Lo que dejó el Debate Presidencial 2019

13 octubre, 2019

Alberto Fernández, Mauricio Macri, Roberto Lavagna, Nicolás Del Caño, José Luis Espert y Juan José Gómez Centurión concretaron el primer debate en el que expusieron los principales lineamientos de sus candidaturas. Excesivamente estructurado y sin sobresaltos, cómo se desempeñó cada uno.

La Universidad del Litoral, en la provincia de Santa Fe, fue la sede del primer debate presidencial desde que se aprobará la respectiva ley hace tres años en el Congreso de la Nación. En un formato extremadamente estructurado y correcto el foco estuvo puesto en las propuestas de los candidatos.

Mauricio Macri: El Presidente de la Nación, con la difícil misión de defender una gestión que tuvo un amplio rechazo en las urnas en las PASO, se encargó de defender y apuntalar en un discurso notablemente guionado, los puntos altos de su gobierno. Por ejemplo: la «apertura al mundo», la «lucha contra el narcotráfico» y las «obras de infraestructura». Sobre la economía, en algunos tramos reconoció los errores, pidió disculpas reiteradas a la clase media pero, de igual manera, mostró un excesivo optimismo al hablar sobre el «futuro» y un «segundo mandato». Por otra parte, la referencia negativa al kirchnerismo y el gobierno anterior fueron moneda corriente.

Alberto Fernández: En su clásico tono tranquilo y no ‘coucheado’ sobresalió la crítica constante y alusiva en lo personal directamente hacia la figura del Presidente Macri. Incluso, algunos destacaron negativamente en las redes el «dedito acusador» del candidato del Frente de Todos. A su vez, en sus alocuciones se encargó de mostrar las falencias de la gestión de Cambiemos y puso el foco, en cuanto un futuro gobierno suyo, en las palabras «juntos», «diálogo» y «consenso».

Roberto Lavagna: Fue el candidato que menos sobresalió. El más apagado y monótono en lo discursivo. La experiencia como Ministro de Economía centro gran parte de su discurso y, al revés que los demás exponentes, resaltó la potencialidad de Argentina en varias vertientes. Políticamente, se encargó de pararse entre el ‘macrismo’ y el ‘kirchnerismo’.

Nicolás Del Caño: Al dirigente del Frente de Izquierda se lo notó estructurado y guionado. De todos modos, el discurso fue el clásico y fuertemente ideologizado con fuerte preponderancia del trabajador como eje central. Las críticas las repartió a todos los partidos políticos junto al rol de la «derecha», el FMI y los «ricos».

José Luis Espert: Nuevo en el rol político pero no en el mediático, se mostró con soltura y con su habitual tono serio y de castigo hacia la «corporación política». Reivindicando su condición de «anti-sistema» intentó mostrarse como un «ciudadano común», entre medio de «los K y Macri» y con profunda reivindicación de los ideales libertarios.

Juan José Gómez Centurión: Fue quien más incómodo estuvo con el formato. Sobresalió por sus constantes trabas para manifestarse y por no respetar en varias ocasiones el límite de tiempo. Sin embargo, fue otro de los dirigentes con una carga ideologica en lo discursivo muy firme. Su alocución giró en torno a las cuestiones militares; el no al aborto legal, seguro y gratuito; y la libertad.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA