Lo que dejó la primera sesión del Concejo Deliberante en cuarentena

27 julio, 2020

Primero se trató la Rendición de Cuentas 2019: Alonso López argumentó los votos en contra de Juntos por el Cambio y Magnano, la abstención de bloque UCR. Letcher fue el oficialista encargado de defenderla. Luego se votaron los proyectos impositivos. Allí hubo más tiempo para reflexiones sobre la cuarentena.

A las 10.10 del viernes pasado se concretó el quórum en el Concejo Deliberante de San Martín. Primero se aprobó por mayoría la Rendición de Cuenta 2019 y luego, por unanimidad, se hizo con lo mismo con una serie de medidas tributarias del Municipio en el marco de la emergencia sanitaria.

Los 24 concejales dieron presente en la primera sesión desarrollada en un ámbito mixto. La mitad lo hizo desde su domicilio, y la otra mitad desde el recinto del Concejo, cuyos espacios se ampliaron para respetar las medidas del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Luego de cuatro meses de cuarentena, los ediles mostraron buena relación con las nuevas tecnologías y con las formas de comunicación virtual. Un ejemplo es el de Isabel Álvarez, de Juntos por el Cambio. Mientras el peronista Hernán Letcher tenía una biblioteca de fondo y Sergio González tenía un armario, Álvarez configuró su aplicación para que su fondo sea una foto de ella misma. Lo que se dice una concejal 3.0.

A las 10.20 empezó la sesión especial que trató la Rendición de Cuentas del último año de gestión de Gabriel Katopodis. Ramiro Alonso López fue el vocero de Juntos por el Cambio para argumentar el voto en contra de sus diez miembros.

Si bien reinó el buen clima y la cordialidad durante toda la mañana, la jornada tuvo dos climas distintos. A la hora de hablar de los proyectos impositivos, hubo sintonía entre oficialismo y oposición. Sin embargo, en el turno de la Rendición de Cuentas, la oposición se desmarcó del Ejecutivo: “Pedimos en reiteradas oportunidades la documentación respaldatoria de la Rendición para poder hacer un estudio de si los gastos del Municipio fueron realmente hechos o no”, expresó Alonso López, titular del bloque Juntos por el Cambio desde su banca.

Y agregó: “Nosotros recibimos una descripción del programa y el monto que se gastó, pero no podemos estudiar las facturas, órdenes de pago, licitaciones, dictámenes de adjudicaciones. Nos vemos imposibilitados de hacer nuestro trabajo como concejales opositores: controlar al Ejecutivo de los gastos y la ejecución de los gastos. No vamos a votar algo que no podemos estudiar”.

Quien le siguió desde el Frente de Todos fue Letcher, desde su casa: “Cuando uno repasa la ejecución de la rendición, encuentra que está en niveles relativamente elevados, casi al 90 por ciento, similar a la de años anteriores. En 2019, en relación a las transferencias recibidas en el orden local, hubo serias dificultades en cuanto a los recursos recibidos de Nación y de Provincia. Un caso es una obra del Thompson, actualmente paralizada, de casi 400 millones de pesos, solo se recibió el 6 por ciento. Algo parecido pasó con las obras de los pasos de Villa Ballester y Chilavert. Finalmente fue el Municipio el que tuvo que poner la plata para que la obra se inaugurase. Lo mismo pasó con varias obras de bacheo prometidas”.

Por último, el radical Ricardo Magnano argumentó su abstención y la de su compañera de bancada, Marcela Mancini. “Hubo muy pocos días hábiles administrativos en los que el Municipio trabajó de forma normal. Entonces la revisión de la Rendición se hace de forma documental, ya que no participamos durante el año en la ejecución presupuestaria. Esto se replica en todos los concejos deliberantes. El gobierno no ha incurrido en su intención de ocultar o menoscabar la información, sino que ha tenido limitantes propios de la emergencia. Un voto razonable es, que si bien no podemos aprobarlo porque no tenemos el conocimiento acabado, tampoco tenemos el fundamento para un rechazo”.

Cuando Perrella llamó a levantar la mano a quienes apoyaban la Rendición, los oficialistas que estaban en sus casas se quedaron congelados. Se esperaron unos segundos hasta que la tecnología ayudara y luego, sí, pudieron levantar la mano para aprobarla.

Acto seguido se pasó al orden de la sesión extraordinaria, cuyos principales puntos eran los proyectos tributarios. Allí hubo más terreno para que los ediles aludieran a la gestión de la cuarentena.

La concejala Carolina Pedelaqc del Frente de Todos fue la primera en pedir la palabra para dejar en claro que la pandemia recrudeció la crisis con la que el Frente de Todos se encontró al llegar a Casa Rosada. “En diciembre de 2019 había 16 millones de pobres en el país. El 40% de la población estaba por debajo de la línea de pobreza. Y ahora nos encontramos con este agente externo que viene a agudizar esa crisis económica y social”, afirmó Pedelaqc desde el recinto.

Esta fue la introducción para celebrar “la aprobación de la tasa de emergencia, que no solo aporta recursos a los sectores que más lo necesitan, sino que es una forma de impartir un poco de justicia para aquellos que menos tienen y que más esfuerzo solidario hacen”.

Luego, el ivoskista Cristhyan Micucci mencionó que el bloque Juntos por el Cambio presentó más de 50 proyectos durante la cuarentena. “El primero fue para darle una libre disponibilidad al Intendente para que pueda reasignar las partidas, siguiendo con la suspensión del estacionamiento medido y la implementación inmediata de testeos del programa Detectar”, manifestó. Y, como bloque, solicitaron “la apertura de las ferias barriales. Por eso también apoyamos esta tasa nueva. Los bancos y los hipermercados pueden colaborar, pueden ser solidarios en este momento”.

Y cerró: “Tiene que haber una cuarentena inteligente. No tenemos que tener miedo. No nos tiene que meter el miedo en la cabeza. Hay que tener responsabilidad social, individual. Tenemos que adecuarnos a esta nueva realidad. No podemos vivir encerrados. No nos pueden generar miedo”.

Romina Gassmann, del Frente de Todos, es licenciada en Psicología y trabaja en la Guardia del hospital provincial Eva Perón. En su turno, y en forma remota, resaltó “el esfuerzo de los trabajadores de la salud de los distintos hospitales y centros de atención primaria. Tuvimos el fallecimientos de algunos compañeros del Thompson y el Eva Perón. Muchas personas hacen el esfuerzo diario y dan la vida poniéndose en el frente de batalla”.

La peronista Mirta Ward se sumó a ese reconocimiento y lo amplió “a los docentes de San Martín. Muchos alumnos no pudieron ingresar a las distintas plataformas por la falta de herramientas tecnológicas. Y allí hubo docentes que buscaron alternativas, que fueron paso a paso haciendo fotocopias, cuadernillos. En silencio vienen superando batallas, la batalla del conocimiento. Y también son los docentes que en los colegios de San Martín, a través del Consejo Escolar, pudieron entregar bolsas de alimentos”.

Luego, Perrella nombró uno por uno a los concejales, llamándolos por su nombre o algún apodo cariñoso, y les agradeció: “Pudimos llevar esta sesión producto de cada uno de ustedes. Hoy se construyó algo desde lo individual hacia lo colectivo. Sesionamos con mucho orgullo, mucho mejor que otros concejos deliberantes de la Provincia”.

En base a eso, Perrella hizo el cierre final: “Lo que votamos hoy –más allá de la Rendición de Cuentas, que es un posicionamiento político- le da al Intendente más herramientas, podremos atravesar mejor este tiempo. Los proyectos de la oposición son muchos de los proyectos que tenemos en el Municipio. No hay diferencias, hay matices. Sacamos proyectos por unanimidad”.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA