La Unidad es superior al conflicto

12 noviembre, 2019

Los argentinos recordamos con dolor que en 1976, las diferencias entre sectores sindicales y de la juventud, colaboraron al desarrollo de la página más negra de nuestra historia: el golpe de Estado que inició un grave proceso de decadencia de nuestra patria.

Por Lic. Jorge Benedetti, presidente CES

En 2015, producto del sectarismo, las divisiones y las ambiciones personales, llega al gobierno un proyecto neoliberal que produce un gran daño al país, especialmente a los sectores populares, a los trabajadores y a las Pymes.

Durante el año 2019, el gesto de renunciamiento de Cristina Kirchner, impulsa un proceso donde confluyen una gran cantidad de sectores populares, reunificando políticamente a una gran parte del campo nacional, generando una gran esperanza en la recuperación social, política y productiva de nuestra patria.

En estos días, la visita del presidente electo a la CGT, hace surgir manifestaciones intencionadas, en la pretensión de generar una división entre los sectores que lo llevaron al gobierno, en un intento de volver a enfrentamientos que desean retrotraernos a conflictos de cuatro décadas atrás y a un nuevo encumbramiento de los sectores privilegiados.

Los argentinos hemos aprendido de nuestros errores y de sus consecuencias y no volveremos a ser instrumento de la ambición de nadie, en particular de quienes que quieren llevarnos a la división y sostener el empobrecimiento de nuestra patria.

Paralelamente y en contraposición a la firme postura expresada por el presidente Alberto Fernández, en coincidencia con el papa Francisco, en el sentido de aunar esfuerzos en la reconstrucción de la Patria Grande, intereses que – sin dudas – pretenden mantener a nuestros pueblos en una situación de dependencia y aislacionismo entre sus partes, intentan impedir una vez más la construcción de una unidad continental que nos permita defender, no solo la independencia, sino garantizar el crecimiento y la felicidad en una América unida, fraterna y solidaria.

Por esta causa y frente a los hechos que suceden en nuestra patria y en nuestro continente, venimos a reafirmar que la unidad es superior al conflicto, por lo que alentamos no solo el sostenimiento y crecimiento de la unidad política del campo popular, sino el desarrollo del anunciado Pacto Social, con la más amplia participación de los trabajadores, los movimientos sociales y el empresariado, en particular y en la medida de su peso económico y social, de las Pymes.

Al mismo tiempo bregamos por la paz de nuestras naciones y por el más rápido y fructífero avance de la unidad de los pueblos del continente.

Comentarios

comentarios