Buscaban venganza con un ladrón y asesinaron a una persona inocente

5 septiembre, 2019

El sábado por la noche un hombre inocente fue asesinado en Villa Ballester. Un grupo de 8 personas salió a perseguirlo. Querían tomarse venganza de un robo sucedido 10 días antes. Yésica Vega detalló los minutos previos y posteriores del momento en el que su cuñado, Jonatan Sagardoy, fue perseguido y recibió un disparo en la axila.

Jonatan Ezequiel Sagardoy fue asesinado por una de las ocho personas que lo persiguieron al confundirlo con un delincuente el sábado a la madrugada, mientras se dirigía a la casa de un amigo en la localidad de Villa Ballester, partido de San Martín.

El hombre de 32 años, casado y padre de una pequeña, permaneció internado durante más de tres días en el Hospital Castex de San Martín, lugar en el que fue sometido a una cirugía que determinó que el proyectil calibre 22 ingresó por su axila derecha culminó alojado en la ingle, hecho que le generó un daño interno irreversible.

Su familia se mantuvo a su lado durante las horas que estuvo internado y comenzó a recibir la versión de que Jonatan había sido asesinado a bordo de su Peugeot Partner gris tras ser señalado como el autor del robo que 10 días atrás habría sufrido una de las ocho personas que lo persiguió a bordo de motos y vehículos.

Fue por eso que Yésica Vega, cuñada de Jonatan, publicó un video de más de 13 minutos de duración en su cuenta de Facebook relatando los hechos y describiendo al hombre que trabajaba desde hacía diez años en la sección carpintería de «Easy».

«Salió como siempre, normal, en su camioneta, a pasear con sus amigos en Villa Ballester, a juntarse en una casa a tomar algo y escuchar música», comenzó Vega, quien indicó que -junto a un amigo- previo a ello, Jonatan pasó por la casa de otro amigo para saludar y «avisar que no iba a poder quedarse».

«Allí dos coches y una moto lo encajonaron y se le cruzaron. Jonatan le dijo unas palabras, nervioso, y esta persona sacó un arma y disparó por el lado del acompañante. Jonatan atinó a irse porque él creyó que le estaban robando. De atrás le volvieron a disparar, le rompieron el vidrio trasero y ese disparo hirió al amigo, le raspó el brazo. Siguió manejando, se encontró con un control policial y le pidió que lo siguieran hasta el hospital más cercano», continuó Vega.

El suceso ocurrió el sábado pasado alrededor de las 0:20, en la intersección de las calles Montevideo y San Pedro. Jonatan, sin desvanecerse, condujo hasta el Hospital Castex. «Llegó manejando. Estacionó en la parte de guardia de emergencias, se bajó y cuando fue a avisar que tenía un balazo se desplomó. Lo último que pensó es que le querían robar. Hoy sabemos que los que participaron fueron cayendo, uno a uno», dijo su cuñada.

«Eran ocho los tipos que lo venían persiguiendo. Había uno en la Renault Master, tres en el Fiat Palio, dos en la Renault Partner y dos en la moto. Dos se bajaron y fueron a increparlo. El que tenía el arma se acercó por el lado del acompañante de la camioneta de Jony, que tenía la ventanilla baja, y sin mediar palabras le pegó un tiro que le ingresó por la axila derecha», precisó Oscar Olivieri, cuñado de la víctima, quien viajaba en un auto detrás de la víctima.

«Los que hirieron y mataron a Jonatan son del barrio. Esta gente, hasta donde se sabe, es oriunda de Ballester. La historia es que a un gil le entraron a la casa, le afanaron todo. Eso no está bien. Y quedó resentido porque le sacaron todo. Parece que quedó impune lo que le hicieron. Pasaron 10 días. Esta gente se juntó a comer un asado y uno de ellos le indicó al que fue robado hace 10 días: ‘Me parece que vi la misma camioneta que te afanó'», sostuvo Vega.

A partir de allí la discusión, el primer disparo, el escape de Jonatan, el segundo disparo y la llegada al hospital. «Por favor, ¿cuántas camionetas hace una empresa del mismo color y del mismo modelo? Todos los que estaban comiendo el asado tomaron la decisión de ir a hacer justicia por mano propia», expresó la cuñada de Jonatan.

«Jony era una buena persona. El único defecto que tenía Jony era juntarse en una casa a tomar algo con sus amigos. Jony trabajaba todos los días, era un chico espectacular, en el trabajo, la familia, el barrio lo adoraban. Era una persona de bien. Destruyeron a la familia, a los amigos, a los compañeros de trabajo de Jony, que también son personas de bien. Todo por la pelotudez de la justicia por mano propia. Esa cosa brutal y arcaica que la gente cree que es lo bueno. No es lo bueno. El que te dispara sin preguntar es igual de pelotudo que un chorro», prosiguió Vega, quien se quebró en llanto al recordar a la víctima que no tenía ningún antecedente penal.

«Jonatan no se merecía lo que le pasó. Él luchó cuatro días. Ese mismo viernes a la madrugada, todo el sábado, todo el domingo y el lunes. Si fuera un hijo de puta, 23 personas no irían a donar sangre. Quiero que descanse en paz, esto es para largo. Jony no te preocupes, la Justicia va a demostrar que esta gente es arcaica, bruta e igual de basura que cualquier asesino», completó.

El presunto autor material del disparo, identificado como Guillermo Nicolás Gómez (26), se entregó en la comisaría 9na. el domingo por la tarde y quedó aprehendido.

La causa está a cargo del fiscal Fabricio Iovine, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de San Martín, quien ya solicitó al Juzgado de Garantías interviniente que convierta la aprehensión de Gómez en detención, mientras analiza la responsabilidad de los otros implicados.

FUENTE: Infobae.com

Comentarios

comentarios