El dolor de no tener…

26 mayo, 2020

Si volviéramos en el tiempo, en una radiografía barrial, nos enfrentaríamos a un espejo que refleja la manera en que se formaron muchos barrios en nuestro distrito.

Por Mirta Ward, concejal de San Martín

Que en San Martín -en el suburbio norte del distrito-, donde se mantienen algunos terrenos desocupados, después de diversas intervenciones, la policía Bonaerense prendió fuego a casillas (por así llamarlas) conjunto de palos, chapas, lonas, que con gran esfuerzo recogieron un grupo de familias, con la intención de hacer sus viviendas.

Que la profundización de la problemática, es el uso del terreno baldío, no correspondido por las fuerzas policiales y con el argumento, en días anteriores, de producir “desalojo” (ante los diversos requerimientos, nadie pudo mostrar la orden judicial). En el patio del fondo del distrito, lugar que se esconde la pobreza, en Barrio Independencia una vez más, los vecinos pobres mantienen un sufrido aprendizaje en sus historias de vida: la resistencia y la lucha.

La falta de vivienda, es una consecuencia más, de algunos discursos contradictorios. La franja de desocupados se agranda día a día, menos cartones, poco vidrio, nada de metales, mucamas sin trabajo y patronas que no pagan; esto, no alcanza para sostener a la familia; por diversas razones, muchos tampoco llegan a beneficiarse con los planes de emergencia que brindan los gobiernos. Todo resulta escaso en barrios humildes, con casas humildes y alquileres caros para estas franjas comunitarias, que no cuentan en definitiva con ingresos económicos.

Si volviéramos en el tiempo, en una radiografía barrial, nos enfrentaríamos a un espejo que refleja la manera en que se formaron muchos barrios en nuestro distrito.

“Solo la unidad, brinda fortaleza para ubicarse por encima del conflicto”, enseña papa Francisco.

Estos vecinos son los que viven unidos enfrentando la indiferencia del Estado, mantienen la confianza del saber necesario para actuar de las autoridades, que intervendrán restableciendo el equilibrio a través del dolor, que produce la injusticia.

“Nos dicen, que se ha recuperado un peldaño en la escalera que nos conduce al ascenso de la justicia social”. Ayudemos a saltar otros peldaños, por el derecho a la dignidad.

Por todo lo expuesto, se solicita apoyo y solidaridad para acompañar a los vecinos sanmartinenses en la problemática sobre la utilización de tierras ocupadas pacíficamente para la construcción de barrios humildes y posteriormente su desalojo.

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Matías Lobos

¿De Churchill a Maduro?

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA