«¿A quién cuida Valenzuela?»

24 septiembre, 2020

El Intendente de nuestro distrito hizo pública una “prueba piloto” con el supuesto objetivo de lograr que “los chicos vuelvan a clases”

Por Juan Debandi, vicepresidente de AABE y ex candidato a intendente en Tres de Febrero.

Ayer el Intendente de nuestro distrito hizo pública una “prueba piloto” con el supuesto objetivo de lograr que “los chicos vuelvan a clases”. Esto sucedió inmediatamente después de que su aliado político, el Concejal Martín Jofré, publicara un video que, desde mi punto de vista, intenta provocar indignación en las familias y de este modo convertir una situación de angustia sumamente comprensible en un contexto de pandemia, en un reclamo querellante hacia el Gobierno Provincial y Nacional sobre la vuelta a clases presenciales.

Son tantas las cosas que carecen de ética en todo esto que me cuesta elegir por dónde empezar. Lo del Concejal me hace recordar a lo que Jauretche denominaba el “Regimiento de animémonos y vayan” porque busca posicionarse pública y políticamente a través de la utilización mezquina de estudiantes y sus familias, empujándolos para que sean ellos quienes presionen a nuestros Gobiernos Provincial y Nacional para el retorno a la presencialidad, incluso cuando esto signifique ir contra el propio cuidado de la salud de nuestros hijos e hijas.

Luego, y suponiendo que este video no guarda en absoluto relación con los planteos posteriores del Intendente, me pregunto: ¿A qué se debe entonces su puesta en escena? ¿Con qué autoridad pasa por alto un decreto presidencial, la decisión coordinada de los Ministerios, los criterios institucionales y normativos y, fundamentalmente, a la comunidad educativa en su conjunto? ¿Por qué plantea de manera autoritaria y unilateral cuál es la mejor manera de que los chicos vuelvan a clase? Esta prueba piloto que expone a estudiantes, docentes y auxiliares, ¿tenía un protocolo seguro y aprobado por la provincia de Buenos Aires para realizarse?

Son muchas preguntas para las que no encuentro respuesta. Aún si Valenzuela hubiera elevado esta propuesta de buena fe, me preocupa el grado de improvisación con el cual se decide sobre la salud de nuestros vecinos y vecinas. ¿No hubiera sido mejor conversar y buscar consenso en las mesas de trabajo que ya existen y que se encuentran abordando de manera colectiva este tema tan complejo? ¿Esto se definió con las familias? ¿Con los consejeros escolares? ¿Con los representantes gremiales? ¿Con los especialistas de la salud? ¿Con el Concejo Deliberante? ¿O es un proyecto más que se escribe a espaldas de la gente y de los sectores sociales involucrados?
Sé que es muy importante y significativo el año en que se egresa de la escuela y sé que es enorme el esfuerzo que tanto docentes como estudiantes están haciendo para que todo se viva de la mejor manera posible.

Sin dudas todos queremos volver a nuestra cotidianeidad previa a la pandemia. Pero no podemos desconocer la existencia de un problema sanitario grave y de escala global, cuyos indicadores en el AMBA hacen que nuestros responsables políticos, asesorados por especialistas, deban tomar decisiones para un avance muy lento y paulatino, responsable, cuidado y seguro.

Hemos logrado mucho. Aún es tiempo de seguir cuidándonos. Esto no va a durar para siempre, pero seguirá durando por ahora. Entonces, no ilusionemos a los chicos y las chicas. Ayudemos a que transiten esta etapa lo mejor posible.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA