Vidal reapareció y apostó a diferenciarse del ala dura del macrismo

2 junio, 2020

«No podemos entrar en chicanas, ni en debates mezquinos», dijo la ex gobernadora.

En un encuentro con dirigentes de la Coalición Cívica, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta le enviaron un mensaje al sector del PRO más alineado con Mauricio Macri, que pretende mayor confrontación con el gobierno nacional. También respondieron a las críticas del oficialismo. El jefe del gobierno porteño dijo que no hay que «sacar ventajas políticas» en medio de la pandemia.

Fue un mensaje a dos bandas. La ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, participaron de un encuentro con dirigentes de la Coalición Cívica-ARI y aprovecharon la ocasión para responder tanto al ala dura del PRO como a las críticas desde el oficialismo (y, particularmente, del gobernador Axel Kicillof). “He dedicado todo mi esfuerzo a la unidad en estos seis meses y lo voy a seguir haciendo. En este momento necesitamos grandeza, no podemos entrar en chicanas, ni en debates menores, incluso aunque otros lo hagan», remarcó Vidal. Larreta coincidió con su aliada: “No es una situación para sacar ventajas políticas. Que otros lo hagan no me va a llevar a mí a tener esa conducta”.

El encuentro fue el primero de una serie que tienen pensado hacer desde la conducción de la Coalición Cívica, con Maximiliano Ferraro a la cabeza. Arrancaron con una invitación a Larreta y Vidal -que se concretó con Ferraro y Maricel Etchecoin Moro presentes y unos cien dirigentes del espacio de Elisa Carrió a través de Zoom-, pero luego seguirán con economistas, dirigentes de la UCR. Los organizadores destacaron que, pese al mensaje hacia adentro, primó un mensaje de unidad de Juntos por el Cambio.

Además de decir lo suyo, Larreta y Vidal contestaron unas diez preguntas de los que se conectaron, entre diputados nacionales, provinciales, concejales, comuneros y autoridades partidarias de cada provincia. El encuentro, en total, duró una hora y media.

“Estos encuentros son para poner en valor la unidad de Juntos por el Cambio. Lo venimos demostrando cada día: es importante esforzamos más por la unidad que por la unanimidad, y nos debemos reconocer desde las diferentes centralidades”, afirmó Ferraro al comienzo del encuentro. Aún desde su retiro, Elisa Carrió viene respaldando a Larreta y Vidal ante las críticas del oficialismo y las más solapadas del sector que conduce el ex presidente Mauricio Macri.

Tanto en el discurso de Vidal como en el de Larreta hubo un claro mensaje a los sectores que piden más confrontación con el peronismo durante la cuarentena, pero también a las críticas hacia la ex gobernadora que el presidente Alberto Fernández y -más recientemente- Kicillof hicieron en torno al estado en que dejó la provincia y a la situación de los hospitales nunca inaugurados.

Larreta, sin entrar a confrontar, ya había respondido en el acto del 25 de mayo que respaldaba lo que fue la gestión de Vidal. La ex gobernadora optó en cada ocasión por no responder. En el encuentro cerrado con dirigentes de la CC-ARI, dejó en claro por qué no contesta: “He dedicado todo mi esfuerzo a la unidad en estos seis meses y lo voy a seguir haciendo. En este momento necesitamos grandeza. No podemos entrar en chicanas, ni en debates menores, incluso aunque otros lo hagan. Tenemos que actuar distinto si es que somos distintos. Tenemos que dejar de lado las mezquindades. Hay mucha gente sufriendo y sin saber cómo llegar a fin de mes, lo último que quieren es ver un debate menor o mezquino”, remarcó Vidal.

La ex gobernadora insistió: “Se puede ser firme y poner límites claros sin descalificar al otro, para eso hay que tener ejemplaridad. En lo que viene es muy importante el temple, la ejemplaridad y sentido común”. Sobre la unidad de Juntos por el Cambio, destacó: “Somos muchos y eso requiere un trabajo entre todos. No pensamos igual, y para nosotros eso es una riqueza y un trabajo: mantener la diversidad”. “Son tiempos muy desafiantes para la política. Sobre todo para quienes nos gobiernan, como Horacio y nuestros gobernadores e intendentes. Mi posición es acompañar a los que están en las trincheras, donde no hay recetas ni caminos, esto obliga todo el tiempo repensar, por eso es fundamental el acompañamiento a los que gobiernan”, indicó. El ala dura del PRO, como se sabe, está integrada principalmente por dirigentes sin responsabilidades actuales de gobierno, como Macri, Patricia Bullrich y Miguel Angel Pichetto.

A su turno, Larreta coincidió en sostener la unidad de Juntos por el Cambio: “La defensa de la unidad es la condición necesaria pero no suficiente para tener un proyecto competitivo, precisamos construir y reconstruir un mensaje de esperanza así como entender los roles diferentes que tenemos”. “Debemos construir una alternativa para el mediano plazo y para eso tenemos que estar juntos. Hay que hacerlo a diario y no debemos perder de vista el objetivo primordial que es la unidad”, remarcó el jefe de gobierno, quien elogió la tarea del jefe de bloque legislativo, Cristian Ritondo: “Estamos funcionando muy bien en el Congreso, es un buen ejemplo de cómo podemos funcionar sin dejar de lado las diferencias que podamos tener”.

Larreta fue claro en su posición sobre la confrontación con el gobierno nacional, que parte de una lectura de cuál es el clima general de la sociedad: “No es una situación para sacar ventajas políticas. Que otros lo hagan no me va a llevar a mí a tener esa conducta”, disparó.

La posición de Larreta y Vidal viene teniendo el apoyo también de los intendentes del PRO, como el de Lanús, Néstor Grindetti; el de Vicente López, Jorge Macri, o el de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro. Este último dijo en el mismo día: «Siempre digo que el virus no distingue de grietas; hemos trabajado todos de manera mancomunada, el municipio, la provincia y la Nación. La grieta quedará para otro momento».

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA