Axel Kicillof acompañó a Juan Debandi en la UnTref

9 octubre, 2019

El candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires del Frente de Todos, Axel Kicillof, y el candidato a intendente por Tres de Febrero, Juan Debandi, protagonizaron un acto en la Universidad de Tres de Febrero. Pidieron «trabajar para devolver la dignidad a los bonaerenses con salud, trabajo y producción». Críticas a Macri y Valenzuela por el tono de la campaña sucia.

El candidato a gobernador bonaerense Axel Kicillof llegó a bordo del Clio que lo acompaña en las recorridas por toda la provincia de Buenos Aires. Eran cerca de las 8 de la noche. Lo recibió el candidato a intendente de Tres de Febrero Juan Debandi y la candidata a vicegobernadora e intendenta de La Matanza Verónica Magario. En el lugar también estuvieron los intendentes Gabriel Katopodis de San Martín, Leo Nardini de Malvinas Argentinas, Juanchi Zabaleta de Hurlingham, y Alberto Descalzo de Ituzaingo.

El gran gimnasio de la Universidad de Tres de Febrero estuvo colmado, y desde temprano las calles de Saenz Peña palpitaron la llegada de Axel Kicillof. Hubo clima con mucha efervescencia, luces, y rock a todo volumen. A los costados, importantes banderas con los rostros de Alberto Fernández, Cristina Kirchner, Néstor Kirchner, Perón y Evita.

El primero en hablar fue el anfitrión y candidato a intendente Juan Debandi. Agradeció el respaldo de los intendentes que se acercaron hasta el lugar. Y mencionó con firmeza la presencia de quienes compitieron en la interna de Todos. Al lado del escenario, “y es como si estuvieran acá arriba conmigo”, acompañaron a Debandi, Octavio Argüello, Gustavo Torres, Silvina Ayus y Roberto Legui.

Debandi pidió que “los vecinos de Tres de Febrero voten al Frente de Todos, con el voto de la boleta completa, de Alberto y Cristina, de Axel y de Verónica, y de todos nosotros. El 27 de octubre es el triunfo de la gente, de nuestros derechos, de nuestro Pueblo”.

Dijo que «estamos trabajando para construir un proyecto político que le devuelva la dignidad a Tres de Febrero», y agregó que «todos somos el Frente de Todos, eso es lo que nos planteó Cristina Fernández de Kirchner cuando tomó la decisión de hacer el frente».

«Hemos transitado una extensa campaña pero lo estamos haciendo con mucha esperanza y con mucho orgullo», dijo Debandi y expresó que «tenemos la decisión inquebrantable de hacer un proyecto político nacional con Alberto Fernández Presidente y Axel Gobernador».

El candidato local, al igual que Kicillof, cuestionó la postura del intendente Valenzuela de esconder a Macro y a Vidal en la campaña y en la cartelería. Además criticaron fuertemente la campaña sucia, que busca desprestigiar a los candidatos del Frente de Todos con agresiones.

Kicillof pidió que «no entremos en ninguna provocación, en ningún agravio, no vale cualquier cosa para ganar un voto en el Frente de Todos». Y continuó: «Estos días me acusaron de incitar a los peores delitos. Los quiero invitar a llenar las urnas de votos, lo vamos a hacer pacíficamente y escuchando a todos porque pensamos así gobernar la provincia de Buenos Aires».

«Hemos visto que los candidatos a intendente de Cambiemos andan un poco olvidadizos a la hora de hacer los carteles porque faltan sus jefes, Macri y Vidal, les pido que hagan memoria». Y puso el ejemplo que «ahora es el partido de la tijera porque llaman a cortar boleta. El intendente de Tres de Febrero no se plantó ante el Presidente y la Gobernadora para defender al pueblo», señaló Kicillof.

El candidato a gobernador señaló al Gobierno que «la sociedad con el voto no pidió que haga una caravana por el país, nadie pidió el ‘si se puede’ porque no se debe sacarle el trabajo a la gente, no se debe atacar a los maestros ni dejar caer las escuelas y hospitales, no se debe quitar los remedios a nuestros jubilados».

«No han entendido lo que pasó el 11 de agosto, los ciudadanos se cansaron de las falsas noticias, de la persecución judicial, de que ataquen su futuro y por más que escondan a Macri y Vidal de los carteles el engaño no va a funcionar», puntualizó el candidato a gobernador.

En tanto, Magario sostuvo que «venimos a dar un vuelco a la historia de esta provincia. Tres de Febrero se destacó por su industria pujante, pero hoy asistimos a números que nos duelen, no solo en el distrito, sino en el conurbano, en la provincia y en el todo el país».

Magario preguntó: «Señora Gobernadora, ¿qué pasa con la deuda de la provincia? ¿O ahora resulta que explotó la desocupación y el hambre? El Presidente y la Gobernadora optaron por los bancos y las empresas energéticas en lugar de las familias del país».

 

DIÁLOGO CON LA PRENSA

Kicillof llegó a Tres de Febrero luego de una extensa jornada donde recorrió Mercedes, Luján y General Rodríguez. En ese último distrito visitó la planta láctea de La Serenisima, y afirmó que “hay noticias muy malas, nos confirmaron que cayó 30% la demanda de leche en estos cuatro años. También cayó 60% el consumo de Yogurt. La sociedad rural de Mercedes también estaba muy preocupada por el consumo de la carne de cerno, de la producción de salame. Todo el tejido industrial, del campo, de Pymes, está deteriorado. Juan Debandi siempre nos informa sobre el caso de las fábricas del distrito, ahora con Zanella y Metalpar. El oficialismo tiene que ayudar a la producción y al trabajo”.

El candidato a gobernador hizo estas declaraciones en un diálogo con la prensa antes de dar inicio al acto. “La situación de crisis tiene dinámica de aceleración”, afirmó. “Tenemos la inflación más grande en 17 años, se volvió a devaluar el dólar. Todas estas medidas no sirvieron para nada, solamente para quebrar a las empresas. Las distribuidoras de energía están teniendo ganancias inmensas. Es plata que sale de los jubilados y los trabajadores”, agregó.

Kicillof además fue consultado sobre los agravios que recibió en las últimas horas, luego de hacer una descripción de lo que sucede en los barrios más marginales. El candidato respondió que “durante la campaña se me acusó de cosas gravísimas, de confundir naranjas con mandarinas, de bajarme del Clio y subirme a otro auto. Y ahora algo grave que no es para risa. Probaron varias estrategias durante las elecciones. Yo no soy un especialista, pero veo que el presidente mandó a dormir a los argentinos en las PASO, luego a decirles que votaron mal y por eso se deterioró la situación económica, y ahora a explicar que los escuchó. También dijeron que no era el segundo semestre sino el segundo mandato para solucionar las cosas. Y ahora con ataques fuertes hacia mí, que seguirán con otros dirigentes de la oposición. Nosotros ya lo hablamos en el frente de Todos, vamos a seguir igual, sin responder a las agresiones y con propuestas. Lo venimos haciendo hace más de tres años. Hay entusiasmo de que la realidad puede transformarse, sabiendo que la situación es grave. Hoy me han acusado de fomentar asesinatos y no sé qué más. La verdad no se puede responder a eso”.

En línea con los tonos de campaña que usa el oficialismo, Kicillof recordó que “la campaña anterior empezó igual, con agresiones por las redes y por todos lados”. Y se refirió al rol de los intendentes de Juntos por el Cambio: “Lo ví en toda la provincia. Borraron a Macri y Vidal de todos los carteles. Han llamado a cortar boleta. Los intendentes del oficialismo deben hacerse cargo de los dirigentes que los llevaron ahí. Y si tienen críticas, por qué no las hacen. Ya vivimos muchas campañas de marketing y manipulación de opinión pública. En algunos lugares no ponen ni el nombre de Cambiemos, se presentan como vecinalistas. Deberían dar respuestas por lo que ha pasado”.

Comentarios

comentarios