PIDEN JUICIO POLITICO EN UN CASO DE ABORTO

31 julio, 2006

Las Diputadas Nacionales Kirchneristas, Diana Conti y Graciela Rosso, hicieron el pedido de Juicio Político a la Jueza Inés Siros. La jueza rechazó el pedido de aborto de la madre de una nena con retraso mental que fue violada.

Diputada Nacional Kirchnerista, Graciela Rosso

Las diputadas nacionales pidieron el juicio político de la jueza de menores Inés Siros, quien mediante un fallo había frenado el aborto solicitado por la familia de una joven discapacitada que fue víctima de una violación.

Las legisladoras Conti y Rosso basaron el pedido de juicio político en el fallo de la Suprema Corte bonaerense, que autorizó a la chica a interrumpir su embarazo contradiciendo la resolución de la jueza.

La polémica se genero a partir de la interpretación de un artículo del Código Penal, el 86 inciso 2 que establece que el aborto no será penado cuando se trate de una violación a una mujer con discapacidad mental.

En comunicación exclusiva con “Román Express”, la Diputada Rosso argumentó el pedido de juicio político: “Creemos que esta jueza ha procedido incorrectamente, no solo en su sentencia sino además en entrometerse en una situación que nadie le pidió que concurriera porque los médicos estaban procediendo de acuerdo a las leyes vigentes. La responsable legal de esta menor de edad que es deficiente mental y había sido violada, pidió la intervención para que se realizara el aborto. Esto es legal dentro del código penal de la Argentina y no requiere de la intervención de la Justicia. Esto provocó que retrazara la práctica y que, a pesar de la buena y rápida procedencia de la Corte Suprema y de la Procuradora, no sea posible porque la evolución biológica del embarazo impide ahora hacer un aborto porque esto ahora sería un parto inducido, y no corresponde que se realice. Corre riesgo de vida la madre y esto, entonces, genera un daño para la persona porque se han vulnerado sus derechos”

Y también se ocupó de la jueza en cuestión, Inés Siros, que había dicho que desconocía que la joven era discapacitada. “Esto es falso porque ella lo conoció desde todo momento y además figura en la causa. Entonces no puede aducir ni que desconocía que era retrazada mental ni que desconocía que era una violación (…) Una persona con retraso mental, que tiene 19 años de edad cronológica y 8 años de edad mental, no puede jamás consentir una relación sexual. Esto es elemental y muy grave”.

Comentarios

comentarios