Los industriales y PYMES, entre apoyos y pedidos al gobierno

1 abril, 2020

“Supimos trabajar con inflación alta pero no sabemos vivir con nuestros negocios cerrados”, expresaron desde la UIA de San Martín. Los reclamos del sector en medio de la cuarentena.

Las confederaciones que agrupan a los industriales y a los empresarios PYMES dan señales de apoyo a las medidas del gobierno para enfrentar esta crisis sanitaria y el parate económico, pero a su vez necesitan hacer visibles sus reclamos y pedidos.

Por ejemplo, la Unión Industrial del partido de General San Martín difundió su necesidad de que el gobierno los “auxilie con créditos a tasa 0% y que se defiera el pago de impuestos”.

“Supimos trabajar con inflación alta pero no sabemos vivir con nuestros negocios cerrados. Con las puertas cerradas no podemos pagar sueldos, alquileres, proveedores, tasas, impuestos, contribuciones”, expresaron en distintos comunicados.  Y finalizan: “No cortemos la cadena de pagos”.

Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), reclamó al Gobierno que incorpore a las pequeñas y medianas industrias en del esquema de subsidios que beneficia a los consumidores electro-intensivos.

«La iniciativa desandaría el fuerte aumento del costo energético que sufrió el sector en el último año y que lo llevó a ser el más caro de América Latina e incluso por encima de países europeos», dijo Rosato.

El IPA alertó que la actual política tarifaria en materia de energía «castiga fuertemente» a las Pymes industriales debido a que solamente existen beneficios destinados a las empresas «ultra – electro intensivas», con un consumo superior a 5KW hora por Kg/producido, y que alcanzan a grandes empresas dejando afuera al universo Pyme.

Este miércoles el Gobierno prohibió por decreto los despidos y suspensiones de trabajadores durante 60 días y se comprometió a ayudar para costear parte del sueldo. En este contexto de crisis social y económica, producto del nuevo coronavirus​, Miguel Acevedo, titular de la Unión Industrial Argentina, advirtió que «el pago de los sueldos es un problema».

Desde que Alberto Fernández impuso el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el grueso de las industrias se vio obligado a frenar y sus ganancias monetarias se redujeron al mínimo. Frente a esa situación, algunas empresas comenzaron a finalizar los contratos con los empleados. Por ejemplo, Techint, que anunció la suspensión de 1.450 empleados. Por eso, este miércoles el Gobierno prohibió por decreto los despidos y suspensiones de trabajadores durante 60 días.

 

Comentarios

comentarios