Empieza a perfilarse el Gabinete de Alberto Fernández que se conocerá el 2 de diciembre

15 noviembre, 2019

La conformación del Frente de Todos fue difícil, pero más difícil será mantenerlo vigente entre una puja de intereses en la cual el kirchnerismo, el pejotismo, el massismo y el círculo cercano al próximo presidente tendrán un lugar protagónico. Mirá quiénes pueden llegar a ser los próximos ministros.

El 2 de diciembre Alberto Fernández confirmará oficialmente cómo estará integrado su Gabinete a partir del 10 de ese mismo mes. En el último tiempo muchos nombres circularon como posibles integrantes del equipo del próximo presidente.

El cargo de jefe de Gabinete, un puesto clave como articulador, será ocupado por el sanisidrense Santiago Cafiero, que tendrá una importante tarea como articulador.

En medio de un contexto económico complicado para el país, las personas que integren el Ministerio de Economía se tornan clave. Muchos coinciden en que Guillermo Nielsen, ex secretario de Finanzas de Néstor Kirchner, se encargará de la cartera. Es una figura crucial para la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los bonistas. Matías Kulfas, por su parte, está prácticamente cerrado para hacerse cargo del Ministerio de Producción.

Fernández y Roberto Lavagna se reunieron y una vez más el líder de Consenso Federal le dijo que “no” a la propuesta de integrar la cartera de Economía. Sin embargo, hablaron de que su hijo, Marco Lavagna, ocupara algún lugar en la parte energética. Además, el ex ministro de Economía también puja por Martín Redrado, que en un principio también sonaba para presidir nuevamente el Banco Central.

El economista, no obstante, sigue muy distanciado de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner –su declaración en la causa “dólar futuro” fue muy contundente en ese sentido–. Alberto no quiere roces innecesarios. Además, Redrado no estaría de acuerdo con la emisión del 40% que propone el presidente electo para incentivar el consumo. Por eso, quién tiene un pie adentro de la máxima autoridad monetaria es Miguel Pesce. Fernández ya se lo transmitió a los principales banqueros.

El ex gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, acompañó al ex jefe de Gabinete de Kirchner en todos sus viajes al exterior. Es un hombre cercano y es muy concreta su posibilidad de ser el próximo canciller de la Nación. Además, el dirigente de La Cámpora, Eduardo “Wado” De Pedro, aparece como un gran nexo entre las versiones más kirchneristas y el peronismo no K del Frente de Todos y figura como ministro del Interior.

En Desarrollo Social no hay dudas de que el encargado será Daniel Arroyo, con su Plan contra el Hambre. Mientras tanto, Gabriel Katopodis, que en un principio figuraba para Producción, podría hacerse cargo de la cartera de Infraestructura.

Para el Ministerio de Trabajo, en su momento sonaban muy fuerte los sindicalistas Héctor Daer o Víctor Santa María. En el último tiempo, diversas fuentes concuerdan en que ese cargo lo ocupará Claudio Moroni, viejo amigo de Fernández. Se conocen desde los noventa, cuando trabajaban en la Superintendencia de Seguros de la Nación.

Hay rumores de que Agustín Rossi volvería a hacerse responsable del Ministerio de Defensa. “El Chivo” reconoció este jueves que envía informes sobre las fuerzas armadas a Alberto. Dejaría vacante su lugar de jefe de bloque en Diputados, ahí aparece el hijo de la pareja de ex presidentes, Máximo Kirchner, para encargarse en el recinto.

Si bien en este probable Gabinete hay más mujeres que en los precedentes, está lejos de cumplirse la paridad de género.

Marcela Losardo es la única mujer que ocuparía un cargo ministerial. La amiga cercana y abogada del próximo presidente aparece en Justicia. Con la creación del Ministerio de Igualdad y Género (o Ministerio de la Mujer), se sumaría otra: la diputada provincial electa Malena Galmarini, esposa de Sergio Massa. Figuras como Victoria Donda o Dora Barrancos también tienen posibilidades de ocupar ese puesto. Por último, en Hábitat y Vivienda, la santafesina María Eugenia Bielsa es la única que figuró desde un primer momento.

Dentro de otros lugares de decisión, Mercedes Marcó del Pont, ex presidenta del BCRA, iría a la AFIP; Mirta Tundis, dirigente del Frente Renovador, a ANSES; y la camporista Luana Volnovich a PAMI.

El coordinador del equipo de Alberto Fernández durante la campaña fue Nicolás Trotta. El rector de la UMET hoy suena para hacerse cargo de Educación. El ingeniero nuclear Sergio Lanziani está en la parte de Energía de Misiones, es probable que se haga cargo de la misma cartera en Nación.

Cecilia Todesca es una de las pocas del equipo económico del presidente electo que no figura en un puesto concreto. Se la ve como “asesora presidencial”, al igual que Gustavo Beliz.

En Salud, hubo muchas intenciones de que Ginés González García volviera a la función pública. Pero quien figura haciéndose cargo de las políticas sanitarias es Pablo Yedlin, que responde al gobernador de Tucumán, Juan Manzur. Para Seguridad: el massista Diego Gorgal. En Cultura, el cineasta Tristán Bauer. En Agroindustria, Gabriel Delgado –ex INTA–. Por otra parte, en Ciencia y Tecnología aparece Fernando Peirano.

Algunos otros puestos claves son los de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), quien probablemente la lidere el ex ministro de Justicia de Néstor Kirchner y amigo íntimo de Fernández, Alberto Iribarne. Otro es el de Procurador General de la Nación, en donde el juez Daniel Rafecas tiene muchas posibilidades –no obstante, necesita la aprobación de los dos tercios del Senado primero–.

 

Comentarios

comentarios