Progresistas y peronistas debatieron sobre el diálogo entre ambos movimientos

5 diciembre, 2019

Daniel Arroyo y Malena Galmarini intercambiaron ideas junto a la ex gobernadora Fabiana Ríos, la intelectual Beatriz Sarlo y el economista Martín Hourest respecto de cuáles son los principales problemas del país y las posibles soluciones. Sus principales ideas.

En la Argentina urgente amerita que el diálogo, esa construcción en la diversidad sin perder la identidad, sea buscando acuerdos hasta que duela”, afirmó Malena Galmarini, diputada provincial electa por el Frente de Todos, en un debate entre peronistas y progresistas realizado en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

De la concertación también participó el confirmado próximo ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; la ex gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos –primera gobernadora mujer–; la escritora Beatriz Sarlo; y el economista y ex legislador porteño del GEN, Martín Hourest.

Arroyo planteó cuáles cree que son los cinco ejes principales del debate que se tiene que dar en estos meses: cómo se genera trabajo en Argentina; cuál es el rol de la escuela; cómo plantear un programa realmente federal; cuál es el rol del Estado; y qué estructura productiva debe tener el país. “Hay que tener claro que si fallamos viene lo peor. No quiero ser apocalíptico, pero está claro que si esto funciona mal y esto es un desastre. No podemos fallar. Me lo tomo en lo personal, no se puede fallar”, precisó el diputado nacional.

“Creo que no hay otra opción que el dialogo hoy. No veo ningún espacio para el no-diálogo”, definió el dirigente del Frente de Todos.

Uno de los principales obstáculos que identificó Arroyo fue el problema del crédito usurario en los barrios. “El conflicto en Argentina siempre viene por el sobreendeudamiento de las familias. Todo el mundo debe plata y termina tomando crédito al 200 % de interés anual”, aseguró. En este sentido, explicó que “no hay Argentina posible si el que toma crédito todos los días tiene que devolver plata”.

Sarlo intervino y increpó al probable futuro ministro: “Para financiar que acabe el hambre, vos sabés muy bien que el recurso que tiene el presupuesto va a tener que ser el aumento de gastos y no sé de dónde va a salir ese aumento si no estamos pensando en una profunda reforma impositiva”.

En consecuencia, la escritora advirtió: “En este país no hablamos de impuestos. Y es uno de los países más injustos en eso”. Además, dijo que “es chiste lo que pagamos los argentinos en impuestos, más los evasores”.

Galmarini habló sobre que le deparará al actual oficialismo a partir del año que viene. “Yo no creo que el 40% que votó a Macri sean macristas. No existe el macrismo, es un liderazgo que se va a ir terminando y diluyendo”, afirmó la esposa del recientemente oficializado presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Arroyo también lanzó contra el Gobierno: “Estos cuatro años seguidos aumentaron los precios de los alimentos. Nunca había pasado esto”.

La exposición se planteó como crítica, de intercambio. Así, Sarlo aprovechó para opinar de una manera menos esperada. “No todas las grandes ocasiones fueron fruto del diálogo”, sorprendió. Luego, desarrolló: “La política es conflicto. Porque están los intereses económicos, sociales, culturales e ideológicos. Y a veces uno no puede mirarse a los ojos y cantar una que sepamos todos, porque tal vez yo quiero cantar una chacarera y vos querés cantar una zamba”.

Comentarios

comentarios

OPINIÓN Por Jorge Arguello

Lo que el coronavirus demuestra

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿ Habrá acuerdo con el FMI ?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA