Micaela Ferraro: “Un millón de pibes y pibas van a recibir el beneficio de la Tarjeta Alimentar”

10 enero, 2020

La subsecretaria de Inclusión e Integración Social del Ministerio de Desarrollo Social visitó LaNoticiaWeb TV y explicó los detalles de la Tarjeta Alimentar, el programa que busca apuntalar la compra de alimentos de los sectores más humildes. Comenzará a repartirse en el conurbano. Además explicó por qué renunció a su dieta de concejal en Tigre y cuestionó a la oposición por no acompañar la Ley Impositiva de Kicillof. También opinó sobre el nuevo Ministerio de la Mujer.

Micaela Ferraro es una dirigente del Frente Renovador que se incorporó al Ministerio de Desarrollo Social que conduce Daniel Arroyo como Subsecretaria de Inclusión e Integración Social. Además se desempeña como concejal en Tigre. Visitó LaNoticiaWeb TV y explicó los detalles de la Tarjeta Alimentar que comenzará a repartirse en el conurbano.

Hace pocas horas se presentó la llegada de la Tarjeta Alimentar para el conurbano.

Hicimos un gran proceso para saber quiénes recibían cada programa y beneficio del Ministerio de Desarrollo Social. Se hizo un reordenamiento y reasignación de los recursos. Pero nuestro eje de trabajo en este primer mes de gestión fue poner en marcha cuanto antes la Tarjeta Alimentar, que está en el programa Argentina Contra el Hambre, y que incluye otros módulos. Queremos acercarnos a los vecinos que tienen la AUH, que tienen niños y niñas menores de 6 años, o mujeres embarazadas o personas con asignación de discapacidad, y que puedan reforzar la alimentación y comprar en negocios locales. Por eso queremos fomentar el Compre Local, a través de inyectar cada tarjeta entre 4 mil y 6 mil pesos por beneficiario. Son en total 560 mil tarjetas.

¿En toda la Provincia de Buenos Aires?

Estimamos que un millón de pibes y pibas van a percibir este beneficio. Es una inyección de dinero en cada distrito. Cuando entregamos las tarjetas, hablamos con las madres, que son siempre las titulares de las tarjetas, para que compren eso que no alcanza: la carne, la fruta o la verdura, para mejorar la calidad alimentaria. Y que compren locales. Que en vez de ir a las grandes cadenas vayan a los pequeños negocios de barrio.

Eso mejora la economía del territorio. Está muy bueno ese instructivo nutricional que se le entrega a cada beneficiario.

Además se hacen charlas previas. Tiene varios componentes el programa. El Ministerio de Desarrollo Social se ocupa de gestionar y de la tarjeta. Pero tenemos convenios con municipios y provincial para que haya un componente de nutrición. Eso tiene un seguimiento. En la primera entrega en Concordia logramos ver como mejoramos los porcentajes de compras de alimentos lácteos, carnes y verduras. Es lo que esperábamos. Lo único que no subió mucho fue la compra de frutas. Vamos a reforzar eso en las capacitaciones.

¿Cómo se reparten las tarjetas y cómo se adhieren los comercios?

La emite el Banco Provincia, y cualquier comercio con posnet puede pasarla. No hace falta adherirse. Está pensado para que todos los negocios puedan utilizarla. Los beneficiarios no deben hacer ningún trámite. Dentro de 10 días ya vamos a estar recorriendo todos los Municipios del conurbano entregando la tarjeta. Los beneficiarios reciben mensajes en los números que registraron en ANSES. Mi recomendación es que si cobran la AUH y tienen el número de teléfono correcto, van a recibir sin problema el mensaje de aviso. Pero si tienen alguna dificultad para cobrar la AUH les diría que se acerquen a las oficinas y actualicen esos datos y regularicen la situación para no tener problemas en recibir la Tarjeta Alimentar.

¿Está pensado el paso siguiente luego de la emergencia? En algún momento se debe salir de esta situación.

El egreso de los programas sociales es un gran desafío. El ministro Arroyo desde el día cero está planteando que el primer eje de trabajo es la Tarjeta Alimentar, porque garantiza que ningún menor de 6 años pase hambre. Estamos pensando que para marzo o abril vamos a tener todo el país cubierto. El segundo eje es un programa muy ambicioso, emulado del Bolsa de Familia que tienen en Brasil, que tiene que ver con cambiar hábitos, mejorar estrategias, pensar otras formas para resolver las situaciones que viven a diario las familias más vulnerables. Se necesitan adquirir distintas herramientas. Estamos pensando en líderes y referentes barriales que sean tutores de un programa ambicioso, y acompañen ese tránsito, y que los programas sean una asistencia temporaria que empieza y termina, y que podamos pensar en los egresos. Por supuesto que necesitamos reactivar la Economía y que haya trabajo para todas y todos. Soy parte del Ministerio de Desarrollo Social, que me gustaría que sea pequeño, y que tengamos un gran Ministerio de Trabajo.

Tenes experiencia en el Parlamento bonaerense. ¿Cómo analizaste la postura de la oposición de poner tantas trabas a la Ley Impositiva de Kicillof?

Es lamentable. Entiendo que muchos no tengan experiencia en la política o el ejercicio de ser oposición. Pero deben garantizarse las herramientas para que el gobernador pueda ejercer su función. Hasta el 10 de diciembre fueron ellos los responsables de la situación económica, financiera y social de la provincia de Buenos Aires. Me sorprendí con esto. Creí que iban a tener mucha mejor buena voluntad y predisposición. Por suerte se acomodaron las cosas y pudimos aprobar la Ley Impositiva para poner en marcha esto y que la provincia de Buenos Aires salga adelante.

¿Por qué decidiste renunciar a tu sueldo de concejal en Tigre?

Es un momento difícil para el país. Sabemos que vamos a tener uno o dos años complicados. Yo propuse que quien tenga alguna otra actividad en el plano de lo público, o de lo privado, que renuncien a sus dietas. Y los que no, que congelen sus salarios. Lo presentamos como proyecto de Ordenanza en Tigre, con otros compañeros de bloque, y le pedimos al intendente y funcionarios que al menos por 180 días no se aumenten los salarios. Pedimos que se haga una sesión extraordinaria y no tuvimos respuestas. Al lado nuestro, en San Fernando, el intendente Juan Andreotti tuvo un gesto muy interesante. Es lo que la gente espera de la política. Es un momento donde hay que achicar las cuentas, poner el ojo en quienes más lo necesitan. Los privilegiados que tenemos más de un trabajo tenemos que poner el hombro.

En estos días tomó juramento todo el gabinete del Ministerio de la Mujer y Diversidad. ¿Cómo tomaste esta novedad?

Muy contenta por ver a un montón de compañeras ocupando cargos y confiando en sus trayectorias e ideas que van a empujar. Habla de un posicionamiento de Alberto Fernández. Otorgando un Ministerio muestra que la prioridad es que no podemos seguir con una mujer asesinada cada 26 horas, o las altas tasas de mujeres mueras por abortos clandestinos, o desigualdades tan grandes en desocupación o con tanta brecha salarial. El Ministerio de la Mujer, en Nación y Provincia, vienen a saldar una deuda histórica. Hay un trabajo enorme. Todo el colectivo feminista, las mujeres que defendemos los derechos de las mujeres, estamos a disposición y muy felices de tener nuestro Ministerio. Pero además de que en todos los ministerios haya mujeres feministas que aporten esta mirada.

Comentarios

comentarios