Cecilia Moreau: “Las expresiones de Juan Grabois y Hebe de Bonafini son desafortunadas”

6 septiembre, 2019

La diputada nacional del Frente Renovador, que busca renovar su banca con el Frente de Todos, dijo no compartir las opiniones del dirigente social y la Madre de Plaza de Mayo. Dijo que es urgente declarar la Emergencia Alimentaria y se mostró confiada para las elecciones de octubre. Entrevista.

Por Franco Pistone.

“Juan (Grabois) sin dudas tiene una representación territorial a través de las organizaciones sociales, es un hombre que ha estado en la calle siempre. Pero no son las caras visibles ni van a estar sentados en el Congreso tomando decisiones, ni son Alberto (Fernández)”, lanzó la diputada nacional Cecilia Moreau, sexta en la lista de candidatos a diputados nacionales del Frente de Todos en la provincia, en una entrevista exclusiva con La Noticia Web.

Habló de las medidas económicas que impulsó el Gobierno luego de las PASO y dijo que no las ve “sinceras u honestas” y que “tienen que decir cómo las van a financiar”.

¿Cómo estás viviendo los movimientos del Gobierno en estos momentos inter-electorales?

Como lo estamos viviendo todos. Con mucha preocupación, con mucha expectativa de que no hagan más macanas de las que ya hicieron, y esperando que llegue la elección de octubre. Que la gente tome una decisión que, a mi entender, va a ir en el mismo sentido que en la de agosto, y con la tranquilidad de que a partir del 10 de diciembre va a haber un Gobierno, que es el del Frente de Todos, que va a reordenar las prioridades. Las prioridades tienen que ver con los que más necesitan, los sectores que están afuera de la economía, los más vulnerables, el hambre en los pibes, eso me parece que es urgente.

¿Esperan un mayor caudal de votos?

Puede ser, seguramente va a votar más gente que la que votó en agosto. Siempre hay una tendencia a que los resultados se incrementen en función de que vota más gente. Pero la verdad es que nosotros estamos todos los días caminando por distintos lugares de la provincia de Buenos Aires. Lo que hoy nos importa es el mano a mano, poder conversar, la cercanía. Yo estoy confiada, pero tampoco quiero pecar de soberbia y de que las cosas están resueltas. La gente está pensando en otra cosa, la está pasando mal. Me parece que no hay que sobreexponer un tema que está prácticamente definido.

Estas medidas que viene tomando el Gobierno desde agosto: la quita del IVA, los bonos, el congelamiento de los combustibles, ¿qué opinión te merecen?

Son manotazos de ahogado. No las veo sinceras u honestas. Obviamente no estoy en contra de la quita del IVA y los aguinaldos porque es un proyecto que nosotros presentamos hace tres años y medio en el Congreso desde el Frente Renovador. El problema es que a tres meses de la elección tienen que decir cómo lo van a financiar, sacándole plata a las provincias. Lo que termina siendo es una transferencia de recursos. Me duele que no hayan pensado esto hace tres años atrás y no hayan llamado a todos los sectores de la industria, del trabajo, del campo, para discutir en serio un plan de Gobierno. Cuatro años después terminan habiendo generado ellos mismos la deuda más grande de la historia argentina y habiéndose llevado la plata, porque nadie sabe dónde está la plata.

¿Cómo te interpela toda esta situación de que algunos sectores quieran declarar la Emergencia Alimentaria?

Yo creo que es un urgente declararla. Pero no es que lo creo ahora, lo venimos planteando hace cuatro años en distintos proyectos firmados. Uno va viendo como se fue deteriorando muy rápidamente la vida de la gente, como el salario perdió contra la inflación y sobre todo en los alimentos, que fueron el sector con más incremento tuvo. Mirá lo paradójico, ¿no? Para mi uno de los hechos más contundentes es que bajó el consumo de leche en Argentina. El chico malnutrido entra al colegio en condiciones de desigualdad, entra al mercado laboral –si es que consigue hacerlo– en condiciones de desigualdad. La leche, en los primeros dos años de vida, es la mitad de la fuente de vitamina, de proteína de la alimentación.

¿Qué pasa con las declaraciones de personas como Juan Grabois o Hebe de Bonafini, que quizás a aquellos que están dentro de lo se entiende por indecisos les terminan pareciendo muy extremistas?

Nosotros somos un frente plural y heterogéneo, formado por distintos partidos políticos. En el caso de Juan o de Hebe me parece que son expresiones, a mi entender, desafortunadas, con las cuales yo no comparto. Pero tampoco soy quién para imponer para imponerles el pensamiento. Lo que me preocuparía es si Alberto, o Cristina, o Axel o Sergio, que son quienes lideran este espacio, hacen esas declaraciones. Ahí si creo que estaríamos en un tema. Pero bueno, son opiniones individuales que no comparto y que tienen derecho a hacerlas porque la libertad de expresión en Argentina hay que cuidarla. Juan sin dudas tiene una representación territorial a través de las organizaciones sociales, es un hombre que ha estado en la calle siempre, pero no son las caras visibles ni van a estar sentados en el Congreso tomando decisiones, ni son Alberto.

Más allá de que ustedes como oposición quieran que lógicamente Macri termine su mandato y llegue al 10 de diciembre. ¿Creés que los movimientos que hace los hace en función de una resignación porque sabe que se va o es más bien por intentar revertir el resultado de las PASO?

Yo creo que uno de los problemas grandes que hoy tenemos es que está en modo candidato y ya no le importa nada. El camino de seguir siendo presidente y dejar la Argentina lo mejor posible de acá al 10 de diciembre es el que no eligió. Entonces me parece que es una de las cuestiones más complicadas que tenemos en este período de transición.

El Frente de Todos reunió muchos espacios que en algunas cuestiones puntuales piensan muy distintos. ¿Va a haber una especial preocupación a partir del 10 de diciembre para que en la Cámara no se produzcan ciertos quiebres?

Obviamente, nosotros vamos a trabajar en la Cámara donde el principal desafío sea que funcione, porque la verdad que este último tiempo Cambiemos, entre otras cosas, clausuró el Congreso. Pero además, a mi la poca pero clara y contundente experiencia parlamientaría que tengo me dejó la certeza de que si no trabajamos en la búsqueda de consenso y diálogo es muy difícil que ninguna ley prospere, como también es muy difícil que ninguna ley prospere sin presupuesto. Me parece que hay que hacer una reestructuración de las tareas del Estado, como la de Salud, Educación, Ciencia y Técnica. Legislar todo lo que se va a tener que legislar, pero básicamente ponerle presupuesto, ponerle pilas y ponerle prioridades a los primeros dos años de Gobierno porque las necesidad son lo más urgente. Como dice Axel, nosotros vamos a tener el desafío de gobernar una provincia que hace muchos años viene con dificultades pero que en los últimos cuatro años se han agravado todos los problemas.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA