Oscar Minteguía: “Tuvimos conversaciones con Arroyo, pero decidimos apoyarlo desde San Martín”

11 diciembre, 2019

El Secretario de Desarrollo Humano de San Martín admitió que recibió ofrecimientos para sumarse al gabinete nacional. Había llegado al Municipio de la mano de Katopodis, luego de una extensa trayectoria junto a Daniel Arroyo. Admitió que la gestión local cerró su primer ciclo y que ahora podría haber modificaciones en el gabinete para mejorar los dispositivos estatales y el poder de respuesta ante los vecinos.

Oscar Minteguía es Secretario de Desarrollo Humano en San Martín. Llegó al gobierno local de la mano de Katopodis, luego de trabajar junto al ahora ministro en Desarrollo Social bonaerense y nacional con Daniel Arroyo, que ahora vuelve al gabinete.

El funcionario municipal dialogó con Radio UrbanaBA y despejó algunas dudas sobre el futuro a nivel local y nacional en un área sensible y urgente.

¿Tuviste ofrecimientos de Daniel Arroyo para ir al gobierno nacional?

Trabajamos mucho tiempo juntos. Nos conocemos mucho. Estuvimos en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y de la Provincia. Nos interesamos por las mismas temáticas, con resolución de problemas de pobreza vinculados a partir de la organización popular y el involucramiento de los actores. Venimos trabajando mucho con él, estamos muy cerca. Tuvimos conversaciones para apoyarlo, pero resolvimos con Katopodis que la mejor manera de respaldar esas políticas podía ser desde San Martín. Es muy importante consolidar el trabajo que vinimos haciendo en estos ocho años, y direccionarlo fuertemente a políticas de desarrollo local y generación de empleo. También el abastecimiento popular, que tiene urgencia del alimento, pero también hay cuestiones básicas para la familia que no deberían estar sometidas a la especulación.

Pareciera que en el gabinete de Alberto, los ministros Katopodis y Arroyo van a vincularse con cooperativas para trabajos de cordón cuneta y veredas. Alberto anunció en su discurso que va a trabajar con cooperativas.

Absolutamente. Por eso es importante la incorporación de ambos. Es un lujo de gabinete, con experiencia territorial y concreta, y capacidad de investigación y estudio. Nosotros en San Martín venimos desarrollando un cruce desde hace mucho tiempo. En este año, el Municipio compró bienes y servicios por más de 20 millones de pesos a cooperativas y fabricas recuperadas del distrito. En un diálogo donde también participó la Universidad de San Martín, salió una ordenanza que orienta el poder de compra del Municipio hacia empresas sociales. Pudimos transitar caminos que ahora ellos van a poder usar desde la órbita nacional.

El Ministerio es un lugar de alta exposición, muy duro, que va a tener conflictos permanentes con los reclamos sociales de este año.

Es un lugar duro. Yo ya tuve experiencia en Desarrollo y Trabajo de la Nación, y en Provincia. Creemos que el momento duro se vive en cada barrio de nuestro querido San Martín también. Y ante cualquier suspicacia reafirmamos que Fernando Moreira va a llevar adelante este mismo proyecto, muy cerca de cada proceso de cada barrio, y de los vecinos organizados. Va a tener conexión muy fuerte con lo que podamos hacer con otros Municipios.

¿Puede haber un desdoblamiento en el área de Desarrollo? Para compartir responsabilidades con Marcela Ferri.

La ciudadanía volvió a confiar en este gobierno, en Katopodis y todo su equipo. Pero la verdad es que hay un ciclo de 8 años que se cerró. Nosotros venimos evaluando y sacando conclusiones, para profundizar y hacer mejor o resolver más rápido. Se hizo mucho, la gente se involucró en las políticas públicas. Todo eso debe reflejarse en generar mejores dispositivos, cada vez más cerca de los problemas y de las personas. Eso intentará Fernando, trabajando en los ajustes y refuerzos, con el objetivo de profundizar las políticas que hicimos, y hacer lo que no pudimos hasta ahora.

¿Los compañeros de La Cámpora se pueden sumar en esa área?

La hermosa unidad que se consolidó en la campaña, y que se transformó en una propuesta electoral potente, era mucho más que eso. Era una necesidad de aunar criterios. Y eso seguro se tiene que ver reflejado en los equipos de trabajo y en el organigrama.

Comentarios

comentarios