Movimientos en la bancada possista

13 diciembre, 2019

El lunes 9 de diciembre juraron los nuevos concejales en San Isidro. En el oficialismo ya hubo movimientos, pedidos de licencias y reemplazos. La bancada tendrá 11 manos y quedó a un solo voto de poder aprobar expedientes con el bloque propio.

El pasado lunes 9 de diciembre asumieron los nuevos concejales en San Isidro, que formarán parte del cuerpo hasta diciembre de 2023. Hay algunos nuevos, y otros fueron reelectos. Pero en la bancada oficialista hubo movimientos.

Quien encabezó la lista el 27 de octubre fue Elvira Ares, una dirigente histórica del possismo que ocupará un lugar en el Departamento Ejecutivo. Juró su reelección el lunes pero dejará su banca libre luego de pedir licencia.

Detrás del último concejal en ingresar estaban Fernanda Giordani y Daniel Giovanelli, 7 y 8 de la lista respectivamente, pero ambos continuarán cumpliendo labores en el Municipio. Por lo que Mariana Erize será la reemplazante de Ares en el deliberativo. La nueva concejal es la esposa del subsecretario de Higiene Urbana Leo Martín.

Es una dinámica que suele producirse en el possismo. El oficialismo hace cambios en el gabinete cada 4 años, y entre los concejales hay dirigentes de probada lealtad al intendente.

Los demás concejales que tomaron jura para el oficialismo son Rosalía Fucello, Alberto Tripoli, Jorge Flores, María Eugenia Arena y Hernán Marotta. Ante cualquier posible pedido de licencia durante el período de 4 años que comenzó, el primer concejal suplente será el joven del PRO Benjamín Williams.

Así, el oficialismo sanisidrense robustece una bancada que tendrá 11 concejales. Es la primera minoría del cuerpo y quedó a un solo voto de conseguir un número que le permita aprobar expedientes con quórum propio.

Comentarios

comentarios