Los intendentes “ministeriables”

14 noviembre, 2019

Tras el triunfo electoral y el retorno del peronismo a los principales sectores del poder político, comenzó la danza de nombres para ocupar los futuros gabinetes de los titulares de los dos poderes ejecutivos de más peso: Nación y provincia. Algunos jefes comunales reelectos en sus distritos podrían dar el salto.

Desde el Frente de Todos se ha reconocido como uno de los aspectos de relevancia en el triunfo de Alberto Fernández en Nación y Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires, la cantidad de votos obtenidos en territorio bonaerense. Sobre todo en el Conurbano. Tanto el ex Jefe de Gabinete como el ex Ministro de Economía han mantenido una relación de absoluta cercanía con los intendentes desde el comienzo de la campaña.

Conscientes del peso que han tenido en el resultado final, los jefes comunales reclaman –por lo bajo- un reconocimiento. Es cierto que una representante de ellos ocupará la vicegobernación y, por ende, la titularidad de la Cámara de Senadores de la Provincia. Se trata de la actual intendenta de La Matanza, Verónica Magario.

Sin embargo. Podría llegar a concretarse, luego del 10 de diciembre, el salto de intendentes peronistas reelectos tanto a la esfera nacional como a la bonaerense.

Para acompañar a Fernández se destacan, desde hace algunos meses, los nombres de Gabriel Katopodis y Juanchi Zabaleta. Los re-electos jefes comunales de San Martín y Hurlingham, respectivamente, podrían ocupar las dirigencias de algún ministerio o incluso integrarlo con algún cargo de relevancia dentro del mismo.

En el caso de Katopodis, podría recalar en Infraestructura. El presidente electo lo considera como uno de sus principales laderos. Tal es así que, junto a Zabaleta, los invitó a la gira que realizó hace más de un mes a Bolivia y Ecuador. Incluso, tras las elecciones, al primer distrito que asistió Fernández fue San Martín a recorrer una fábrica. En el caso de tener que pedir licencia, el reemplazante sería el primer concejal electo y actual jefe de Gabinete, Fernando Moreira.

Por el lado de Zabaleta, al igual que su par sanmartiniense, conviven con el vínculo con Alberto luego de la fallida experiencia política de Florencio Randazzo. En cuanto a su posible salto a Nación, quien dio una señal fue el diputado y posible futuro ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo. “Juanchi va a recorrer todo el país”, señaló durante una actividad que compartieron en el distrito. En su caso, es menos claro el área en la que podía recalar.

En cuanto a lo bonaerense, la conformación del futuro gabinete de Kicillof es más hermética. Sin embargo, es conocido que los jefes comunales quieren hacer valer su territorialidad y expertice política. Es un hecho que gran parte de los nombres que circulan para acompañarlo en la nueva gestión tienen un perfil más técnico.

Así, según señala el portal Letra P, hay determinadas carteras a las que apuntarían a conducir los titulares de municipios. Una de ellas es la de Seguridad. Sobrevoló el nombre de Ariel Sujarchuk, mandamás de Escobar. Casi sin pergaminos en el área, suponen que su estrecha cercanía con el titular del Frente Renovador, Sergio Massa, podría ser el nexo vinculante. De todos modos, dirigentes cercanos al jefe comunal calificaron -con un tono irónico- de “simpática” la propuesta y de estar más vinculado a una “operación”.

Por otra parte, otro nombre que desde hace tiempo suena para integrar  algún puesto de mayor rango ejecutivo a nivel provincial es el de Jorge Ferraresi (Avellaneda). Fue de los pocos jefes comunales que desde diciembre de 2015 continuó con una demostración de incondicionalidad y apoyo a la figura de Cristina Fernández de Kirchner. El dirigente K podría liderar el área de Infraestructura.

Por último, en el sector de Agroindustria también los intendentes quisieran ocupar un lugar. Podría ser también un modo de sopesar y darle entidad al interior bonaerense. Alguno de los representantes municipales de esa porción del territorio bonaerense podría desembarcar allí.

Comentarios

comentarios