Jorge Macri negó una rebelión de los intendentes, pero en el interior amenazan: “Abriremos sin autorización”

3 junio, 2020

Mientras que los dirigentes sin funciones ejecutivas ni legislativas son más críticos, los jefes comunales se moderan. Sin embargo, allí también hay matices: los del interior piden una re-apertura mayor a la que se vive en el AMBA. ¿El oficialismo hará concesiones al interior provincial?

El 2020 encontró a Juntos por el Cambio en el rol de oposición a nivel nacional y provincial, razón por la cual se escuchan fuertes discursos anticuarentena provenientes de sus dirigentes de la llamada ala dura. Allí están Mauricio Macri y Marcos Peña, a los que se suma a quien usan de vocera, Patricia Bullrich. En el otro extremo se encuentran Rogelio Frigerio, Emilio Monzó y hasta Martín Lousteau, quien se metió en la interna radical apoyando la lista contraria a Daniel Salvador, exvice de Vidal y a quien le adjudican “someter” la UCR a las decisiones duras del PRO.

Todos estos dirigentes cumplen roles opositores porque no tienen tareas ejecutivas. Quienes sí son gobierno en sus territorios -como Horacio Rodríguez Larreta, Gustavo Posse, Jorge Macri y otros intendentes del interior bonaerenses- presentan una posición más moderada a las de Bullrich y Macri. ¿Esa moderación radica únicamente por pensar distinto? Sí. Pero también radica en que Larreta, Posse y Jorge Macri, por casos, no pueden sentarse cómodamente en sus sillones y verter discursos anticuarentena en los medios de comunicación. Esa cómoda posición solo la pueden adoptar quienes no ejercen un mandato de representación.

El análisis en Juntos por el Cambio es sencillo: quienes no tienen roles ejecutivo son los que más critican la cuarentena. La diferencia es tan clara como indignante.

Pero entre los gobernantes de Juntos por el Cambio también hay matices, aunque ninguno con postura extrema como Bullrich, Peña y compañía.

JORGE MACRI

El jefe comunal de Vicente López tomó el guante para ser uno de los impulsores del mensaje de un grupo de Intendentes de Juntos por el Cambio. El punto de su reclamo es lograr mayor apertura en comercios e industrias, pero que esa apertura no sea a partir de la autorización de Provincia y de Nación, sino del propio Municipio.

«Esperemos que se respete el rol del intendente porque nosotros fuimos elegidos y conocemos nuestro pueblo. Tengo que pedir a la Provincia para que le pida a Nación para que Nación le conteste a Provincia para que me vuelva a contestar a mí. Es interminable»

«No sé quién instaló la percepción de que los intendentes somos loquitos e irresponsables», expresó Jorge Macri. Y se tomó el trabajo de hacer una aclaración: «El planteo de ‘confíen en nosotros’ no debe ser tomado como una rebelión porque no somos rebeldes».

MIGUEL LUNGHI

Jorge Macri no amenazó con hacer aperturas sin autorización, solo se quejó del lento proceso de autorización que dispusieron las autoridades nacionales y provinciales. Pero su par de Tandil sí cruzó esa línea: «Respetamos el DNU presidencial, nos tenemos que manejar con la Provincia y es lo que hemos hecho. Esperaremos unos días más y si no tenemos una contestación positiva, abriremos también nosotros sin autorización «, expresó.

Esa diferencia entre Jorge Macri y Lunghi también se puede entender por las diferencias claras que hay entre las realidades de dos distritos. Un populoso distrito del conurbano bonaerense y un partido del interior provincial. Hay claros matices entre un distrito que integra el AMBA y un territorio ubicado a 300 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

GUSTAVO POSSE

El intendente de San Isidro quiere ser el próximo presidente de la UCR provincial con el apoyo de dirigentes moderados como Lousteau y Monzó. Esto muestra que Posse está lejos del ala dura de Juntos por el Cambio que incentiva el discurso anticuarentena.

Este martes habló con LaNoticiaWeb en Radio Urbana BA y destacó que los pedidos de apertura que elevan a Provincia y Nación dejaron de ser “comercio por comercio” para pasar a analizar la apertura de “rubros completos”. En esa extensa entrevista, Posse nunca realizó un reproche hecho y derecho contra Provincia y Nación, aunque no deje de mostrarse expectante con cierta flexibilización.

“Si se piensa que levantando la cuarentena hay una solución a algo, la economía ya estaba parada desde antes, está en decadencia hace muchos años”, señaló Posse, y dijo que no hay razón para levantar la cuarentena en una región a la que él llamó “zona roja”. Y marcó los límites de esa “zona roja”: “Quienes vivimos en el sector norte del AMBA, si marcásemos la Capital Federal desde la Av. Amancio Alcorta hacia el norte, y si mirásemos la Gral. Paz desde el Río de La Plata hasta Tres de Febrero, Lope de Vega y cualquiera de esos puentes, y cuando marcamos el norte llegásemos al sur sojero de Santa Fe y de Córdoba, nos vamos a encontrar con que esta zona es una zona roja y que fue beneficiada con la cuarentena”.

EZEQUIEL GALLI

El jefe comunal de otro distrito del interior también se mostró disconforme con la extensión de la cuarentena: «¿Hasta cuándo vamos a seguir así? ¿Tiene sentido seguir estirando el aislamiento? ¿Cuál es el plan para atacar el pico de la curva? ¿Ustedes también se hacen estas preguntas?».

Son claros los matices de opiniones dentro de Juntos por el Cambio. La importancia es analizar desde dónde proviene cada postura. Los dirigentes opositores con roles ejecutivos son más moderados que quienes pasan la cuarentena desde sus casas porque no gobiernan ningún distrito. Eso es algo que deberían reconocer todos los dirigentes de Juntos por el Cambio que hablan en los medios.

Pero por otro lado, el oficialismo debería reconocer que dentro de los gobernantes de Juntos por el Cambio, también hay matices por cuestiones geográficas. El reclamo que hacen desde Tandil y desde Olavarría es distinto al que hacen los intendentes opositores del conurbano.

Este fin de semana vence la prórroga de la última cuarentena. Los intendentes del interior bonaerense se muestran expectantes con una mayor apertura en sus distritos.

Si esto no ocurre, Lunghi, de Tandil, ya advirtió: “Si no tenemos una contestación positiva, abriremos también nosotros sin autorización”. ¿Se podrá producir la rebelión que negó Jorge Macri?

SALUD PROVINCIAL

Este miércoles por la mañana el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, sumó un dato que será relevante a la hora de analizar posibles flexibilizaciones: «En la provincia de Buenos Aires nos da que, si sigue el ritmo exponencial, tendríamos el sistema colapsado para mediados de julio», afirmó. Y agregó: «Ahora, si logramos ir modulando el crecimiento de casos, eso no sucede. Incluso, si logramos disminuir la cantidad de casos, habremos generado el pico, que será el punto máximo al que llegó en este momento».

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA