Coronavirus: el Conurbano, los Intendentes, Kicillof y Alberto F

25 marzo, 2020

El vínculo entre ellos siempre se basa en la lógica de “la sábana corta”. ¿Cómo distribuir la escasez durante una pandemia? Los fondos extras y los intendentes que cierran los accesos.

El presidente, los mandatarios provinciales y los intendentes gobiernan sus jurisdicciones en un contexto inédito e impensado por todos ellos. Hace apenas una semana debieron detener el sentido en el que iban sus gobiernos para centralizar todos los esfuerzos y los recursos en una solo: evitar una crisis sanitaria inédita en el país.

Una crisis cuyo origen fue importado, pero que puede tomar características propias si el sistema de salud no está preparado.

La relación entre esos gobernantes siempre es tensa, basada en la lógica de la “sabana corta”. Los recursos escasean igual que hace un mes atrás, cuando Nación, Provincia y Ciudad discutían los niveles de coparticipación y la distribución de ayuda social. Ahora toda esa discusión se mantiene, pero perfilada a una única problemática.

El lado positivo es que, ante esta crisis, las diferencias partidarias y las chicanas parecen dejarse de lado.

El lado negativo es que la sábana sigue siendo igual de corta que antes. O incluso más.

La Nación espera un guiño del FMI y los acreedores de deuda para llenar de aire a las cuentas de la Casa Rosada. Los gobernadores esperan un auxilio del Presidente. Y los intendentes lo mismo de las provincias.

Los mandatorios salieron de a poco a blindar a los intendentes con fondos extras para hacerle frente al virus. Pero también para solventar las pérdidas del parate económico, sobre todo en el área metropolitana.

Axel Kicillof comenzó a enviar en las últimas horas a los intendentes bonaerenses $ 300 millones -bajo el formato de aportes no reembolsables- para fortalecer las políticas locales ante el coronavirus. La operatoria se activó con un decreto gubernamental del pasado viernes donde se remarca que esos recursos extra apuntan a que “los municipios cumplan exclusivamente con los cometidos enunciados en los considerandos del presente, referidos a la emergencia sanitaria”. El lunes hubo una reunión en Olivos entre los intendentes del conurbano, Alberto Fernández y Kicillof.

El martes la Nación firmó un convenio con cinco distritos para la compra de alimentos y artículos de limpieza destinados a personas en situación de vulnerabilidad social e instituciones ubicadas en zonas de emergencia afectadas por coronavirus. La cartera informó en un comunicado que el acuerdo fue firmado con los intendentes Andrés Watson (Florencio Varela), Néstor Grindetti (Lanús), Juan Zabaleta (Hurlingham), Lucas Ghi (Morón) y Nicolás Mantegazza (San Vicente).

Además, intendentes peronistas realizaron en los últimos días operativos de fiscalización de precios de productos esenciales para contener la pandemia del coronavirus en diferentes hipermercados y farmacias en sus respectivos distritos. Son los casos de los jefes comunales Fernando Espinoza (La Matanza), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Juan Zabaleta (Hurlingham), Watson ny Fernando Moreira (San Martín).

Este último, al igual que mucho de sus pares, anunció que su municipio garantizamos el funcionamiento de los servicios esenciales para asegurar el aislamiento preventivo de toda la ciudad. En ese sentido, no será afectado ni reducido el trabajo del personal de Protección Ciudadana, del Centro Operativo de Monitoreo (COM), Defensa Civil e inspectores de la Dirección de Comercio y Defensa al Consumidor.

Diego Valenzuela, de Tres de Febrero, contó que se construirá un «hospital modular» junto con Nación en el distrito, el municipio ofrecerá «polideportivos, hoteles y hospitales municipales» para albergar a los casos leves. Va en el sentido del anuncio de ocho hospitales del ministro nacional Gabriel Katopodis

También entre propios intendentes vecinos se empiezan a formar pequeños equipos de trabajo que transcienden el color político de cada uno. El martes se reunieron Gustavo Posse (San Isidro), Jorge Macri (Vicente López), Juan Andreotti (San Fernando) y Julio Zamora (Tigre) para evaluar medidas conjuntos para la región norte.

Jorge Macri remarcó la importancia de que la salud de los argentinos y las argentinas es el principal factor a atender. También ponderó que se esté poniendo el foco en la situación económica de muchas personas que hoy se ven imposibilitados de trabajar y generar un ingreso debido a la cuarentena obligatoria. “Hay tres objetivos centrales: salud, contención social y alimenticia y seguridad para garantizar que no se propague el virus”, explicó, e hizo hincapié en que «todos queremos garantizar el aislamiento; acá no hay banderas políticas».

Posse destacó que es “muy bueno que se centralicen las medidas contra el coronavirus”. “Fue lo mejor que pudieron hacer para el AMBA, donde está concentrado gran parte del problema. Es importante reunir los esfuerzos de la Nación, la Provincia y los municipios para atender esta pandemia”.

Alberto Fernández desplegó un plan de acción con los jefes comunales del conurbano para responder sin demoras al crecimiento exponencial inevitable de casos, mantener la seguridad de los barrios, continuar con la distribución de comida y artículos de limpieza.

Pero no todo es color rosa en las relaciones entre los intendentes. Los accesos que comunican a los distintos distritos empiezan a ser tema de conflicto. Cada vez son más los intendentes que deciden cerrar sus accesos con el fin de evitar que ingrese el coronavirus. Julio Garro de La Plata fue el único en anunciar que se suma a la lista de Ezeiza, San Vicente, y Lomas de Zamora.  “Aislar un municipio es inconstitucional”, repiten desde Provincia. ¿Esa línea se mantendrá a medida que se multipliquen los casos en el conurbano?

 

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Juan Debandi

«¿A quién cuida Valenzuela?»

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA