La CTA de Micheli llama a fortalecer los lazos en Latinoamerica

13 noviembre, 2019

Este martes la CTA Autonoma lanzó  un comunicado sobre la situación en Bolivia.

Comunicado:

Al iniciarse el encuentro, la compañera Secretaria Adjunta de nuestra Central Dora Martínez realizó un informe sobre su participación en Cuba, integrando una delegación de CTA A, en el marco de la Cumbre Antiimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo»  celebrada en la Habana desde el 1º al 3 de Noviembre.

En la misma se analizó la situación de los países de la Región. Se alertó y repudió el Golpe de Estado en Bolivia (en desarrollo en el momento de realizarse la cumbre), se saludó la libertad de Lula. Valorándose el proceso de masas en Ecuador y en Chile. Con respecto a Chile se marcó la necesidad de impulsar solidariamente el protagonismo popular al mismo tiempo de debatir estrategias conducentes para consolidar los cambios estructurales que exigen las circunstancias. Se denunció la responsabilidad de Trump, del imperialismo en el Golpe de Estado a Bolivia y el hostigamiento permanente a Cuba, Venezuela, Nicaragua y Haití. Como así mismo la alianza reaccionaria con el gobierno de Bolsonaro en Brasil. Se valoró muy positivamente el triunfo del Frente de Todos que derrotó la política reaccionaria de Macri.

Ya iniciado el  momento de intercambio en la sede de nuestra Central se puso el énfasis en el análisis de los últimos acontecimientos en América Latina.  Se destacó el carácter cambiante y contradictorio de los mismos. Por un lado la derrota de Macri, la libertad de Lula, el levantamiento popular en Ecuador contra el Ajuste.

Especial referencia a la lucha del pueblo chileno contra la desigualdad social y la herencia del pinochetismo encarnada por los partidos políticos conciliadores; lucha que abre una perspectivas de cambios profundos en el país trasandino. Protagonismo popular forjado en los antecedentes de las luchas de estudiantes y profesores por el derecho del pueblo chileno a la Educación.

Por el otro, el dolor profundo y el retroceso político que representa el derrocamiento del compañero Evo Morales que fue acompañado por la negativa de Macri de reconocer un Golpe de Estado y por la complicidad de la ONU.

Si los acontecimientos hacían vislumbrar un proceso de alza de los movimientos populares en la región contra las políticas Neoliberales; el Golpe en Bolivia por lo menos pone en evidencia que este proceso no va a ser lineal y que muy posiblemente se presenten serias dificultades en el futuro.

Una derecha con consenso social dispuesta a disputar poder en las calles con acciones de creciente violencia por fuera de la institucionalidad burguesa del «Estado de Derecho».

Defender los derechos de los trabajadores frente a la ofensiva del capital exige desarrollar prácticas que permitan defender dichos derechos en todos los escenarios donde  se exprese la Lucha de Clases.

Los acontecimientos en Bolivia traen nuevamente el tema del carácter del Estado Burgués como bastión del poder capitalista, como así también la relación entre Reforma y Revolución, la cuestión del poder.

Queda claro que estos temas deben ser analizados en el contexto histórico del presente. Donde sin lugar a dudas el proceso encabezado por el compañero Evo Morales constituye una experiencia revolucionaria, un acumulado real del Poder Popular.

Las reflexiones y debates quedan abiertos comprometiéndonos a sostener estos ámbitos de intercambios y aportes colectivos.

Comentarios

comentarios