Los sindicatos de transporte reclaman al Gobierno que gire más fondos para pagar salarios

16 abril, 2020

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) declaró un paro total de actividades, excepto en el Conurbano y Rosario. Los ferroviarios también reclaman frente a la reducción de salarios. Desde el Ministerio de Transporte afirman que los empresarios pueden hacerse cargo de los gastos por este mes.

Crece la ansiedad por saber cuándo será que se produzca la esperada flexibilización de la cuarentena. Con la posible apertura de algunas pocas actividades sociales y comerciales a partir del 26 de abril, el sector del transporte se convierte en un eje central. Pero mientras tanto, a causa de la paralización de la economía por la pandemia del coronavirus, algunas empresas del rubro acusan falta de ingresos para reducir los salarios de sus trabajadores.

Por eso, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) realiza desde el jueves a la medianoche una “retención de tareas” por 24 horas. La medida, que se extenderá hasta las 12 del viernes,  es “sin asistencia a los lugares de trabajo”, en reclamo por el incumplimiento del pago de salarios del personal. Hay dos excepciones: la seccional de Rosario, que no adhirió al paro por haber recibido adecuadamente sus pagos; y el Conurbano, donde el gobernador Axel Kicillof logró evitar que la sorpresiva medida se materializara en su distrito girando los fondos necesarios para que los trabajadores puedan cobrar.

Según Roberto Fernández, secretario general del sindicato de Transporte, “desde ayer a última hora llegaron a un acuerdo en provincia y los empresarios van a pagar”. El secretario del Interior del mismo gremio, Jorge Kiener, explicó por su parte que “los trabajadores, en su inmensa mayoría, no han percibido el salario del mes de marzo”, y estimó que alrededor de 37.000 en todo el país están cumpliendo funciones durante el aislamiento obligatorio por coronavirus.

Axel Kicillof logró evitar que la sorpresiva medida se materializara en su distrito girando los fondos necesarios para que los trabajadores puedan cobrar.

Quien también salió a hablar fue Sergio Sasia, secretario general de la Unión Ferroviaria (UF), que opinó que la crisis generada por el coronavirus ocasionará en el país problemas “muy fuertes” tanto a nivel social como en el plano de la economía. El sindicalista aclaró que comparte las medidas que está tomando el Gobierno nacional en materia sanitaria. En los trenes también hay problemas salariales. El dirigente gremial denunció que la empresa Ferrosur quiere rebajarles los sueldos a los empleados.

La compañía, perteneciente al Grupo Camargo Correa, de origen brasileño, argumentó que está atravesando un panorama económico muy complejo a raíz de la cuarentena. Sin embargo, Sasia afirmó que los trabajadores no serán “víctimas” de las pérdidas de la firma cuando ésta no los hizo parte de sus ganancias. Omar Maturano, titular de La Fraternidad (LF), también hizo una denuncia en el mismo sentido.

Ambos sindicatos expresaron que además del pretendido recorte salarial Ferrosur adeuda a cada uno de sus trabajadores $11.000 “ya que no abonaron los decretos que en su oportunidad definió el Gobierno”. «Esto ocurrió entre enero y marzo. Ahora en abril debería pagar otros 4 mil pesos remunerativos y se niegan, por lo que la deuda alcanzará los 15 mil pesos«, explico el dirigente de la UF.

En la actualidad la cantidad de pasajeros se ubica en un 20%, 25% respecto del total. Sin embargo, Sasia reconoció que en algún horario pico, puede ser que haya gente que viaje parada.

Desde el Gobierno, quien salió a explicar la situación fue el ministro de Transporte, Mario Meoni, y dijo que “el transporte está en una situación crítica”, pero consideró que «hay empresarios que pueden afrontar el pago de salarios de este mes y no poner en riesgo el servicio«. Por esto, les pidió que «entiendan que estamos en una situación muy particular y que es un momento en el que hay que afrontar las dificultas económicas y financieras de una manera diferente».

Respecto del problema salarial, el funcionario explicó que “no es un problema de que Nación no haya transferido los fondos” y agregó: “De hecho, esta semana se terminó de girar la totalidad de los fondos a las provincias y municipios para que puedan afrontar los subsidios. Lo que claramente está sucediendo es que al imponerse una cuarentena ha caído notoriamente la capacidad de recaudación que tiene cada empresa y eso hace que muchas de estas estén en una situación más compleja«.

«… hay empresarios que pueden afrontar el pago de salarios de este mes y no poner en riesgo el servicio»

Lo cierto es que los subsidios se están direccionando mayormente al Conurbano para que no se paralice por completo la actividad ahí. Pero, en el interior, el transporte urbano no está recibiéndolos. El titular de la Cámara Empresaria del Autotransporte de Pasajeros (CEAP), Daniel Millaci, dijo en La Política Online: “Tenemos que agradecer a los choferes que no habiendo cobrando los sueldos completos, estén trabajando. Por la cuarentena nuestra recaudación genuina cayó a menos del 5% y los pagos de las compensaciones están atrasados de manera drástica, en especial en la provincia de Buenos Aires. Ya casi no hay para comprar gasoil. Así que en la medida en que se acaben los fondos, las líneas irán parando”.

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Juan Stanisci

Setenta y un segundos

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA