Los múltiples voceros de la gestión Kicillof

20 julio, 2020

A cuatro meses de la emergencia que desató la pandemia, la centralidad de la comunicación de las medidas del gobierno no está únicamente centralizada en el gobernador bonaerense. Los dirigentes del gabinete que mayor exposición tienen y los ‘técnicos’ bajo perfil.

A más de seis meses de la asunción del gobernador Axel Kicillof y su gabinete en el ejecutivo de la provincia de Buenos Aires, comienzan a vislumbrarse con claridad -más aún con la emergencia de la epidemia latente- qué rol, personalidad y accionar toma cada integrante del cuerpo de dirigentes que lo acompaña en el día a día de la gestión.

En este sentido, se puede realizar la división de aquellos más expuestos mediáticamente al igual que verborrágicos y otros, con un intente mayormente dominado por su caríz ‘técnico’ que optan por un perfil mucho más bajo y declaraciones esporádicas.

En el primer pelotón se ubica el ministro de Seguridad, Sergio Berni. Sus apariciones mediáticas son prácticamente diarias al igual que sus dichos -e incluso entredichos- ya sea con dirigentes opositores como del propio Frente de Todos. Además, no es un hombre de escritorio y sus recorridas por territorio bonaerense son publicitadas de igual manera.

En el área de salud sucede algo similar, aunque no con la espectacularidad y periodicidad de Berni. Tanto el ministro como su vice, Daniel Gollán y Nicolás Kreplak han sido entrevistados -más en forma radial- y en varias ocasiones han realizado pronósticos catastróficos en el marco de la evolución de los datos de la epidemia si es que no se realizaban determinadas acciones de fuerte impacto.

La sanisidrense jefa de Gabinete, Teresa García, también ha tenido declaraciones explosivas. Sin embargo, tiene una perfil, por momentos, más tecnológico, ya que han sido varias las ocasiones en que ha respondido -sobre todo a jefes comunales de Juntos por el Cambio- el desacuerdo en algunas de sus declaraciones.

El último, y recientemente incorporado, es el ‘camporista’ Andrés ‘Cuervo’ Larroque. Caracterizado siempre por un perfil alto y verborrágico, en los últimos años se había revertido. Actualmente y a cargo del área de Desarrollo de la Comunidad, al igual que Berni, se lo vé de recorrida en los barrios vulnerables. A pesar de que no es extremadamente mediático, cada vez que habla, deja varios títulos.

Todos comparten la característica de ser kirchneristas y dirigentes con una vasta experiencia en política. Todos ellos en algún momento de los 12 años de presidencia de Néstor y Cristina Kirchner supieron ocupar algún cargo de relevancia u, al menos, de la confianza o contacto estrecho con sendos dirigentes.

Pero el dato, con el que se diferencia de la gestión de Alberto Fernández, es que en el de Kicillof -quien se caracteriza por explayarse y explicar de manera extensa- la comunicación de las medidas y el análisis de la gestión, está repartido.

En un plano intermedio se encuentran dos ministros que, sobretodo durante el comienzo de la gestión tuvieron una exposición más alta y, tras el comienzo de la pandemia, se refugiaron. Estos son: Julio Alak (Justicia) y Carlos Bianco (Jefe de Gabinete).

Del otro lado se encuentran los dirigentes ‘técnicos’. La gran mayoría cercanos a Kicillof. Entre ellos se destacan: Pablo López (Economía); Federico Thea (Secretaría General); Augusto Costa (Producción); Agustín Simone (Infraestructura), Agustina Vila (Educación) y Mara Ruiz Malec (Trabajo).

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA