¿Diáspora en la oposición del Concejo Deliberante de San Martín?

17 septiembre, 2019

El oficialismo de San Martín se muestra tranquilo para lo que viene en el Concejo Deliberante. El Frente Todos tendrá una bancada robusta y unificada. Y en la oposición, con las incógnitas que tiene Cambiemos para 2020, creen que podrían haber tres bancadas que trabajen de manera autónoma.

El futuro de Cambiemos es una incógnita para después del 10 de diciembre. La imagen política del presidente Mauricio Macri quedará deteriorada y el mando dentro del PRO podría recaer en María Eugenia Vidal o en Horacio Rodríguez Larreta. En el ámbito bonaerense creen que el intendente Jorge Macri buscará posicionarse como conductor. Además, las decisiones partidarias que tomarán la UCR y lo que pueda hacer Carrió en la Coalición Cívica también tendrán incidencia. La transición interna derramará en cada territorio.

En San Martín, el reparto de bancas en el Concejo Deliberante, luego de la abrumadora victoria de Gabriel Katopodis y el Frente Todos en las PASO, será muy favorable al acuerdo de unidad que construyó el peronismo. En 2015 y 2017 Cambiemos había construido una bancada robusta. Para diciembre de 2019 la conformación sigue siendo tentadora, pero en los pasillos del HCD ponen en duda un funcionamiento armonioso.

En el recuento se pueden distinguir a tres sectores que podrían buscar un funcionamiento autónomo. Y no hay que dar por seguro que puedan conformar un interbloque.

Primero hay que repasar a los que terminan su mandato. Daniel Mollo ya no está en las filas amarillas. Es amigo del presidente Macri fruto a su trabajo en Boca Juniors, pero hoy es el primer candidato en la lista de Lavagna y pelea por perforar el piso para renovar su banca. Quedó muy cerca en las PASO y salió a hacer campaña fuertemente. Si consigue llegar al 8,3% es difícil pensar que pueda ser parte de la bancada de Juntos por el Cambio.

Otro que se va es un concejal récord. Luego de cuatro periodos en el deliberativo, Gustavo Suárez dejará su lugar y no renovará.

Así, teniendo en cuenta la cosecha de las PASO, Juntos por el Cambio podría aportar cuatro concejales: un macrista puro, un radical, y dos ivoskistas.

En el oficialismo de San Martín creen que la oposición estará muy dividida. Y que habrá una bancada peronista muy robusta y unificada. Al menos hasta 2021. Katopodis tendrá tranquilidad en el deliberativo.

Volviendo a la oposición, los concejales ivoskistas son los más numerosos, con las renovaciones de Verónica Dalmón, Emma Rosanó, y la continuidad de Crysthian Micucci e Isabel Álvarez.

Los vidalistas que responden al candidato Santiago López Medrano serán Ramiro Alonso López, que encabezó lista en 2017, y el joven Javier Fernández, que estará al tope de la nómina el 27 de octubre. En esa bancada también podría estar el concejal Ignacio Ruberto, un hombre que ingresó en la lista de 2017 desde el espacio de Carlos Brown.

Pero también aparecería una bancada puramente radical, con dirigentes de extensa trayectoria que trabajan junto al diputado provincial Walter Carusso. Allí está la concejal Marcela Mancini, y se sumaría Ricardo Magnano a partir del 10 de diciembre.

La cohesión de la oposición sanmartinense dependerá de lo que suceda en la estructura superior.

Comentarios

comentarios