Valenzuela llama a tener un “debate municipal con corte de boleta”

20 agosto, 2019

El intendente negó durante todo el año cualquier estrategia que buscara despegarse de Mauricio Macri, y fue uno de los defensores de Cambiemos en el conurbano. Ahora, con Vidal prácticamente afuera de la pelea por reelegir en la provincia, y el presidente como «salvavidas de plomo», Valenzuela y sus colegas oficialistas admiten que mover el aparato municipal para fomentar el corte de boleta es la única opción que les queda.

El intendente de Tres de Febrero Diego Valenzuela ya decidió cómo será su campaña pensando en las elecciones Generales del 27 de octubre. Al igual que otros colegas de Cambiemos, evitó referirse a los problemas que trajo en los distritos la crisis económica a nivel electoral y la caída de la imagen del presidente Mauricio Macri. Pero ahora, con el resultado puesto y el visto bueno de la gobernadora María Eugenia Vidal, cada jefe comunal tiene vía libre para dar batalla por sus comunas.

Valenzuela y Vidal cosecharon 10 mil votos más que Macri en Tres de Febrero. Es una foto de lo que sucedió en todos los distritos gobernados por intendentes de Cambiemos, que han podido mejorar el desempeño del presidente.

Pero el revés electoral al oficialismo fue tan grande que algunos quedaron muy lejos de la pelea para lograr las reelecciones.

En ese marco, la lista de Valenzuela quedó 12 puntos y 25 mil votos detrás del acumulado de las cinco listas del Frente de Todos en el distrito. En el oficialismo febrerense mencionan que la candidatura del intendente fue la más votada. Es cierto, pero es difícil pensar que Juan Debandi no pueda quedarse con la totalidad de los votos que disputaron esa interna. El diputado provincial tuvo casi 52 mil votos, bastante menos que el intendente. Pero el mensaje de respaldo a Alberto Fernández y Axel Kicillof fue contundente.

En Tres de Febrero, Alberto Fernández cosechó el 47,45%, Axel Kicillof el 46,80% y el Frente Todos con la interna entre cinco listas llegó al 46,38%. En tanto que Juntos por el Cambio tuvo a Macri con 30,75%, a Vidal con 34,38% y a Valenzuela con 34,58%. La pelea que buscará dar Valenzuela el 27 de octubre es durísima.

“La sumatoria de las listas del frente de Todos está 10 puntos arriba. Los vamos a descontar”, enfatizó Diego Valenzuela en el programa de TV de Luis Novaresio. El intendente ya se muestra libre para desarrollar una estrategia propia. Además comenzó un recorrido por medios nacionales para explicar las razones de la derrota. “hubo una motivación de voto que mezcló la advertencia y la sanción. La recomposición del cuadro tarifario fue muy brusca para muchos vecinos. Muchos de esos votos no volverán porque la situación no va a mejorar en estos meses. Hay que tener la máxima autocrítica”, agregó en el estudio de televisión.

Sobre el peso que le provocó el flojo desempeño de la boleta nacional, admitió que “es muy difícil revertir esa situación con obras o gestión municipal. Nosotros generamos muchos cambios, yo reemplacé a un intendente de 24 años y con un municipio abandonado. Estamos mucho mejor pero ante una motivación económica fue muy difícil”.

En la misma línea, y explicitando la estrategia para los próximos dos meses, en diálogo con Alfredo Leuco en radio Mitre, el intendente Valenzuela manifestó:

“Claramente tenemos una buena oportunidad, con una gestión municipal con mucho apoyo, separando la situación económica de las mejoras que se hicieron en el municipio. No volver atrás, no volver al pasado del barón del conurbano, que no está en la lista pero su propuesta y la gente que los representa tiene los mismos valores. No queremos volver a los punteros y a la desidia que la gente conoce muy bien”.

“Voy a convocar, con mucha responsabilidad, a tener un debate municipal, defender lo local, y reflexionar sobre nuestro derecho a elegir. La boleta tiene una línea punteada y es una oportunidad para defender al Municipio con corte de boleta de ese pasado que no queremos que vuelva”, agregó, en un claro aliento al corte de boleta.

Desde Tres de Febrero, y en todos los distritos donde se buscará revertir el resultado, tienen como ejemplo el trabajo territorial de San Isidro y de Vicente López, pero sobre todo estudian los fenómenos de corte de boleta que se dieron en Tigre con Ubieto, en San Fernándo con Andreotti que pudo ganar con boleta corta, o en San Miguel con Joaquín De La Torre, hoy en el gabinete de Vidal, que pudo dar vuelta 12 puntos de diferencia.

Hace pocos días hubo una reunión importante entre los jefes comunales. Acordaron defender a Vidal y resaltar los logros de la gestión bonaerense. Pero de Macri ni se habló. En las generales se repartieron boletas con la imagen del presidente escondida.

Ahora habrá un discurso directamente municipalizado que rescatará las políticas regionales de la gobernadora. Durante la campaña cada uno explicará las obras y programas que se aplican desde las comunas, y la necesidad de no cortar a mitad de camino una gestión territorial que mostró herramientas para mejorar la calidad de vida, a pesar de la inocultable crisis económica que se craneó en Balcarce 50.

El discurso municipalizado no es solamente una estrategia para poder trabajar masivamente el corte de boleta, también repartiendo la boleta del Frente de Todos, sino que también mira al futuro, cuando Cambiemos transita un camino irrefrenable a una reformulación, que incluso pueda dinamitarlo. Y a partir de diciembre, cuando los que consigan el milagro de defender sus comunas deban gestionar en diálogo con Axel Kicillof.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTICIAS

Encuesta

¿Cómo considera que está la situación económica actual del país, en comparación a un año atrás?

Cargando ... Cargando ...
VIDRIERA POLÍTICA