Sebastián Salvador: “Antes del 2015 la UCR bonaerense era testimonial”

3 julio, 2020

El diputado nacional apoya a Maxi Abad como próximo presidente del radicalismo provincial y expresó a LaNoticiaWeb que el otro sector “quiere un radicalismo dirigido por la Capital Federal”. El legislador de Juntos por el Cambio analizó la nueva etapa de la cuarentena en Provincia y San Fernando.

El diputado nacional (UCR-Juntos por el Cambio) Sebastián Salvador habló con LaNoticiaWeb en el tercer día de la nueva tapa de la cuarentena, y analizó el panorama en su distrito, San Fernando. Además, Salvador opinó del futuro de la UCR bonaerense, que este año debería tener elecciones internas para definir al sucesor de Daniel Salvador.

Los tres gobiernos con competencia en el AMBA tomaron la decisión de endurecer la cuarentena estos quince días. ¿Cómo lo tomaron?

La jefatura de gobierno y la Provincia tienen el termómetro de la evolución de los enfermos y los fallecidos. Los que somos del conurbano vemos un crecimiento importante en los hospitales y los barrios. Está bien acomodar la cuarentena o reforzarla en ese sentido. No me parece bien cómo se abordó desde el principio. No había solo que guardarse, sino también que hacer testeos masivos, como decimos desde el inicio. Como oposición acompañamos desde el principio pero creíamos que no era suficiente. Hoy decimos lo mismo, aún acompañando la cuarentena, pero necesitamos una salida, pensar en la salida.

¿Cómo ves el trabajo en San Fernando?

Vemos una crecida importante en el número de infectados. En el hospital hay mucha gente infectada. En los barrios también se nota el aumento. Eso preocupa porque no solo pasa en San Fernando, sino en todo el conurbano. Somos respetuosos de las medidas que toman los gobiernos provincial y municipales.

¿Qué labor se puede plantear desde la Cámara de Diputados?

Desde el principio lo nuestro fue constructivo. El presidente de bloque dijo que el comandante del barco era el presidente Fernández. Tenemos diferencias, pero nuestro aporte fue aprobar cuestiones con el COVID, en acuerdo con el oficialismo. Me parece importante la ley de donación de plasma. A veces hay diferencia en el procedimiento, pero lo importante es salir todos juntos.

En Juntos por el Cambio hay dirigentes que manejan un discurso menos moderado, más reaccionario. También se ven esos sectores en el oficialismo.

Creo que hay que ser moderados, pero sin dejar de decir las cosas que se esconden. Eso me parece grave. Eso hay que decirlo. Estamos para acompañar como legisladores y como partido político. En ese caso somos moderados. Pero no nos parece que detrás de esto se esconda la liberación de Boudou, dándole una pensión de 400 mil pesos. No me parece que volvamos 10 años atrás con los superpoderes. No me parece el avasallamiento de la Justicia. No me parece que Cristina ponga en lugares claves a sus funciones. El ataque y el escrache que volvieron a periodistas. Esas cosas las vamos a decir.

Este año debía producirse el cambio de autoridades en la UCR bonaerense, que seguramente se votará al dejar atrás la cuarentena.

Lo tenemos en un muy segundo plano, lo más responsable es no hablar de internas. Me parece irresponsable desde el otro grupo de la Capital, que desembarca en Provincia, de plantear y hablar de internas, con dirigentes que estuvieron y están en las listas de otros partidos políticos, como el massismo, el kirchnerismo. Esa gente fomentada por la Capital Federal viene a hacer un desembarco para hablar del radicalismo con dirigentes no muy apegados al radicalismo. Lo tenemos como una segunda o tercera instancia a la interna, estamos preocupados por el COVID. Representamos la unidad del partido, el crecimiento del partido. Antes del 2015 la UCR provincial era testimonial, conducida por estos dirigentes que hoy quieren volver a conducir. Ahora el partido está activo, hay una juventud radical en toda la Provincia, hay representación en todo el conurbano. Hay 31 intendentes, antes había solo un puñado. Hay legisladores jóvenes, funcionarios jóvenes en las intendencias. En ese sentido, el partido tuvo un crecimiento, hay que seguir por el mismo camino. Acompañamos la candidatura de Maximiliano Abad, fiel representante del crecimiento del radicalismo. Los que hablan de sumisión… sumisión es competir con listas de otros partidos. Es gracioso.

A veces se nota cierto enojo de la actual conducción de la UCR bonaerense con el otro espacio. No por el planteo de interna, sino porque creen que ellos no reconocen algunos logros del partido en los últimos cuatro años.

No es enojo, vemos oportunismo mal hecho en estos tiempos. Un radicalismo bonaerense que quiere ser dirigido por la Capital Federal. Gente que suele estar en otros partidos habla del partido como si tuviera autoridad para hacerlo. Actuamos con mucha tranquilidad, honestidad intelectual hacia el partido. Somos radicales de la Provincia, no se si muchos de ese espacio pueden decir lo mismo. Tienen derecho a plantear la interna. Espero que el COVID se vaya y después se pueda hacer esta interna este año, y que se dirima la situación. El partido no solo creció cualitativa y cuantitativamente, sino que tiene ambición de gobernar. Cuatro años atrás solo estaban sentados cómodamente en un lugar de oposición, sin posibilidad de gobernar. Hoy hay un partido moderno, con ganas de gobernar, con dirigentes. Estamos en otra etapa. A Cambiemos entramos muy débiles, hoy estamos fuertes, en condiciones de encabezar Cambiemos. En 2015 entramos débiles y hoy lo fortalecimos.

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Jorge Benedetti

Cartas para construir la «pos pandemia»

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA