gremio firmó en 2005 un "acuerdo piloto" en la provincia de Córdoba. Con la futura ley se beneficiarán 120.000 empleados mercantiles que trabajan en comercios bonaerenses.

"La jornada de trabajo, el descanso y la remuneración son ejes principales para que el trabajador alcance los objetivos de dignificación personal y social por los que debemos luchar", y agregó que el proyecto bonaerense "debe ser un modelo por seguir en todo el país".

Comentarios

comentarios