¿Quién es Sebastián Vidal, el funcionario kirchnerista que es la nueva «sombra» de Marchi?

12 junio, 2020

Hizo las divisiones inferiores en Boca y jugó en varios clubes del ascenso. Actualmente, el camporista de 31 años, es secretario de Deportes de Avellaneda, donde gobierna Jorge Ferraresi.

El nexo entre los jugadores y los dirigentes de la AFA, que a su vez son presidentes de gran parte de los clubes de Primera, debería ser su gremio, Futbolistas Argentinos Agremiados. Sin embargo, algunos (por no decir todos) capitanes y referentes de los clubes no se sintieron defendidos por la entidad que encabeza Sergio Marchi, prácticamente desde la suspensión del fútbol por la pandemia hasta el día de hoy.

Medidas que impulsaron algunos presidentes y que luego contaron con el aval de los funcionarios de la Asociación del Fútbol Argentino. Por un lado, la eliminación de los descensos por dos años que invitaría a los clubes, al no ver peligrar su continuidad en Primera, a prescindir de los futbolistas con contratos más caros y apostar a los juveniles.

Por otro, y en la misma línea, contratos que finalizan a mitad de año y no hay respuestas, menos certezas, de que se vayan a renovar. La intención de los capitanes, expresada por Javier Mascherano y Leonardo Ponzio, es que se extiendan los contratos, por lo menos, hasta fin de año (corrió el rumor que desde AFA se harían cargo de los salarios de aquellos futbolistas ‘desempleados’ a partir del 1º de julio, a modo de subsidio, y contemplado el salario mínimo).

Y en tercer medida, más allá de proteger a los futbolistas que podrían quedar libres, pretenden que la pelota empiece a rodar en simultáneo con el resto de las categorías. Esta muestra de solidaridad con el Ascenso abarca, también, una la cuestión económica. Y un tema que tiene que ver con los protocolos: ¿cómo hace un jugador de la Primera D para ir al entrenamiento si no puede utilizar el transporte público, reservado para los trabajadores «esenciales»?

En este sentido, tras la falta de respuestas concretas por parte de los dirigentes, surge la figura de Sebastián Vidal. El Pollo, tal es su apodo, hizo las divisiones inferiores en Boca, pero no llegó a debutar en el equipo que entonces dirigía Carlos Ischia. Con recorrido en el Ascenso, jugó en la CAI de Comodoro Rivadavia, Unión (ascendió a Primera), Patronato, Temperley, Estudiantes de Caseros, Dock Sud y Excursionistas, donde se retiró el año pasado.

Actualmente, es el secretario de Deportes de la Municipalidad de Avellaneda, cuyo intendente es Jorge Ferraresi, un kirchnerista de la primera hora. Vidal es militante de la Cámpora y tiene muchos intereses en los “colectivos sociales”. Sin ir más lejos, fue el promotor de la carta que firmaron más de 200 futbolistas en apoyo a la fórmula Fernández-Fernández.

Con una idea de que el fútbol sea más «democrático, popular, feminista y que se rija en la lógica de los derechos humanos», Vidal dice tener una mirada compleja de Futbolistas Argentinos Agremiados.

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Matías Lobos

¿De Churchill a Maduro?

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA