Qué fue a hacer Massa a Estados Unidos

9 octubre, 2019

Intenta calmar la incertidumbre que reina en Estados Unidos sobre cómo sería una posible presidencia de Alberto Fernández. Y, claro, aclarar qué peso tendrá su candidata a vice, Cristina Kirchner. Transmitió optimismo y advirtió que «los primeros 120 días» serán clave para marcar el rumbo de la gestión.

Sergio Massa almorzó junto a una treintena de inversores en el Consejo de las Américas, en Nueva York, y solo tuvo un objetivo: llevar tranquilidad. Les dijo que aunque en la próxima coalición gobernante puede llegar a haber conflictos internos, será Alberto Fernández el que tomará la última decisión, más allá de que la vicepresidencia la ocupe alguien de peso como una exmandataria.

Sus interlocutores querían sacar conclusiones sobre el nuevo rumbo político y económico que podrá tomar el país ante el cambio de gobierno. «Sergio remarcó varias veces que el rumbo del gobierno lo marcarán los primeros 120 días», precisaron en su entorno.

Massa mencionó que era importante «mirar cómo evoluciona el gobierno en ese período, y evaluar». Y aseguró que Fernández intentará aprovechar el inicio del mandato para construir confianza con el exterior.

Tal como había hecho en Washington, y en un anticipo de lo que puede llegar a ser una dura renegociación, Massa fue muy crítico del Fondo Monetario Internacional (FMI), al que tanto él como el candidato a presidente responsabilizan, junto al gobierno del presidente Mauricio Macri, por la crisis económica, que se agravó luego de las primarias presidenciales, tras las cuales Fernández emergió como virtual presidente electo.

«Quiero transmitir optimismo respecto de lo que viene en la Argentina», señaló, y aseguró que el próximo será un gobierno «en el que va a primar la moderación política». «En Argentina no viene el cuco, viene una fuerza política moderada, responsable, ordenada».

En una entrevista con corresponsales argentinos, el candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires, afirmó que venía a Washington para destacar “que la Argentina va a elegir el camino de la colaboración, tanto desde el punto de vista de la política interna como internacional” y que el país va hacia “un gobierno en el que va a primar la moderación política”. En el plano económico, enfatizó que “el ajuste ya pasó” y que “es hora de pasar al crecimiento como herramienta de solución de los problemas”.

Comentarios

comentarios